DEPORTES

Jonatan San Martín, el changarín - prócer de Belgrano de Esquel


Fútbol y trabajo en tiempos de crisis.
13/02/2020 02:00

3.077

Por Francisco Caputo

La vida dista de ser un paraíso para el trabajador promedio de la Argentina. Se respira en la atmósfera un aire a dificultad extrema. Cuatro años de políticas recesivas han creado este cuadro de situación, donde el trabajo escasea.

El contexto impacta especialmente en los jugadores de los equipos de menos presupuesto del Regional. Varios de ellos, desempleados o con changas, deben hacer pases de magia para sobrevivir y jugar al fútbol.

Es el caso de Jonatan San Martín, capitán de Belgrano de Esquel. Changarín de mañana, tarde y noche, hace acrobacias con el tiempo y con la billetera para entrenarse en el “Xeneize” esquelense. Además, es técnico de las inferiores del club.

“No hay trabajo, está dificil la situación. Pero no por eso voy a resignar las pasiones. Me encanta jugar al fútbol en Belgrano de Esquel, que es mi casa”, explicó el volante, de 25 años.

Trabajo temporal

En los últimos tiempos, San Martín consiguió trabajo temporal en un taller mecánico. “Mi vida es trabajar en un taller mecánico mañana y tarde. Entre las 17:30 y las 17:45 llego al club para entrenar a los chicos”, expresó.

“A las 7, 7:30, comienza la práctica del plantel del Regional. Cuando terminamos voy a casa. Pero si hay trabajo pendiente en el taller, vuelvo a laburar (sic)”, agregó el volante nacido y criado en Esquel.

“Así es de lunes a viernes. Los sábados sin viajes por fútbol, son parecidos”, añadió “Joni”.

Semejante rutina repercute en el físico y en la mente. “Sinceramente, me mata el taller, me desgasta. Al trabajar con los chicos del club la paso muy bien, me divierto y lo disfruto al máximo, pero el taller te mata. Pero es el único trabajo que tengo”, expresó el polifuncional volante y defensor.

“Pero no soy el único. Todos los jugadores de Belgrano estamos en una situación parecida. Ninguno cobra, jugamos por amor al club y al fútbol”, relató San Martín.

Por esta circunstancia, Ariel Yáñez, DT del primer equipo, diagrama los entrenamientos a las siete de la tarde.

El inicio positivo de Belgrano

Con este horizonte, Belgrano protagoniza una aceptable campaña en la Zona 2 de la Patagonia del Regional. Le arrebató un empate a Germinal en Rawson y estuvo cerca de provocar otro batacazo ante la CAI.

“No nos sorprende el inicio. Lo digo sin soberbia. A Rawson fuimos a buscar un punto y nos encontramos con la posibilidad de llevarnos los tres, resaltó el mediocampista surgido del semillero del club.

“Con CAI lo perdimos nosotros. Faltaban tres minutos y ganábamos 3-2. Lo perdimos 5-3. Pero esto recién arranca, estamos con mucho ánimo”, describió.

El sueño de la clasificación

El inicio es un inmenso alicente . Tras los rendimientos en los primeros cotejos, la ilusión crece en el barrio Buenos Aires. “Ahora que vimos como juegan todos y que no estamos lejos, el objetivo es clasificar”, acotó. “Está dificil igual. Germinal tiene buen equipo, la CAI es el favorito; creo que nos tocará pelear con La Ribera, nuestro próximo rival. Será muy duro, viene de ganarle a Germinal. Pero la idea es traernos algo”, sentenció.

San Martín, el prócer-changarín de Belgrano, sobrevive en la ardua Argentina y se permite soñar con el “Xeneize” en el Regional.


Belgrano de Esquel esquel Jonatan San Martín