PROVINCIA

Unidad anticorrupción: Eguillor irá a juicio oral


Al extitular de SEROS, Cristian Eguillor, le imputan favorecer económicamente a sus “amigos” de una empresa de resonancia magnética.
06/02/2020 02:00

791

El juez Marcelo Nieto Di Biase elevó a juicio oral y público la causa contra Cristian Eguillor por presuntas negociaciones incompatibles cuando era presidente del Instituto de Seguridad Social y Seguros.

Según la acusación del fiscal Omar Rodríguez, Eguillor como titular del ISSyS tuvo “clara intención de beneficiar económicamente a su amigo y socio de Tesla”. El 1º de junio de 2017 firmó una resolución con un aumento del 8% en aranceles por resonancias magnéticas, que incluía a la empresa Tesla Imágenes Médicas SRL.

El acusado “sabía que los incrementos favorecían a sus amigos íntimos e intervino de manera directa en el trámite insertando un interés particular por encima del público”. Rodríguez dijo que Eguillor era contador de la empresa “pero se ocultaba detrás del contador Rodrigo San Martín, al que utilizaba como pantalla”. San Martín prestaba servicios en el ISSyS, contratado por el propio Eguillor: fue designado en el Departamento de Estadísticas Médicas de la obra social.

Rodríguez sostiene que el verdadero contador de Tesla era Eguillor, “por lo cual cobraba honorarios. Por eso actuó de manera infiel y poco transparente”. El pedido de pena no será inferior a 3 años de prisión.

Federicdo Ruffa pidió el sobreseimiento de su defendido. “Los aumentos se otorgaron a todas las prácticas médicas y coincidió que ese mismo día se le otorgó el mismo aumento a todas las prácticas. Todos los prestadores de Seros ese mismo día recibieron el mismo aumento. La resolución se aplica a todos los resonadores magnéticos de la provincia, no a la empresa en particular”. Insistió con que todas las resoluciones salieron por unanimidad y sin llamado de atención de las líneas técnicas, con la firma de todos los directores.

Destacó que antes de la gestión Eguillor era habitual que miembros el Directorio otorgaran incremento en las prácticas, siendo ellos mismos prestadores. “Entender que quien actuó como presidente porque tenía un vínculo contractual con un prestador implica negociaciones incompatibles, llevaría a pensar en todos los anteriores miembros que además eran prestadores”.

Resaltó que “la mayoría del Directorio, por lo menos por el Ejecutivo, son personas vinculadas al sistema de salud y en algún momento fueron prestadores o dueños de un centro de salud y nunca a nadie se le ocurrió pensar que estaban frente a negociaciones incompatibles”. Deslizó que “todos conocemos quiénes fueron del Directorio. Su accionar son conductas atípicas”. Enumeró por ejemplo al “Dr. González, antes de él el Dr. Hernández, un poco más allá en el tiempo Schulman. Hay muchos más ejemplos, no sólo eran directivos de Seros sino prestadores en términos personales y dueños de centros”. Aseguró que todos firmaron aumentos para todas las prácticas a la vez y están en igual situación que Eguillor y “no han sido perseguidos en ningún momento por Fiscalía. Ruffa recordó la declaración de una testigo que trabaja en el ISSyS quien dijo que “hubo muchos casos en que todos eran prestadores de Seros y en paralelo ejercían la función dentro del Directorio”.

Rodríguez aclaró que no le consta esta situación. “No sé si habrá nuevas investigaciones porque Ruffa lo dijo a modo de ejemplo, fue genérico y no dio un hecho preciso para verificar”. Pero sostuvo que si en el pasado “miembros del Directorio se firmaban aumentos a sí mismos, podría ser negociación incompatible”.

“No me consta –aclaró-. Lo que digo y hay mucha jurisprudencia, es que si estoy dentro de un directorio y a su vez tengo un negocio o centro o clínica y soy prestador del Estado, no puedo firmar, me tengo que apartar porque me estoy aumentando a mí mismo. Tengo que excusarme por ser proveedor del Estado”, concluyó.

Ruffa afirmó que Eguillor es investigado desde marzo de 2018 y hasta ahora no pudieron endilgarle ningún delito. “Lo allanaron por la presunta vinculación con El Embrujo, que devino en una causa por negociaciones incompatibles con Cepat y Dual Core, que luego de un año largo la Fiscalía, a pesar de Heiber haber presentado la acusación, desistió y a los pocos meses comenzó este nuevo proceso”.

El abogado graficó que “hay una incomodidad muy grande” y detalló que perjudicaron porque Eguillor “era personal de planta del GIRSU y fue echado por la causa donde terminó sobreseído”.

El fiscal Rodríguez también reconoció que “es incómodo acusar a personas conocidas. No soy amigo ni tengo relación con Eguillor” aclaró, pero “en esta comunidad chica uno se encuentra y comparte conocidos o amigos en común. Lo conoce a mi hermano, va al club, es una comunidad chica, me lo cruzo en la calle, en una época nos nos saludábamos”.

“No me gusta esta situación, hubiese elegido que no esté ahí Eguillor sino otra persona que no conozca; lo conozco y en el fondo me cuesta acusarlo, pero tengo que respetar lo que juré y no me voy a apartar. Voy a seguir adelante, sea Eguillor o cualquiera”. Si lo absuelven “seré el primero que lo felicitará a Ruffa y Eguillor, porque se habrá hecho justicia. No aspiro a tenerlo sentado para escarnio público”.

En su resolución el juez Di Biase coincidió con que “estamos en una comunidad chica, todos nos conocemos, y muchas veces prefiero que las personas sentadas acá sean otras, de las que no vemos habitualmente, con quienes podemos compartir personas en común, lo cual lo hace más complejo, pero nuestra función supera esa situación”.

“Tenemos conocidos en común con Eguillor, y podemos llegar a vernos en algunos lugares. Pero la función que debemos cumplir nos lleva a continuar con esta actividad”. Di Biase pidió que el juicio se haga lo más rápido posible.