“Vamos a objetar en la Legislatura el proyecto de autarquía”, dijo Mario Vivas

El presidente del Superior Tribunal de Justicia de Chubut cuestionó el contenido del documento y el momento económico y social en el que fue presentado por el Gobierno de la provincia.

11 MAY 2020 - 12:19

En comunicación con Cadena Tiempo, el presidente del Superior Tribunal de Justicia de Chubut, Mario Vivas manifestó que pedirán que no se vote en la Legislatura el proyecto de la Ley de Autarquía enviado por el Gobierno provincial.

“Los ministros del Superior Tribunal de Justicia vamos a acudir a la Legislatura a objetar el proyecto y a manifestar cual es nuestra posición”, indicó Vivas, que aseguró: “Los legisladores nos van a escuchar y van a saber comprender”.

El responsable del Superior Tribunal consideró que “la autarquía es una vieja aspiración del Poder Judicial, tan vieja como la edad de la provincia. Lógicamente cuestionamos el momento en el que se hace. Fue como sacarse un problema de encima, en un contexto de mora salarial fenomenal, en medio de una crisis financiera y sanitaria sin precedentes en la historia inmediata”.

Vivas entiende que es un “proyecto confuso por donde se lo mire. Hay una alta confusión acerca de lo que es la base de los recursos a distribuir. No hay claridad ni precisión más allá de los porcentajes que se estipulen”.

“Posiblemente podemos lograr con esto el desmantelamiento de un poder del Estado, desde el punto de vista financiero. Al no haber una cláusula de garantía, si no hay más plata en septiembre la gente no va a cobrar hasta el año siguiente ¿Cómo sería?”, agregó.

Por último, manifestó que ninguno de los representantes del Poder Judicial fue convocado por el Gobierno: “No nos han pedido aclaraciones, ni avisado. Los ministros nos enteramos por los diarios”.

Carta para Arcioni

A través de una carta enviada este lunes, el presidente del Superior Tribunal de Justicia le expresó al gobernador que el proyecto presentado por el Ejecutivo desmantelará al Poder Judicial. El texto completo es el siguiente:

"Me dirijo a usted en mi carácter de Presidente del Superior Tribunal de Justicia del Chubut en relación al proyecto denominado “Autarquía Financiera del Poder Legislativo y el Poder Judicial”, el que fuera remitido a la Honorable Legislatura de la Provincia del Chubut para su tratamiento.

En tal carácter, afirmo que el Proyecto no es el resultado de un trabajo técnico, plural y conjunto de los equipos que integran el Poder Judicial y el Poder Ejecutivo.

Tampoco ha contado con la opinión de las autoridades del Poder Judicial, de los Colegios de Abogados ni de ninguna otra representación de entidades vinculadas a la justicia, como la Asociación de Magistrados y Funcionarios provinciales o del Sindicato de Trabajadores Judiciales.

No se trata de un proyecto de Autarquía Financiera, sino del diseño para el desmantelamiento de un Poder del Estado, una rama completa del sistema constitucional de gobierno. Además, está defectuosamente diseñado, tanto desde el punto de vista técnico, como desde el operativo y el político.

Desde lo técnico, vale señalar que el concepto “rentas generales” es extremadamente vago, cuando sabido es que la base de recursos debe contener definiciones claras y precisas. Ello, sin dejar de lado que dichos recursos llegan exhaustos por compromisos previos.

Se pretende hacer ver, engañosamente, que se beneficiará al Poder Judicial otorgándole el manejo de un porcentaje determinado del Presupuesto, pero la medida carece de sustento fáctico, porque los fondos presupuestarios son inciertos y sobre los mismos tampoco hay una rendición pública precisa.

Es decir, el Poder Judicial tendrá que planificar presupuestariamente sobre recursos inciertos, después de deducirse de rentas generales “todos los recursos que tengan afectación específica por ley y los remanentes financieros” que hoy estaría compuesto por todo aquello que no puede pagar el Gobierno.

Desde el punto de vista operativo, y toda vez que el Proyecto señala que comenzaría a regir a partir del mes siguiente a la sanción, implicaría ello una derogación implícita de la actual Ley de Presupuesto del Poder Judicial, cambiando, de la noche a la mañana, las reglas de la ejecución presupuestaria en la mitad del ejercicio. La misma suerte correría, además, la Ley de Recursos Propios del Poder Judicial.

Desde lo político cabe preguntarse: ¿Qué visión institucional proyecta esta norma? Claramente su impacto destruirá, inclusive, el sistema por el cual -actualmente- se cobran los salarios con una mora fenomenal de dos meses. El plan elaborado por el Poder Ejecutivo pone en riesgo la organización y principios sobre los que el Constituyente diseñó las instituciones en la Provincia del Chubut y ataca la independencia del Poder Judicial instalando un mecanismo opaco como mínimo o para no tener recursos como máximo.

También desde el punto de vista político, se aprecia que el momento elegido para poner en discusión el tema no pudo ser más inoportuno, por razón de las circunstancias que atraviesa la Provincia del Chubut, el país y el planeta entero.

Ni hablar de los inconvenientes que propone este Proyecto para la gestión del gobierno que tendrá como socios extraconstitucionales de la acción gubernativa al Legislativo y el Ejecutivo, en el debate de cada ley que apruebe gastos de cualquier índole y que pudieran afectar el presupuesto aprobado o la planificación plurianual, poniendo a todas las ramas de gobierno en debate permanente y continuo en cuestiones que no les son propias.

Finalmente, este Proyecto no aporta a la independencia, ni a la autarquía, sino que, en cambio, genera condicionamientos que hasta ahora no existían.

El Poder Judicial ha sido objeto de escrutinio por entidades que analizan la transparencia y la gestión de los Poderes estatales en todo el país y nos enorgullece estar considerado entre los mejores. No es casual. Es el producto del trabajo comprometido y responsable de Empleados, Funcionarios y Magistrados. Un Proyecto de carácter fundante de una nueva etapa en la historia de las instituciones de gobierno de la Provincia del Chubut justificaba una mesa de trabajo transparente abierta conformada por equipos técnicos y profesionales de gran capacidad y de cara a la sociedad.

Apoya el Superior Tribunal de Justicia las expresiones del Señor Procurador General en su nota del 9 de mayo del 2020, que entiende coincidentes con los ideales y valores que pretende transmitir la presente y ratifica las preguntas que allí se le formulan.

No corresponde otra actitud por parte del Poder Judicial que ofrecer la posibilidad de conformar una mesa de trabajo con la participación de los Sres. Diputados Provinciales para lograr un Proyecto de Autarquía Financiera legítimo y transparente.

Para finalizar, acaso sea preciso recordar al señor Gobernador que, a la fecha, a los Magistrados, Funcionarios y Empleados del Poder Judicial se les adeuda dos meses de sus remuneraciones.

Sin más, lo saludo atentamente"

Las más leídas

11 MAY 2020 - 12:19

En comunicación con Cadena Tiempo, el presidente del Superior Tribunal de Justicia de Chubut, Mario Vivas manifestó que pedirán que no se vote en la Legislatura el proyecto de la Ley de Autarquía enviado por el Gobierno provincial.

“Los ministros del Superior Tribunal de Justicia vamos a acudir a la Legislatura a objetar el proyecto y a manifestar cual es nuestra posición”, indicó Vivas, que aseguró: “Los legisladores nos van a escuchar y van a saber comprender”.

El responsable del Superior Tribunal consideró que “la autarquía es una vieja aspiración del Poder Judicial, tan vieja como la edad de la provincia. Lógicamente cuestionamos el momento en el que se hace. Fue como sacarse un problema de encima, en un contexto de mora salarial fenomenal, en medio de una crisis financiera y sanitaria sin precedentes en la historia inmediata”.

Vivas entiende que es un “proyecto confuso por donde se lo mire. Hay una alta confusión acerca de lo que es la base de los recursos a distribuir. No hay claridad ni precisión más allá de los porcentajes que se estipulen”.

“Posiblemente podemos lograr con esto el desmantelamiento de un poder del Estado, desde el punto de vista financiero. Al no haber una cláusula de garantía, si no hay más plata en septiembre la gente no va a cobrar hasta el año siguiente ¿Cómo sería?”, agregó.

Por último, manifestó que ninguno de los representantes del Poder Judicial fue convocado por el Gobierno: “No nos han pedido aclaraciones, ni avisado. Los ministros nos enteramos por los diarios”.

Carta para Arcioni

A través de una carta enviada este lunes, el presidente del Superior Tribunal de Justicia le expresó al gobernador que el proyecto presentado por el Ejecutivo desmantelará al Poder Judicial. El texto completo es el siguiente:

"Me dirijo a usted en mi carácter de Presidente del Superior Tribunal de Justicia del Chubut en relación al proyecto denominado “Autarquía Financiera del Poder Legislativo y el Poder Judicial”, el que fuera remitido a la Honorable Legislatura de la Provincia del Chubut para su tratamiento.

En tal carácter, afirmo que el Proyecto no es el resultado de un trabajo técnico, plural y conjunto de los equipos que integran el Poder Judicial y el Poder Ejecutivo.

Tampoco ha contado con la opinión de las autoridades del Poder Judicial, de los Colegios de Abogados ni de ninguna otra representación de entidades vinculadas a la justicia, como la Asociación de Magistrados y Funcionarios provinciales o del Sindicato de Trabajadores Judiciales.

No se trata de un proyecto de Autarquía Financiera, sino del diseño para el desmantelamiento de un Poder del Estado, una rama completa del sistema constitucional de gobierno. Además, está defectuosamente diseñado, tanto desde el punto de vista técnico, como desde el operativo y el político.

Desde lo técnico, vale señalar que el concepto “rentas generales” es extremadamente vago, cuando sabido es que la base de recursos debe contener definiciones claras y precisas. Ello, sin dejar de lado que dichos recursos llegan exhaustos por compromisos previos.

Se pretende hacer ver, engañosamente, que se beneficiará al Poder Judicial otorgándole el manejo de un porcentaje determinado del Presupuesto, pero la medida carece de sustento fáctico, porque los fondos presupuestarios son inciertos y sobre los mismos tampoco hay una rendición pública precisa.

Es decir, el Poder Judicial tendrá que planificar presupuestariamente sobre recursos inciertos, después de deducirse de rentas generales “todos los recursos que tengan afectación específica por ley y los remanentes financieros” que hoy estaría compuesto por todo aquello que no puede pagar el Gobierno.

Desde el punto de vista operativo, y toda vez que el Proyecto señala que comenzaría a regir a partir del mes siguiente a la sanción, implicaría ello una derogación implícita de la actual Ley de Presupuesto del Poder Judicial, cambiando, de la noche a la mañana, las reglas de la ejecución presupuestaria en la mitad del ejercicio. La misma suerte correría, además, la Ley de Recursos Propios del Poder Judicial.

Desde lo político cabe preguntarse: ¿Qué visión institucional proyecta esta norma? Claramente su impacto destruirá, inclusive, el sistema por el cual -actualmente- se cobran los salarios con una mora fenomenal de dos meses. El plan elaborado por el Poder Ejecutivo pone en riesgo la organización y principios sobre los que el Constituyente diseñó las instituciones en la Provincia del Chubut y ataca la independencia del Poder Judicial instalando un mecanismo opaco como mínimo o para no tener recursos como máximo.

También desde el punto de vista político, se aprecia que el momento elegido para poner en discusión el tema no pudo ser más inoportuno, por razón de las circunstancias que atraviesa la Provincia del Chubut, el país y el planeta entero.

Ni hablar de los inconvenientes que propone este Proyecto para la gestión del gobierno que tendrá como socios extraconstitucionales de la acción gubernativa al Legislativo y el Ejecutivo, en el debate de cada ley que apruebe gastos de cualquier índole y que pudieran afectar el presupuesto aprobado o la planificación plurianual, poniendo a todas las ramas de gobierno en debate permanente y continuo en cuestiones que no les son propias.

Finalmente, este Proyecto no aporta a la independencia, ni a la autarquía, sino que, en cambio, genera condicionamientos que hasta ahora no existían.

El Poder Judicial ha sido objeto de escrutinio por entidades que analizan la transparencia y la gestión de los Poderes estatales en todo el país y nos enorgullece estar considerado entre los mejores. No es casual. Es el producto del trabajo comprometido y responsable de Empleados, Funcionarios y Magistrados. Un Proyecto de carácter fundante de una nueva etapa en la historia de las instituciones de gobierno de la Provincia del Chubut justificaba una mesa de trabajo transparente abierta conformada por equipos técnicos y profesionales de gran capacidad y de cara a la sociedad.

Apoya el Superior Tribunal de Justicia las expresiones del Señor Procurador General en su nota del 9 de mayo del 2020, que entiende coincidentes con los ideales y valores que pretende transmitir la presente y ratifica las preguntas que allí se le formulan.

No corresponde otra actitud por parte del Poder Judicial que ofrecer la posibilidad de conformar una mesa de trabajo con la participación de los Sres. Diputados Provinciales para lograr un Proyecto de Autarquía Financiera legítimo y transparente.

Para finalizar, acaso sea preciso recordar al señor Gobernador que, a la fecha, a los Magistrados, Funcionarios y Empleados del Poder Judicial se les adeuda dos meses de sus remuneraciones.

Sin más, lo saludo atentamente"


NOTICIAS RELACIONADAS