PROVINCIA

Otro “corderazo” para seguir reclamando por “mejores políticas para los pequeños productores”


Durante esta semana habrá dos nuevos “corderazos” en la región cordillerana. El primero se realizará este miércoles en el Paralelo 42°, mientras que el segundo se llevará a cabo el próximo jueves en la plaza de Lago Puelo, con el fin de que productores ganaderos puedan construir circuitos cortos para la venta directa de la carne.
06/01/2020 13:46

1.101

Por Fernando Bonansea.

Juan Pablo Acosta, referente de la Unión de Trabajadores de la Tierra, confirmó ayer que durante esta semana habrá “dos nuevos corderazos en la región, producto del trabajo que venimos llevando adelante desde hace un mes a través de la construcción de circuitos cortos para la venta directa de la carne producida por los compañeros de nuestra organización”.

En detalle, las ventas serán este miércoles 8, desde las 16.30, en el Paralelo 42°, a la vera de la ruta nacional 40, donde se expenderán corderos faenados a $330 el kilo. En tanto, el jueves 9, desde las 11, será en la plaza de Lago Puelo hasta donde llegarán con 70 corderos y 30 chivitos en pie, a un costo de $3.000.

Al respecto, el dirigente de la U.T.T. valoró que “con el municipio de El Maitén hemos dado un paso importante, que nos permite un cambio sustancial en la forma de comercialización, ya que podemos llegar a los consumidores con los animales faenados en el matadero local, con cadena de frío y todas las normas de sanidad aseguradas”.

Sumó “todo el andiamaje administrativo de las organizaciones participantes, para poder acercarnos a los sectores más postergados de los pueblos de la Comarca Andina, que hace mucho tiempo no están comiendo carne porque estamos en una situación de crisis alimentaria. Más allá de estos corderazos, tenemos otras propuestas para comenzar a resolver esta coyuntura. Queremos comenzar a estructurar otros procesos que nos permitan llevar estos productos directamente a los barrios. A futuro, se pueden sumar otros rubros hortícolas y miel”, adelantó.

En coincidencia, Acosta destacó que “el objetivo de estos corderazos tiene además la premisa de reclamar a los estados provinciales del Chubut y Río Negro mejores políticas para los pequeños productores de la meseta, aún cuando con los municipios de Lago Puelo y El Hoyo se viene trabajando de manera coordinada y en diálogo permanente”.

“Seguimos esperando respuestas de los gobiernos patagónicos –insistió-, ya que si solos, como organización de productores, estamos logrando estos avances, esperamos que el trabajo conjunto con instituciones como el Inta y Senasa pueda redundar en un mayor volumen de ventas. Recién después del segundo corderazo (realizado en la plaza de El Hoyo, el domingo 22 de diciembre), hubieron algunos llamados telefónicos, pero en concreto nada”.

Cabe recordar que las familias de pequeños productores ovinos y caprinos de Chubut y Río Negro, organizados bajo la Unión de Trabajadores de la Tierra, “se movilizarán una vez más para hacer visible su reclamo de políticas públicas para el sector, a través de la venta directa, esta vez de chivos y corderos faenados a precios populares, llevando la producción desde el campo a la mesa de la gente y sin intermediarios. Necesitamos que los que se tienen que poner a trabajar lo hagan, estamos demostrando que se puede y que la comercialización directa es una herramienta de lucha para lograr una Argentina sin hambre”, marcaron en un comunicado.

Entre otras organizaciones, integran la Unión de Trabajadores de la Tierra en la región la Cooperativa de Trabajo Puerto Patriada (El Hoyo); la Asociación Apícola de la Comarca (Epuyén); el Grupo de Venta de Lana en Conjunto (Cushamen); la Cooperativa Peñi Mapuche (Ñorquincó); la Cooperativa Chacay Mamil (Gobernador Costa); Huerta Comunitaria (Trevelin); Asociación de Productores “Trabajando Juntos” (Costa del Lepa); Grupo de Hilanderas “Rescatando Cultura” (Gualjaina) y la Asociación de Productores de Río Lepa.

Excluídos

Pablo Nahuelquir, dirigente del Grupo de Venta en Conjunto de Lana de Cushamen, dijo que “hoy muchos productores somos excluidos por la cadena de comercialización. Los pequeños crianceros de ovejas pueden vender la lana, pero los corderos son retenidos, sin posibilidad de venderlos como carne. En algunas zonas, SENASA entorpece el traslado de animales; además la zona no cuenta con la logística e infraestructura adecuada. Es decir, no hay un circuito de comercialización acorde a la necesidad del pequeño productor ni para el consumo local”.

“Es por eso que con cada corderazo queremos plantear propuestas concretas para solucionar este problema, que hace desaparecer a los productores”, recalcó.

En concreto, están pidiendo a los gobiernos del Chubut y Río Negro “la simplificación de trámites administrativos y comerciales; la construcción de espacios de comercialización de la agricultura familiar y el apoyo en logística y distribución, donde las familias productoras percibirán un mejor precio por kilo de carne y las familias de cada localidad accederán a un alimento esencial a precio popular”.