PROVINCIA

Con la Emergencia se prevé asistir a más de 9.000 familias en Trelew

La ordenanza la impulsa el intendente Maderna y ahora debe tratarla el Concejo Deliberante. Congela salarios, horas extras y habilita a refinanciar deudas. También permite achicar la estructura política.

10/05/2020 02:00

1.600

A fines de la semana que pasó el Municipio de Trelew elevó el proyecto para la declaración de la Emergencia Económica, Social, Laboral y Financiera de la ciudad, en el marco de la crisis que se viene arrastrando ya desde 2019 y fundamentalmente por el parate general que causó la cuarentena sobre la actividad y la recaudación de ingresos.

Lo social es algo que pasa a ser prioritario dentro de la ordenanza. Y existe una gran preocupación. A punto tal que la demanda alimenticia por parte de la población se quintuplicó en el último tiempo. Históricamente la ciudad atendía a cerca de 2.500 personas desde Acción Social. Hoy se reparten en promedio 6.500 viandas diarias, además de los refuerzos alimenticios.

Y con la emergencia está previsto llegar a más de 9.000 familias, muchas de las cuales estaban con oficios, eran cuentapropistas y con emprendimientos propios, y quedaron fuera del mercado laboral de un día para otro.

En el orden de los recursos, la incidencia de la baja de regalías, la coparticipación de Nación y la imposibilidad del cobro de impuestos propios produjo en el último mes una baja del 50% de la recaudación, lo que motivó a impulsar un paquete de medidas económicas para cumplir con las obligaciones de todos los meses.

La emergencia se busca declarar hasta el 31 de diciembre, con la posibilidad de extenderla hasta por seis meses más. Para fin de año y de acuerdo con la marcha la flexibilización de las actividades y la industria, se espera llegar a una normalización. Aunque siempre en el terreno de la incertidumbre.

Los ejes pasan por la contención en el marco de la pandemia, por lo que se incluye la reconfiguración de partidas, el diferimiento y renegociación de los contratos con proveedores, el congelamiento de los sueldos por todo 2020 sin convocatoria a paritaria en todo el ámbito municipal y un programa en un comienzo para sostener las fuentes laborales y luego a medida que se vayan otorgando los protocolos, sumar diferentes emprendimientos que puedan ayudar a dar un mayor plafón.

Dentro del Artículo 8 se fija “congelar por el plazo que dure la emergencia dispuesta las remuneraciones de todo el personal de todos los poderes del Estado Municipal que perciben sus remuneraciones del erario público”.

El artículo 9, faculta al Ejecutivo a “disponer las reestructuraciones funcionales del personal municipal, traslados, cambios de dependencias o tareas, modificación de horarios y toda otra medida que juzgue conveniente. Dicha autorización incluye la facultad de disponer la unifiación o eliminación de Secretarías, Coordinaciones Generales, Coordinaciones y demás dependencias y disponer el congelamiento de vacantes”.

Dentro del artículo 10 también hay un capítulo para las horas extras: “El Departamento Ejecutivo Municipal deberá reducir y/o suspender la autorización de horas extras y el otorgamiento de adicionales no remunerativos generales al personal municipal o contratados durante la vigencia de la presente Ordenanza”.

Asimismo se “suspende la aplicación de cualquier sistema de ascensos, recategorizaciones o promoción escalafonaria con motivo del mero transcursos del tiempo, sean estos regímenes complementarios o no por la necesidad de contar con determinada calificación”.

En otro orden, también el Municipio se pone a resguardo de posibles avances judiciales. Por ello también se dispone “suspender la ejecución de sentencias que condenen el pago de una suma de dinero dictadas contra la Municipalidad de Trelew, como así también la efectivización de medidas cautelaras por el plazo de la emergencia”. Tampoco podrá haber en ese lapso ejecuciones contra las arcas municipales.

En diálogo con Diario Jornada, el secretario de Hacienda, Marcelo Olivera, explicó que “esto viene desde el 2019,. A parte, viene cayendo la coparticipación y las regalías y llegamos a diciembre con un barril de 65 dólares y hoy uno con 24 a 30 dólares que influye sobre los ingresos y súmale la cuarentena, no haber podido recaudar, como consecuencia estaz crisis. La cuarentena provoca otras cuestiones en el orden social donde mucha gente que antes era cuentapropista, monotributistas impedirle trabajar entran en una crisis y necesitan de la asistencia del municipio”.

Remarcó que “tenés una situación muy grave en donde te bajan los ingresos y te aumenta la demanda. A eso le tenes que agregar que los cuentapropistas, oficios, o la gente de la feria eran sostén de familia. A eso hay que agregrale los comercios, que no pudieron recaudar, gastos de servicios. Tomamos muchas medidas para acompañar, corrimiento de vencimientos, financiación en cuotas sin intereses. Una resolución donde suspendíamos las deudas a contraer como consecuencia de la cuarentena. Todo un circulo que termina generando una situación muy complicada”.

Olivera consideró que “platenamos que la emergencia es una herramienta, no una solución. Para dar un poco más de previsibilidad. Creo que en un momento de crisis, tan especial, donde cada día es cambiante y la situación se presenta posibilidades distintas. Es imposible rever. El ejecutivo cuando prevé esto, ante este cuadro que no sabe qué va a pasar, la flexibilización ayuda. Ante el mínimo síntoma que se agrave, estar atento para ver todas las medidas hacia atrás. Es una herramienta que permitirá certidumbre a obligaciones contractuales de contratos firmados pueden ser revisados, cancelados, o definidos en el tiempo o renegociarse”.

Recalcó al respecto que “el intendente ha puesto como prioridad la contención de la población mas necesitada y cumplir con los sueldos, el destino de estos fondos se aplicará a estos dos puntos.

“Calculo que estamos en el orden de 9.000 familias en el marco de la emergencia”, reflejó el funcionario. “Más allá de la flexibilización que comienza con ciertas actividades que se desarrollan de alguna forma provocara alguna movilidad. Podríamos tener la normalización hasta fin de año”.

Finalmente, en cuanto a la situación de empleo, indicó que “se buscará hacer algún impulso con creación de empleo. Estamos limitados con la cuarentena. Es difícil algún emprendimiento productivo o social sin comprometer la salud. Una vez que se flexibilice, la gente con oficio va a traccionar nuevamente”.

El proyecto de ordenanza que ya ingresó al Concejo Deliberante.

El proyecto de ordenanza que ya ingresó al Concejo Deliberante.

Olivera marcó que las prioridades serán los sueldos, la asistencia social y mantener los puestos de empleo.

Olivera marcó que las prioridades serán los sueldos, la asistencia social y mantener los puestos de empleo.