DEPORTES

Finalizó el Torneo Patagónico de Polo en Trelew

Este fin de semana se desarrolló en el Trelew Polo Club el Torneo Patagónico de Polo, que contó tanto con jugadores de la zona como de otros puntos del país.

02/03/2020 02:00

La competencia en el Trelew Polo Club contó con la participación de jugadores invitados de distintos puntos del país.

567

La competencia involucró alrededor de 50 caballos, que comenzaron a ser preparados desde muy temprano para los duelos.

El sábado, en el primer partido se enfrentaron los equipos “El Desvío” y “Pirámides”, y posteriormente el equipo organizador “Trelew Polo” protagonizó el segundo duelo contra “Los Galenos”. Entre medio de esos partidos se disputó la Copa Desafío, en la que participaron quienes por alguna razón no habían podido inscribirse al Torneo y aquellos que dan sus primeros pasos en el deporte.

Al respecto, el secretario de Trelew Polo Club, Ulises Adam, comentó: “La Copa Desafío es para socios que por alguna cuestión no se hayan inscripto torneo o recién están arrancando, y siempre damos la oportunidad de poder participar de estos torneos que nos sirven para aprender y crecer”.

La premiación consistió en placas a cada jugador, también se premió desde el cuarto puesto hasta el primero. Además, se premió al mejor jugador y hubo una mención especial al jugador más honesto, que es el que trata de respetar todas las reglas y el comportamiento dentro de la cancha.

Los equinos también fueron motivo de premiación: hubo “premio al mejor caballo y a la mejor yegua”.

Un dato importante, es que por primera vez cada equipo pudo incorporar la presencia de un jugador profesional. Estos jugadores profesionales asistieron desde Carmen de Patagones y Daireaux. Uno de esos jugadores fue Ezequiel Loriente, de Viedma, quien además de jugar desde los 16 años al polo, se dedica a la crianza de estos caballos de los cuales aportó 6 para esta competencia. Sobre la crianza de estos, repasó: “Cuando tienen 3 años se manda a domar, los tienen el domador entre 6 y 8 meses para luego entregarlos y ahí se encarga el propietario para hacerlos de polo, porque de acuerdo al caballo hay que hacerlos para que salgan tranquilos y que no se asusten. Luego se sueltan para que relajen y después de cuatro o cinco meses se comienza a jugar con esos caballos”, que a los 6 o 7 años ya se consideran caballos jugadores.