PAÍS & MUNDO

Una intendenta de Entre Ríos renunció a su sueldo y vivirá de su jubilación de docente

Canteros, docente de profesión, asumió su cargo el último 10 de diciembre de 2019 y se convirtió en la primera mujer intendenta del departamento Federal en entre Ríos.

06/01/2020 20:43

Marina Canteros, intendenta de Conscripto Bernardi decidió renunciar al cobro de sueldo como jefa del Departamento Ejecutivo.

1.616

Marina Canteros, intendenta de Conscripto Bernardi -a 177 kilómetros de Paraná, en el departamento Federal- decidió renunciar al cobro de sueldo como jefa del Departamento Ejecutivo, y así se lo hizo saber al Concejo Deliberante. Canteros, docente de profesión, asumió su cargo el último 10 de diciembre de 2019 y se convirtió en la primera mujer intendenta del departamento Federal.

Canteros ya se había convertido en la primera mujer viceintendenta, en fórmula con José Rubén Boxler, que concluyó su administración en diciembre pasado.

La intendenta ha desarrollado su carrera como docente toda su vida en el pueblo: fue maestra, secretaria y hasta alcanzó a suplir el cargo de dirección en la Escuela Primaria N° 48, la única de Conscripto Bernardi. Ya jubilada, accedió al cargo de intendenta de la localidad.

«Prefiero seguir cobrando mi sueldo como jubilada, y así ayudar a la economía de la Municipalidad», la dirigente justicialista. Pero aclaró: «De todos modos, en el pueblo no es novedad. Cuando fue la campaña electoral, yo ya había anunciado que no iba a cobrar el sueldo de intendenta, sólo los gastos de representación», aseguró.

«Estoy en política porque me gusta. He cumplido distintas funciones, fui secretaria de Gobierno y Economía, de Acción Social y la primera viceintendenta», agregó en declaraciones a Entre Ríos Ahora.

En su política de contención del gasto -está negociando con proveedores de qué modo saldar la deuda heredada- de momento no ha designado colaboradores en el Municipio.

«Como adherimos al decreto provincial de asueto, en estos días de receso aproveché para tomarme un tiempo hasta designar a los colaboradores. Además, estamos reestructurando la Orgánica», apuntó.

Conscripto Bernardi, un pueblo de 3.000 habitantes, tiene su mayor fuente laboral en la empresa Motta, que emplea a unos 40 trabajadores y ahora está en una etapa de ampliación. El resto, dependen del Estado, y el Municipio es uno de los principales empleadores.