ECONOM√ćA

Según un informe privado, Chubut está entre las provincias de peor rendimiento entre 2015 y 2019

En el primer semestre de 2019 en comparación con el mismo período de 2015, la provincia tuvo una caída del 11%. Mientras que en lo que refiere a la masa salarial privada, la pérdida del poder adquisitivo en el período de los cuatro años (teniendo en cuenta el factor inflación) fue del 17%.

24/11/2019 02:00

1.044

Un informe elaborado por la consultora Iaraf mide una serie de variables en las provincias para determinar cuál el comportamiento económico entre 2015 y 2019. Chubut figurar entre las cuatro provincias con peor performance en la actividad económica en esos cuatro años.

Así, por ejemplo, al tomar el primer semestre de 2019 contra el mismo período de 2015, la caída llega al 11% en la actividad económica de la provincia. La peor fue Catamarca con un desplome del 19% en la comparativa, luego Santa Cruz con -13% y acompaña a Chubut con una caída del 11% La Rioja. En la comparativa 2015 vs 2019 las únicas jurisdicciones en positivo son La Pampa (+5%), Córdoba (+2%) y Santa Fe (+1%).

Estancamiento

Según afirman desde Iaraf “en estos últimos años, el estancamiento y las diferentes devaluaciones terminaron generando una significativa caída en el poder de compra de la población en todas las provincias argentinas, que explica la abrupta caída en las ventas comerciales, especialmente en aquellas de bienes de consumo postergable, como los autos. Es decir, hablamos de un impulso privado negativo”.

En el caso de Chubut, en el cálculo de la masa salarial privada, la merma en el poder adquisitivo fue del 17% en la comparativa 2015-2019. En este rubro todas las provincias estuvieron en negativo.

“Llamativamente, este fenómeno ha sido menos acentuado en buena parte de la región pampeana, pero muy marcado en otras provincias, caso de Catamarca (minería) y Tierra del Fuego (promoción industrial). Estas diferencias están en parte vinculadas con el factor exportaciones”.

Respecto al denominado “impulso exportador” se detalla que en 2016 se redujeron impuestos a la exportación y se quitaron distinto tipo de restricciones, mientras que desde mayo de 2018 el dólar se encareció notoriamente. “Estos factores repercutieron positivamente en aquellas provincias con mayor sesgo exportador. Aun vendiendo el mismo monto en dólares, se beneficiaron al percibir un dólar más caro. La región más exportadora es la Pampeana”.

Provincias petroleras

“Podría pensarse que varias provincias petroleras y mineras también son muy exportadoras (por ej, San Juan). Pero si en algunos casos aparecen con un impulso negativo, es señal de una importante disminución en sus exportaciones (por ej. Santa Cruz)”. En este caso, con los valores cruzados por la inflación, Chubut se mantuvo sin crecimiento de acuerdo al relevamiento de la consultora.

Impulso fiscal: el gobierno puede movilizar la actividad económica, quitando menos recursos a la población y empresas (menos impuestos), y otorgado más fondos (vía mayor gasto público). Esta política expansiva es posible cuando el gobierno tiene un margen financiero, sea con superávit fiscal, o reduciendo ahorros o endeudándose.

Las provincias más beneficiadas con las exportaciones, no fueron fiscalmente contractivas, observándose que su recaudación de impuestos se rezaga con respecto a la inflación. En algunos casos también hubo expansión del gasto público.

Esto no ocurrió en varias provincias norteñas, que generalmente son más dependientes de fondos nacionales. Debido a su debilidad financiera, en el periodo de cuatro años, sus gobiernos tendieron a elevar la recaudación de sus impuestos provinciales, y a ser más moderados en su gasto primario. Es decir, fueron contractivos en un periodo recesivo. Su impulso fiscal resultó siendo negativo. Aquí otra vez Chubut se mantuvo estable.

Vaca Muerta

“Cabe agregar un cuarto impulso, que es el rol que juegan los principales productos en algunas provincias poco diversificadas. Por ej., el impulso Vaca Muerta ha movilizado Neuquén, que tuvo una mejor performance que otras provincias. En cambio, la menor extracción de cobre afectó seriamente a Catamarca, y algo similar sucedió con Santa Cruz y su petróleo.Resumiendo, en estos cuatro años, hubo una caída en la actividad económica en la mayoría de las provincias argentinas (considerando hasta la primera mitad de 2019). En buena parte, se debió a un impulso privado negativo, con población con menor poder de compra, tanto por el estancamiento como por el ajuste generado por las distintas devaluaciones”, afirman desde Iaraf.

Y concluye el informe: “En este difícil contexto, algunas provincias pudieron compensar con un impulso exportador positivo, principalmente las que más venden al exterior. Mientras que, por otro lado, aquellas jurisdicciones que no son exportadoras, y más dependiente de fondos nacionales, tendieron a aplicar una política fiscal contractiva (menos gasto y más impuestos), generando un impulso fiscal negativo, agravando la crisis en sus lugares. Entre las más complicadas se hallan varias provincias norteñas”.