PROVINCIA

Locura en SEROS con los empleados de una prestadora privada


Trabajadores de una clínica psiquiátria coparon sus instalaciones en Rawson. Hubo forcejos y un oficial de policía resultó herido. Se radicó una denuncia penal.
12/03/2020 02:00

2.219

Un grupo de trabajadores de la firma INPAT, que posee tres centros de atención en Trelew para pacientes psiquiátricos y psico- geriátricos, ocuparon las instalaciones del ISSyS en Rawson en reclamo de un acuerdo de la obra social con su empleador, para así mantener las fuentes laborales y cobrar sus haberes. Al momento del ingreso hubo forcejeos con el personal policial que habitualmente se encuentra en el lugar, quien sufrió lesiones en la cabeza. Además se registraron daños de vidrios y mobiliario.

Gina Caporale, delegada por CTA Autónoma, de los trabajadores de la clínica expresó que la protesta que llevaban adelante refleja “el cansancio de muchos años donde nadie nos da una respuesta, siempre tenemos problemas, siempre la empresa tiene problemas con la obra social que debe hacerse cargo de los afiliados porque nosotros atendemos pacientes de Seros”.

Explicó que son 140 trabajadores en relación de dependencia, sin contar profesionales médicos y terapistas, que atienden en los tres centros médicos. Y el conflicto surge porque la empresa “está sin contrato desde junio del año pasado, desde ahí vienen con negociaciones y lo último que sabemos es que hay una medida de no innovar, por lo que no sabemos cómo va a terminar”, además remarcó que en el año 2018, vivieron una situación similar y fieron despedidos.

Caporale comentó que en la empresa INPA, “los trabajadores atendemos pacientes con patologías psiquiátricas y psico- geriátricas. Funciona en el hogar Parque, otra en la calle Ceferino Namuncurá y la tercera en la calle José Hernández”, de Trelew.

“Son tres lugares donde estamos con la incertidumbre de qué es lo que va a pasar porque las negociaciones de Seros con la empresa no llegaron a buen puerto. Ya hemos venido en otras oportunidades y le solicitamos que nos aseguren la continuidad de nuestra fuente laboral y que nos van a pagar el sueldo. Los problemas que ellos tengan con la empresa es problema de ellos pero nosotros somos quienes atendemos a sus afiliados”, afirmó.

El vocal por los activos del Instituto de Seguridad Social y Seguros del Chubut (ISSyS), Alfredo Prior, se refirió a los incidentes provocados por personal de Instituto de Neurociencias Patagónico (INPAT), quienes ingresaron violentamente en la instalaciones de la Obra Social SEROS, en Rawson.

“Creo que hay intereses que están por fuera de los empleados de la empresa, son intereses económicos de las autoridades de INPAT, porque de otra manera no se entiende la conducta de destrozo y violencia que han empleado estos trabajadores”, sostuvo.

“Lamentablemente hubo una ocupación totalmente violenta, que puso en riesgo a nuestros afiliados y fundamentalmente a nuestro personal. Desde el primer momento volaron sillones y sillas, partes de escritorios y se rompieron vidrios. Además hubo policías heridos, una empleada que recibió un golpe, pero pudimos evacuar y sacar a todo el personal, salvo a las dos secretarias del directorio que las tuvieron retenidas por varios minutos”, manifestó el vocal del ISSyS.

Aseguró que “las imágenes van a hablar mejor que yo sobre los hechos que tienen que ver con la conducta del personal de INPAT”,

En este contexto, Prior explicó que “esto comienza hace unos meses atrás cuando la empresa, a través de una carta documento, notifica al directorio que no está de acuerdo con el monto que se le abona, y haciendo uso de su condición de monopolio -ya que es la única que lleva adelante este servicio- y con una conducta casi abusiva, nos pide un 80% de aumento, lo que nos significa casi 8 millones por mes”.

Añadió que “ante la negativa, nos amenaza con dejar a nuestros afiliados en la calle”.

El miembro del Directorio de ISSyS precisó que “no nos quedó otra opción que recurrir ante la Justicia, en donde obtuvimos un amparo de dos meses y que hemos apelado por un tiempo más”, y agregó que “en todo este proceso, aparecieron los empleados solicitando respuestas.