POLICIALES

Trece femicidios durante la cuarentena: asesinaron a nueve mujeres, una adolescente y tres niñas

Al menos trece mujeres fueron asesinadas en el país en doce violentos episodios ocurridos desde que se inició en la Argentina la cuarentena obligatoria por la pandemia de coronavirus.

16/04/2020 16:40

1.449

Se trata de crímenes que tuvieron repercusión mediática desde el inicio del aislamiento social, preventivo y obligatorio, el 20 de marzo pasado, y entre las víctimas hay nueve mujeres, una adolescente, dos bebas y una niña.

El último que se dio a conocer es el de Priscila Martínez, una chica de 15 años que se encontraba desaparecida desde el 23 de febrero, en la localidad de La Banda, en Santiago del Estero, y cuyo cuerpo fue encontrado durante la tarde de este miércoles en la habitación de un tío suyo.

El hombre, de 28 años, ya estaba detenido por la violación de otra adolescente, hecho que habría cometido luego de la desaparición de Priscila.

Unas horas antes había sido encontrado enterrado en un descampado el cuerpo de Camila Tarocco, una chica de 26 años que supuestamente había salido de su casa del partido bonaerense de Moreno para dirigirse a un cajero para cobrar el beneficio de 10 mil pesos que se otorga a las personas afectadas por la pandemia.

Por el femicidio quedó detenido el ex esposo de Tarocco, Ariel González, un hombre con el que la mujer tuvo dos hijos, y quien ya tenía una causa por violencia de género.

El 6 de abril, María Yusco, de 45 años y nacionalidad boliviana, fue asesinada de cinco puñaladas por su esposo, Jerónimo Cruz, en el partido bonaerense de Escobar.

El hombre de 60 años se suicidó luego con la misma arma con la que cometió el femicidio.

Dos días antes, en la misma provincia, pero en el distrito de Ayacucho, José Urtizbiría, de 61 años, también se quitó la vida luego de matar de un disparo en la frente a su pareja, Estella Fiorentín, de 40.

El 3 de abril, en San Miguel de Tucumán, María Alejandra Sarmiento, de 22 años, fue ultimada a puñaladas por su ex pareja, Edmundo Martínez, de 55, quien fue detenido.

El hombre ya tenía antecedentes previos de violencia de género y para cometer el femicidio violó una restricción perimetral.

Un día antes se produjo el deceso de Romina Videla, de 37 años, quien agonizó durante seis días tras ser supuestamente prendida fuego en su casa de La Plata y por el hecho permanecía detenido su esposo, Héctor Carrizo, de 60.

El 30 de marzo, María Florencia Santa Cruz, que tenía 30 años, y era hija de un comisario, fue hallada violada y estrangulada en su casa de la localidad de Tigre, en el norte del conurbano.

El 28 de marzo fueron hallados enterrados los cadáveres de Cristina Iglesias, de 40 años, y su hija Ada, de 7, en la casa en la que vivían en la localidad bonaerense de Monte Chingolo.

Ambas habían sido apuñaladas y la mujer golpeada, y por los crímenes fue detenido Abel Romero, de 25 años, quien mantenía una relación con Iglesias.

En esa misma fecha, fueron encontrados ahorcados Leandro Almirón, de 21 años, y su hija Solange, de 2, pendiendo de un árbol de la localidad de Lules, en Tucumán y las sospechas apuntan a que el joven mató a la pequeña y luego se quitó la vida.

En tanto, el 26 de marzo, una beba de dos meses murió en Puerto Iguazú, Misiones, tras recibir un disparo en el pecho realizado con un arma de aire comprimido.

Se comprobó que el disparo lo había realizado el padre de la pequeña cuando discutía con la madre.

En Puerto Libertad, también en Misiones, Lorena Barreto, de 32 años, fue asesinada a puñaladas el 22 de marzo, por lo que fue detenido su concubino, Roberto Rivero, de 74.

El 21 de marzo Susana Melo, de 57 años, fue ultimada a golpes cerca de Ingeniero White, en la costa atlántica sur bonaerense, y por el hecho detuvieron a su ex pareja, Raúl Acosta, de 49.

Si bien el femicidio no se produjo durante la cuarentena sino a principios del mes pasado, a la trágica nómina puede añadirse a Claudia Repetto, cuyo cuerpo fue hallado el 28 de marzo en la zona de acantilados de Mar del Plata.

Su ex novio, Ricardo Rodríguez, de 54 años, había sido detenido poco antes y se sospecha que cometió el asesinato el 1ro de marzo, día en que Claudia desapareció.

Noticias relacionadas