DEPORTES

Sin Federal B, los clubes ahorran un 66% en costos


En la primera fase, en promedio, cada club que juega el Patagónico gastó $210.000 en policía, ambulancia y arbitrajes. Si el Federal B se jugase, habría gastado $630.000. Con el nuevo orden, cada equipo emplea un tercio del dinero que usaría si existiese el Federal B.
26/11/2019 02:00

931

Por Francisco Caputo

Los números hablan. Y brindan un dato concreto sobre el fútbol del interior. La eliminación de los Federales B y C en 2018 le ahorra a los clubes un 66% en gastos de ambulancia, policía y arbitrajes.

Según un relevamiento hecho por Jornada, abrir una cancha para un club en el Clasificatorio Patagónico tiene un monto estimado de $70.000. Allí se engloban pagos por efectivos policiales, servicios médicos y referís.

Un tercio menos

En la actualidad, un club, por participar de un torneo interligas del Interior profundo, emplea un tercio del dinero que emplearía si se jugase el Federal B

La primera fase del Patagónico consta de tres partidos en condición de local, por lo general. Eso arroja un total de $210.000 de gastos operativos.

En esta época del año, solía jugarse el Federal B,. La primera fase constaba de nueve partidos en condición de local por equipo. Eso arrojaría un total de $630.000. Serían diez mil dólares.El número podría ser más abultado si se considera que hubo ediciones del Argentino B con 14 partidos de local.

Dichos números vuelven a explicar porque el 90% de los clubes en febrero de 2018 avaló la eliminación de los Federales B y C. A la AFA, a cuestionar la decisión, solamente se acercó un 10%.

La realidad vuelve a convalidar la decisión de Pablo Toviggino, presidente del Consejo Federal, de derogar dichos torneos al ser muy costosos.

El cambio

Tal como se expresó en reiteradas ocasiones, los Argentinos B y C se desarrollaron en una economía floreciente en la Argentina.

En 2005, el dólar costaba tres pesos, la inflación no superaba los dos digitos, el crecimientto de la economía era a tasas chinas y el dinero fluía a todo nivel.

Al ver esa realidad, el Consejo Federal diseñó esos torneos con fines recaudatorios. Eso se tradujo en una explosión de equipos. Más clubes, más caja.

Con el cambio de gobierno en 2015, el panorama económico se complicó. Los clubes empezaron a acumular deudas con una recesión incipiente en la economía. No disponían del dinero de antaño para poder competir. En 2016, hubo un aviso. Al certamen de transición del primer semestre del año, desertó el 50% de los clubes con plaza fija en el TFB.

En 2018, se vislumbraba el escenario actual. Las deudas acumuladas de los clubes eran históricas. Un informe publicado por Jornada del 23 de febrero del 2018 lo muestra. Por lo bajo, las instituciones pedían socorro ante una estructura insostenible.

Hubo un cambio por una esquema de menos partidos con el propósito de disminuir los costos para los clubes. En el Regional 2019 ocurrió y ocurre en los torneos clasificatorios de las distintas federaciones.

Ese esquema es oxígeno para las tesorerías de los equipos. En la actualidad, la recesión (la caída de la activida económica) se combina con una elevada inflación que no cesa (cerca del 50% se proyecta a fin de año), mientras que la moneda norteamericana se ubica en torno a los $63.

Los números, números son. Y ratifican una vez que el nuevo orden es ahorro para los clubes y por ende, una gran bocanada de aire.


Crisis Federal B Liga del Valle Presupuesto