PROVINCIA

Intendentes del interior ya advierten por problemas para pagar sueldos

Algunas localidades cordilleranas y del interior provincial han sido perjudicadas por la importante baja de la coparticipación, a raíz del derrumbe del petróleo. A ello se suma la recaudación cero por el coronavirus y la veda invernal. El próximo mes ya no quedarían fondos para afrontar las obligaciones.

12/04/2020 02:00

2.049

En marzo y fundamentalmente en abril se comenzó a percibir un fuerte freno en la recaudación provincial y de los municipios. Explicado por la crisis que atraviesa la provincia, complementada por un cóctel explosivo con el derrumbe en el precio internacional del petróleo y el parate casi total de la actividad económica a raíz de la pandemia.

Fue el propio Gobierno Provincial el que advirtió algunos días atrás que algunos municipios podrían empezar a tener problemas con el pago de los sueldos. Y el hilo se suele cortar por lo más delgado, que son las localidades del interior, que prácticamente redujeron a cero la recaudación propia y dependen exclusivamente de los recursos coparticipables.

El Económico sondeó la realidad que deben afrontar varias localidades del interior provincial, que admiten que mayo puede ser un quiebre y desbalancear las cuentas, a punto tal de no poder abonar los haberes.

Marzo pudo ser saldado y para abril esperan que con la ayuda desde el Gobierno Nacional se pueda cerrar en tiempo y forma. Aunque de allí en adelante hay total incertidumbre. Ya que además la veda de invierno hasta septiembre impedirá cualquier tipo de movimiento en obras.

Corcovado tiene una planta contabilizando contratados de 150 personas, para lo que se destinan mensualmente alrededor de 2,5 millones. El intendente, Ariel Molina, expresó que “en marzo pagamos el último día hábil. Pero si la coparticipación baja como bajó más en un 45%, lamentablemente en un mes más estaremos con problemas económicos para afrontar los sueldos”.

Indicó que “abril con ayuda de Nación podemos manejarnos, pero de ahí en más será muy complicado. No podemos emitir letras, ni tomar un crédito”.

Sobre lo que vendrá, el intendente especificó que “vamos a tener que juntarnos con Economía. Mayo se puede llegar a pagar escalonado y si sigue así para adelante ya no se podrá pagar. No tenemos un panorama concreto”. Evaluó alternativas financieras: “Una cosa que podía hacerse es que el Banco Chubut asista a los municipios, una masa salarial a los municipios a descontar en 24 cuotas con 0 interés”.

En Epuyén, se pagan todos los meses 3,5 millones en personal, más los aportes. Con un total de 100 empleados. “La recaudación en regalías va a bajar muchísimo por el valor del barril y después estamos complicados con la coparticipación federal. Estamos trabajando entre todos para ver que ayuda podemos tener de Nación”, aseguró el intendente Antonio Reato.

Con respecto al pago de los sueldos, remarcó que “van a empezar los problemas importantes, y si en mayo no se resuelve la situación ahí ya va a ser desesperante”. Agregó en esa dirección que “abril lo vamos a pagar en tiempo y forma. Después mayo dependerá, es el día a día, ver qué actividades se empiezan a soltar. Nosotros vivimos de regalías más allá de la coparticipación federal y los ingresos locales, ingresos brutos y habilitaciones. Mucha población nuestra vive de los sueldos provinciales y uno sabe que están atrasado y la gente prefiere comer y pagar otras deudas antes de venir a pagar impuestos”.

En cuanto al proceso de aislamiento, Reato marcó que desde el lunes volverán a abrir las oficinas municipales, para trabajar con el 50% de empleados. “Hasta acá habíamos cerrado antes de la cuarentena porque teníamos una experiencia fea del año pasado (por el hantavirus). La vimos venir y cortamos todos tres o cuatro días antes que Provincia y Nación”.

Destacó la puesta en marcha de un plan de austeridad. “Lo único que movemos son los vehículos de asistencia social y el camión recolector de los residuos. Después prácticamente los gastos reducidos a 0, no hay obra pública”.

El Municipio de Lago Puelo hoy tiene las cuentas justas, entre erogaciones y los ingresos. El deterioro por las regalías podría ser un impedimento para abonar a los empleados. “Cayó 27% la recaudación, en abril calculamos que estaremos justos y desde abril en adelante si no se recupera la coparticipación vamos a estar por debajo de lo necesario”, indicó el intendente Augusto Sánchez.

Sánchez explicó que “Puelo es un municipio que con la coparticipación del año pasado en general le alcanzaba para pagar los sueldos. Ahora al tener 27% menos se nos va a empezar a complicar a partir del sueldo de mayo. Abril está garantizado. Si llega a bajar más la coparticipación, si baja más el barril del petróleo, peor aún. Para estar tranquilos el petróleo tendría que volver a los U$S 60, como a comienzos del año”.

La nómina de empleados es de 131 de planta permanente y 200 contratados en Puelo, para lo que se destinan mes a mes cerca de 7 millones de pesos. Es el mismo monto que llega de coparticipación. “Si baja eso, ya impide bajar los sueldos”.

Respecto a abril, aclaró que “tenemos un resto de la recaudación de verano. Y parte de eso lo usamos para pagar marzo. Enero es un mes fuere, porque muchos que tienen propiedades en Puelo, impuesto inmobiliario y automotor hacemos descuentos y pagan anualizado. De mayo en adelante si no se mejor aalgo estaremos en problemas”.

En Río Pico se proyectan pagar abril en tiempo y forma, pero “con lo justo”. El intendente Diego Pérez afirmó que “nos llevó puesto este mal del coronavirus y el desgaste de la economía, la baja de la coparticipación afectó mucho. Abril estamos garantizados los sueldos. La demanda social también va generando gastos día a día”.

“Podemos pagar por ahora con un restito que teníamos y esto va empeorando y las economías locales no se mueven nada. No se recauda nada a nivel local”.

La masa salarial en Río Pico está cercana a los $ 2 millones, con alrededor de 200 personas que dependen del municipio, contabilizando becas y programas. “Nos complica mucho la demanda social con sistemas de becas, ayuda de becas laborales”.

“Estamos muy al límite trabajando. No hay generación local, pocas obras. Venimos de un gobierno destituido. Mayo empezará a notarse, mayo, junio, el invierno entramos en veda, hasta septiembre en lo que son obras. Esto repercute porque se para todo”.

Cholila venía recibiendo por coparticipación alrededor de 3,8 millones. A raíz de la merma de la recaudación, esos fondos pasarían en abril a casi 2,7 millones. Justamente la masa salarial destinada mensualmente para planta, contratados, y el Concejo Deliberante es entre 2,6 y 2,7 millones de pesos. Se está al límite.

Ya se está evaluando si se va a poder pagar antes del 10 y el peor escenario es directamente no contar con los fondos suficientes.

“Nosotros recibimos cuatro coparticipaciones mensuales. La de los 23 es la más alta. Con eso se podía pagar toda planta permanente. La primera que es un 40% de la que entra el 23 pagamos contratos, becas y el Concejo. Ya con la del 23 tenemos un 35% menos y la proyección es que podría llegar hasta una baja del 50%”, aseguró el intendente de Cholila Silvio Boudargham.

Indicó que “si llegáramos a la baja del 50% estaríamos complicados para pagar los sueldos. Los haberes de abril, veremos si la copa se mantiene en 35% menos en el mes podremos pagar a todos”.

“Se viene duro, y esto implica que solamente podremos pagar sueldos y quizás no podamos hacer otra cosa. Veremos si podemos abrir el municipio. Cómo manejamos la atención al público en la municipalidad para recaudar algo”, concluyó.#