La caída del precio internacional del langostino que pone en alerta a Chubut

Los cambios en el comercio de China, con la importación masiva de la especie vannamei desde Ecuador, hicieron que haya un derrumbe de las cotizaciones internacionales del langostino. Hay incertidumbre en las plantas pesqueras de Chubut.

18 ENE 2020 - 19:27 | Actualizado

Los datos 2019 muestran que hubo una merma en los desembarques pesqueros de Chubut, que se redujeron en más de 20 mil toneladas respecto a la temporada anterior. Sin embargo, la gran preocupación por estos meses para las empresas del rubro ha sido el derrumbe del precio internacional del langostino que la provincia coloca en los mercados.

Sólo en el último año se redujo un 25% el valor del langostino que se exporta desde Chubut. Una tendencia que todavía no se sabe cómo evolucionará durante 2020, lo que genera una importante incertidumbre.

El langostino es el producto estrella por excelencia para las plantas radicadas en Chubut. Y en 2019 cambios en el mercado de la pesca vinculado a las compras de China hicieron reconfigurar todo el esquema de precios que regían hasta entonces.

Los chinos aumentaron considerablemente las importaciones de un tipo langostino grande (vanammei) proveniente de países como Ecuador. Los bajos precios de la especie, derrumbaron las otras cotizaciones.

Para dar una noción del impacto, desde Ecuador elevaron de 67.000 toneladas en 2018 de langostino vanammei a 280 mil toneladas colocadas en Asia, a través de un proceso intensivo. En comparación, desde la provincia se envió 5 mil toneladas menos en comparación con 2018, y a un valor un 25% más bajo. Lo que provocó una señal de alarma dentro del empresariado.

En diálogo con el Económico, el titular de la firma pesquera Conarpesa, Fernando Álvarez Castellano, explicó que “el gran impacto que ha habido ha sido en este 2019 es por la caída de los precios. Porque China subió tres veces la importación de vannamei y esto hizo que bajará automáticamente el precio para todo el resto de los países”.

“Preocupa muchísimo la baja de los precios. Tenemos que juntar plata, ganas e imaginación para una campaña publicitaria para vender más, porque si no esos precios como siga habiendo vanammei, van a bajar cada vez más y bajarán el nuestro. Y no tenemos ninguna otra alternativa de mercado que volver a reconquistar con alguna estrategia a China y que paguen más de vuelta”.

Desembarques

De acuerdo a los datos de la Subsecretaría de Pesca de la Nación, los desembarques de capturas marítimas de todas las especies en Chubut finalizaron 2019 en las 234 mil toneladas. Una merma de 21 mil toneladas en relación las 255 mil TN de desembarques durante 2018 que registró la provincia. A nivel país, la caída fue en torno a las 16 mil toneladas.

Según el empresariado, los motivos por los que han bajado los desembarques tiene con varios factores que se sumaron, pero que serían circunstanciales. Primero mencionan una huelga grande a final del año pasado con el Somu de Rawson que tuvieron la flota parada durante mucho tiempo.

En segundo lugar, expresan que la pesca a nivel nacional cerró antes. Además de diferentes políticas que se llevaron adelante dentro del Consejo Federal Pesquero por parte de las provincias con el objetivo de preservar el recurso, como las restricciones que viene impulsando hace tiempo ya Chubut.

Hace cuatro años que los desembarques y la actividad para las plantas pesqueras venían en proceso de crecimiento. El 2019 vino a interrumpir esta tendencia. Y si bien generá un impacto económico, no alteró los planes de las pesqueras locales y mucho menos repercutió sobre la mano de obra local.

Menores capturas

Desde Pesca de la Provincia hicieron hincapié en las gestiones que se hicieron ante el Consejo Federal para cuidar el recurso y en ese sentido las limitaciones que se le fueron imponiendo a la flota colorada marplatense para la pesca en aguas lindantes con Chubut.

“En Chubut no impactó, porque de todo lo que vienen a pescar la flota marplatense haciendo números grandes, el 60% de lo que pesca lo compra la provincia y las plantas pesqueras de Chubut. El otro 40% que quizás sea menos abastecen plantas de Rio Negro, Santa Cruz, y fundamentalmente plantas de Mar del Plata. No nos sirve que se lleven el recurso de acá para otras provincias. Con lo que se pescó alcanzó para abastecer a todas las plantas de Chubut. No hay repercusión económica negativa para la provincia”.

De hecho, precisaron que la provincia solicitó que se ponga un límite de capturas en especies como el langostino. Pusieron como ejemplo lo que pasó con la merluza. “Chubut apunta a un nivel de capturas sostenido de 200 mil toneladas permanentes y no que un año lleguemos a las 500 mil y después por 2 o 3 años no podamos pescar nada como ya ha pasado. Como ya pasó con la merluza. Que se pescaban 300 mil toneladas y en un año por decisiones erradas se pasó a pescar 900 mil toneladas y tuvimos 6 o 7 años prácticamente sin pescar merluza con vedas terribles, con crisis pesqueras importantes. Y recién hoy se está recuperando, algo que tuvo su efecto 20 años atrás, en 1999”.

18 ENE 2020 - 19:27

Los datos 2019 muestran que hubo una merma en los desembarques pesqueros de Chubut, que se redujeron en más de 20 mil toneladas respecto a la temporada anterior. Sin embargo, la gran preocupación por estos meses para las empresas del rubro ha sido el derrumbe del precio internacional del langostino que la provincia coloca en los mercados.

Sólo en el último año se redujo un 25% el valor del langostino que se exporta desde Chubut. Una tendencia que todavía no se sabe cómo evolucionará durante 2020, lo que genera una importante incertidumbre.

El langostino es el producto estrella por excelencia para las plantas radicadas en Chubut. Y en 2019 cambios en el mercado de la pesca vinculado a las compras de China hicieron reconfigurar todo el esquema de precios que regían hasta entonces.

Los chinos aumentaron considerablemente las importaciones de un tipo langostino grande (vanammei) proveniente de países como Ecuador. Los bajos precios de la especie, derrumbaron las otras cotizaciones.

Para dar una noción del impacto, desde Ecuador elevaron de 67.000 toneladas en 2018 de langostino vanammei a 280 mil toneladas colocadas en Asia, a través de un proceso intensivo. En comparación, desde la provincia se envió 5 mil toneladas menos en comparación con 2018, y a un valor un 25% más bajo. Lo que provocó una señal de alarma dentro del empresariado.

En diálogo con el Económico, el titular de la firma pesquera Conarpesa, Fernando Álvarez Castellano, explicó que “el gran impacto que ha habido ha sido en este 2019 es por la caída de los precios. Porque China subió tres veces la importación de vannamei y esto hizo que bajará automáticamente el precio para todo el resto de los países”.

“Preocupa muchísimo la baja de los precios. Tenemos que juntar plata, ganas e imaginación para una campaña publicitaria para vender más, porque si no esos precios como siga habiendo vanammei, van a bajar cada vez más y bajarán el nuestro. Y no tenemos ninguna otra alternativa de mercado que volver a reconquistar con alguna estrategia a China y que paguen más de vuelta”.

Desembarques

De acuerdo a los datos de la Subsecretaría de Pesca de la Nación, los desembarques de capturas marítimas de todas las especies en Chubut finalizaron 2019 en las 234 mil toneladas. Una merma de 21 mil toneladas en relación las 255 mil TN de desembarques durante 2018 que registró la provincia. A nivel país, la caída fue en torno a las 16 mil toneladas.

Según el empresariado, los motivos por los que han bajado los desembarques tiene con varios factores que se sumaron, pero que serían circunstanciales. Primero mencionan una huelga grande a final del año pasado con el Somu de Rawson que tuvieron la flota parada durante mucho tiempo.

En segundo lugar, expresan que la pesca a nivel nacional cerró antes. Además de diferentes políticas que se llevaron adelante dentro del Consejo Federal Pesquero por parte de las provincias con el objetivo de preservar el recurso, como las restricciones que viene impulsando hace tiempo ya Chubut.

Hace cuatro años que los desembarques y la actividad para las plantas pesqueras venían en proceso de crecimiento. El 2019 vino a interrumpir esta tendencia. Y si bien generá un impacto económico, no alteró los planes de las pesqueras locales y mucho menos repercutió sobre la mano de obra local.

Menores capturas

Desde Pesca de la Provincia hicieron hincapié en las gestiones que se hicieron ante el Consejo Federal para cuidar el recurso y en ese sentido las limitaciones que se le fueron imponiendo a la flota colorada marplatense para la pesca en aguas lindantes con Chubut.

“En Chubut no impactó, porque de todo lo que vienen a pescar la flota marplatense haciendo números grandes, el 60% de lo que pesca lo compra la provincia y las plantas pesqueras de Chubut. El otro 40% que quizás sea menos abastecen plantas de Rio Negro, Santa Cruz, y fundamentalmente plantas de Mar del Plata. No nos sirve que se lleven el recurso de acá para otras provincias. Con lo que se pescó alcanzó para abastecer a todas las plantas de Chubut. No hay repercusión económica negativa para la provincia”.

De hecho, precisaron que la provincia solicitó que se ponga un límite de capturas en especies como el langostino. Pusieron como ejemplo lo que pasó con la merluza. “Chubut apunta a un nivel de capturas sostenido de 200 mil toneladas permanentes y no que un año lleguemos a las 500 mil y después por 2 o 3 años no podamos pescar nada como ya ha pasado. Como ya pasó con la merluza. Que se pescaban 300 mil toneladas y en un año por decisiones erradas se pasó a pescar 900 mil toneladas y tuvimos 6 o 7 años prácticamente sin pescar merluza con vedas terribles, con crisis pesqueras importantes. Y recién hoy se está recuperando, algo que tuvo su efecto 20 años atrás, en 1999”.


NOTICIAS RELACIONADAS