POLICIALES

Puerto Madryn: la Policía Federal secuestra éxtasis, cocaína ymarihuana

Los policías federales concretaron diferentes diligencias procesales que permitieron el secuestro de una importante cantidad de estupefacientes en la ciudad del Golfo.

21/11/2019 02:00

En los procedimientos efectuados durante el pasado fin de semana en Madyrn hubo cuatro detenciones.

740

La Policía Federal Argentina con asiento en Puerto Madryn realizó el último fin de semana largo distintos controles tanto vehiculares como poblaciones en diversos puntos de la ciudad del Gofo y en horarios especialmente establecidos.

Como resultado de dicho operativo se logró decomisar una importante cantidad de estupefacientes que tenían como destinatarios jóvenes consumidores de Puerto Madryn, que son los más vulnerables de esta cadena ilícita.

En diversos procedimientos pudo detener a cuatro hombres que se dedican a la comercialización de estupefacientes y poner a todos ellos a disposición del Juzgado Federal de Rawson, a cargo del doctor Lleral quien dispuso sus detenciones.

En los operativos se secuestraron más de 100 dosis de marihuana en trozos y cigarrillos armados listos para su consumo, también se secuestraron más de 20 dosis de cocaína de máxima pureza lista para su venta, además de balanzas de precisión, celulares y una suma superior a los $ 20.000 en efectivo.

Sin embargo, lo que llamó más la atención de los efectivos fue el secuestro, en horas de la madrugada y en cercanías de un local bailable céntrico una gran cantidad de pastillas de éxtasis, droga que hasta el momento casi no se había visto en la ciudad en los diferentes operativos que se realizan con asiduidad, pudiendo detener también al vendedor de esta sustancia quien hasta ahora permanece detenido.

La MDMA o más conocida como éxtasis es una drogas sintética, que más allá de provocar una falsa sensación de bienestar, empatía con los demás, como así también la intensificación de la percepción sensorial, puede causar varios efectos secundarios agudos y potencialmente poner en riesgo la vida, con síntomas como presión arterial alta (hipertensión), desmayos o mareos, ataques de pánico y, en casos graves, pérdida del conocimiento y convulsiones.