SOCIEDAD

La Mara, el Pudú, dos felinos pequeños y tres especies de cetáceos entre las especies vulnerables en la región


Así se desprende de la “lista roja” de las especies consideradas frágiles que hace pocos días presentó la Sociedad Argentina para el Estudio de los Mamíferos (SAREM)
18/11/2019 12:04

986

El 24% de los mamíferos argentinos está en riesgo de extinción, ya sea en peligro crítico o vulnerables, entre ellos el yaguareté y el carayá rojo, un mono aullador que habita en el noreste del país. También han desaparecidos en dos zorros y la llamada “nutria gigante”.

Otro animal más vulnerable es la mara (liebre patagónica) propia de la región austral, sobre todo en nuestra zona.

Según el informe, el atropellamiento por ruta aparece, después de la caza, como el segundo factor importante de muerte de mamíferos en la extensión geográfica del país, además factores como la expansión de la frontera agropecuaria y la actividad pesquera provocan la muerte sistemática de ejemplares.

Entre las especies más vulnerables se encuentran el yaguareté y el "carayá rojo", un mono aullador que habita en el noreste del país.

"Son especies que presentan un alto grado de amenaza, lo que significa que si no se revierte la situación en pocas generaciones más no quedarán más ejemplares" explicó Diego Varela, del equipo de investigadores del Conicet Misiones.

En ese mismo rango de "peligro crítico" se encuentran otras cuatro especies para las que se requerirán políticas activas.

En la región patagónica hay varias especies que aparecen calificadas como Vulnerables, es decir que “se considera que se está enfrentando a un riesgo de extinción alto en estado de vida silvestre”. En ese listado se puede incluir a la Mara o liebre patagónica, sobre la cual se detalla que “no hay información disponible sobre la abundancia ni tendencia poblacional (actual o pasada en todo el rango de distribución). Existen amenazas relacionadas con pérdida o degradación de hábitat, caza y especies exóticas pero no hay evidencias de la relación cuantitativa que puede existir entre estos factores y el número de individuos maduros para establecer una hipótesis”.

En el informe se asegura que “los factores que amenazan a la especie no han cesado y se espera un aumento en la extensión afectada por pérdida o degradación de hábitat en los próximos años”.

Otro de los animales que tiene la misma calificación es el Pudú, una especie endémica de los bosques templados y costeros sudamericanos de Argentina y Chile. En la actualidad su distribución se extiende desde el sudoeste de la provincia de Neuquén, norte del Parque Nacional Lanín, hasta el Parque Nacional Los Alerces, en el noroeste de Chubut.

“Las amenazas para esta especie en Argentina incluyen la pérdida y fragmentación del hábitat, los atropellamientos en rutas, la caza ilegal y el impacto de especies exóticas invasoras (EEI)”, que para el caso van desde el ganado vacuno o el ciervo colorado, en cuanto a competencia por alimentación, hasta perros sueltos.

Dos felinos menores, como el Gato Huiña en la zona cordillerana y el Gato de los Pajonales en casi toda la extensión patagónica, también se encuentran considerados entre las especies vulnerables, además de tres especies de mamíferos marinos que habitan la zona costera de Patagonia y gran parte del litoral marítimo: la Franciscana, el Delfín Nariz de Botella y el Cachalote.

El amplio informe presentado en los últimos días da cuenta de tres especies consideradas como “Extintas” en nuestro país: el Zorro Lobo de Malvinas, el Zorro Lobo Continental lobo continental y la Rata Acuática Grande. También tienen una calificación similar, pero a nivel regional el Lobo Gargantilla y el Colicorto de una Raya.

Entre las especies consideradas en “Peligro Crítico” a nivel país se puede citar a la

Rata Vizcacha de Los Chalchaleros; Rata Vizcacha Dorada; Tuco-Tuco de Roig; Rata Nutria del Atuel; Yaguareté; Aullador Rojo y el Tuco-tuco de d’Orbigny.


conservación fauna