DEPORTES

"Irse al descenso es peor que perder una final", aseguró Pablo Pérez

Lo afirmó hoy el actual mediocampista de Newell's, capitán de Boca en aquella histórica definición ante River Plate por la Copa Libertadores 2018 en Madrid, como nuevo capítulo de la polémica que rodea a los dos máximos clubes del fútbol argentino.

30/04/2020 16:03

879

El rosarino, de 34 años, aceptó que la derrota 3-1 sufrida en el estadio Santiago Bernabéu marcó el cierre de su etapa de cuatro años en el club, algo que tenía asumido de antemano.

"Aquella final en Madrid fue un quiebre para mi carrera, me dolió mucho tener que irme de Boca. Yo sabía que me tendría que ir si se perdía ese partido", recordó en una nota con Fox Sports.

Pese a la desazón, Pérez diferenció que "para un futbolista hay cosas peores como irse al descenso o quedarse sin club".

"Irse al descenso es peor que perder una final", reafirmó el actual jugador de Newell's Old Boys de Rosario, que tuvo un paso por Independiente al salir de Boca.

"Esos cuatro años en Boca valieron por 16. Aprendí muchísimo, fue como ir a la facultad. A ese club no le debo la vida, le debo dos vidas", aseguró.

"De aquella final fuimos responsables todos -retomó Pérez-. Sabíamos que si ganábamos quedábamos en la historia. Yo era uno de los referentes, el capitán, aparte venía de aquella vez que tuve problemas porque insulté a uno en la Bombonera".

"El partido no lo quise ver mas. ¿Quién quiere volver a ver una final de ese tipo cuando la perdés?. Pero también sé que hay cosas peores en la carrera de un futbolista, quedarte sin club, irte al descenso", insistió en un tiro por elevación a River.

También recordó los incidentes en el Monumental, el día que se suspendió la final revancha, que lo tuvieron como protagonistas ya que resultó lastimado en uno de sus ojos por los proyectiles arrojados al micro de Boca por hinchas de River.

"Decían que era mentira mi lesión. Yo no mentí, no lo iba a ser, tengo familia, amigos, cómo voy a mentir. Ese día nos tiraron de todo, piedras, botellas, hasta gas pimienta. Que si te pegaban en la cabeza no sé si las contás. Nosotros queríamos jugar el partido pero muchos no estábamos en condiciones para hacerlo. Quizás podría haberlo hecho una semana después en el mismo lugar", aceptó

También se refirió aquel equipo de Boca: "Éramos un equipo que proponía siempre, siempre tratábamos de ser los protagonistas, teníamos mejor juego que River, salíamos a buscar siempre. Pero en las finales no tenés que ser mejor tenés que ganarlas".

"En el plantel estábamos unidos. Los referentes, (Carlos) Tevez, (Darío) Benedetto y yo, tratábamos de dejar un mensaje claro. Teníamos nuestras discusiones como todos, pero siempre pensando para adelante. Con Carlitos tengo una amistad, fue un gran compañero y una persona muy solidaria con todos. Hablo todas las semanas con él", comentó

Por último aclaró el entredicho que tuvo con el DT Sebastián Beccacece y determinó su salida de Independiente: "No pasó nada, nos dijimos tres o cuatro cosas y lo dejamos ahí. Es tema terminado para mi y no tengo ningún problema con él".