PROVINCIA

INTA: Massoni dio su versión sobre la violencia policial pero no convenció a los concejales

El ministro de Seguridad admitió que estuvo la noche que los efectivos les dispararon a los vecinos del barrio. Advirtió que el problema de fondo es otro: violencia de género, bandas delictivas, drogas en menores y prostitución. Pero los ediles criticaron su política y dijeron que hay “malos manejos”.

18/06/2020 02:00

Previa. Poco antes de iniciar su exposición, Massoni y el presidente del cuerpo, Juan Aguilar, definieron cómo sería la mecánica para contestar los reclamos de los concejales.

1.103

El ministro de Seguridad, Federico Massoni, estuvo en el Concejo Deliberante de Trelew convocado por el bloque del Frente Patriótico para explicar los episodios de violencia policial denunciados en barrio INTA. Admitió haber estado presente cuando desde una camioneta policial dispararon a los vecinos. Dijo que el caso se investiga y que hay sumario y efectivos en disponibilidad. Habló de bandas delictivas que se desprenden de varias generaciones, de drogas en menores y prostitución. “No queremos que los vecinos vivan con miedo” dijo.

Los ediles no quedaron conformes. Leandro Espinosa, del FP, repudió que según el ministro, antes del hábeas corpus no había casos de Covid-19 en Trelew y ahora sí. “Es su argumento para justificar lo que estaba haciendo mal. Y que una jueza le dijo que estaba haciendo mal”.

Massoni llegó poco después de las 8 al recinto y se retiró pasadas las 10. La mayoría de los concejales preguntó y él respondió. Moderó el presidente del Concejo, Juan Aguilar, y se permitió el ingreso de la prensa.

Carol Williams y Leandro Espinosa fueron los concejales que elevaron el pedido a Massoni para que concurra urgente ante la denuncia de vecinos que dijeron haber sido víctimas de la violencia policial en su barrio. Y que habían visto al propio ministro en los operativos cuestionados.

Massoni indicó que “en ese barrio hubo muchos hechos. El día que se denuncia se trabajó desde muy temprano. Se detuvo una persona que disparó tres tiros contra un policía y que no le pegó por suerte. Hubo demoras por reuniones aún en la prohibición, gente alcoholizada, detención por portación de armas y tenencia de estupefacientes. Me tocó ver que un vehículo policial realiza un disparo por el que se le inició un sumario y se pasó a disponibilidad a los efectivos”.

Los concejales hicieron saber su molestia por los retenes en la ciudad. Defendió tal medida argumentando que la intención es “velar” por los más vulnerables, entendiendo que el Covid-19 estaba entre personas de clase media y no donde los recursos son escasos. “A ellos tenemos que cuidarlos”, apuntó. “Dijeron que yo estigmatizo pero no conocen el barrio. Hay abuelos que tienen miedo que los maten. Hablamos de violencia de género, de drogas, prostitución, abuso sexual. La banda que seguimos obliga a la gente a firmar documentación y les sacan autos y bienes. Eso hay que cambiar. No me come el personaje”.

Insistió con la efectividad de las detenciones por la situación epidemiológica: antes no había casos y ahora sí. Lo cuestionó severamente la concejal del Partido por Trelew, Mariela Flores Torres, advirtiéndole sobre la marcha que “es muy grave lo que está diciendo”. Espinosa quien aseguró que “se gastó más energía en meter presa a una ciudadana que barría una calle que en cuidar a las personas que deberían cumplir con el aislamiento obligatorio. Lo había cortado pero esta semana volvió a ejercer el mal manejo de la seguridad y por eso las consecuencias que tenemos hoy. Si no toma conciencia de lo que hace, puede agravarse”.

El debate más tenso se generó ante los reclamos de la concejal Flores Torres por el accionar policial en el barrio INTA. “Quiero hablar de la presunción de los apremios ilegales. El ministro confunde un caso con otro. ¿Cuántos agentes fueron sumariados por denuncias de vecinos u organizaciones hasta hoy? ¿por qué razón hoy no se cumplió con lo que encomendó la jueza Mirta Moreno: entablar un diálogo permanente con las instituciones de Derechos Humanos?”. Massoni respondió: “El número no lo tengo en este momento pero se lo haré llegar”.

La edil Olga Godoy, del oficialismo, sugirió que sería bueno aplicar en la formación de policías la materia Derechos Humanos. “Que no la dicte personal de la Institución sino idóneos de afuera, para que todos salgan con la instrucción y cumplan el protocolo. Para no llegar a una causa o un sumario”, dijo.

En el recinto, Espinosa advirtió: “Lo que incentivó esta convocatoria y a lo que usted (por Massoni) se hizo eco, fue la violencia institucional en un barrio, no sólo este fin de semana sino anteriores. Reconoció que la represión no soluciona nada. Puede aliviar una circunstancia. Las políticas de fondo son lo más importante. Por eso nos opusimos a transformar un Centro de Barrio en un lugar de capacitación policial. Es su obligación evitar los hechos de violencia. La mayoría de la Policía hace bien su trabajo pero estos hechos repercuten en la visión de la gente. Los vecinos tienen miedo a la Policía y eso no puede pasar. El combate del delito debe ser implacable pero siempre en el marco del derecho”.

El ministro advirtió que “no hay barrios que yo esté más pendiente que los vulnerables. Lo peor que puede tener es miedo a que venga el de al lado que es un delincuente. Queremos que todos puedan ir a trabajar con la tranquilidad que no van a atentar contra su familia y los bienes. Hay que trabajarlo. Se está gestando delincuencia estructural. Generaciones donde el modus operandi de vida es el delito. Se termina si nos ponemos a trabajar en serio. Los menores atacan y atentan contra autoridades y bienes del Estado, lo naturalizan porque lo ven en su familia, porque es `la gorra´, porque somos un River-Boca”, replicó.

“Hay menores y víctimas mujeres, detalles que no puedo hacer públicos. Una cosa es que yo les diga que hay prostitución y otra es que marque con fotos y seguimientos de menores involucrados y drogados, e intervenciones de Minoridad. Todo eso lo tenemos ahí. Es un barrio donde hay hurto automotor, se dedican a enfriarlos (lo dejan dos meses o más para hechos más gravosos)”, afirmó.

Tras la reunión, el concejal Espinosa advirtió que Massoni “no respondió todas las preguntas” aunque admitió que “es importante que haya venido, se lleve nuestra visión y las denuncias que nos hicieron los vecinos puedan llegarle”. El edil apuntó que “estamos en contra de toda violencia institucional. Hubo críticas de Nación por lo que sucede en Chubut no las últimas semanas sino los últimos meses y por eso le solicitamos que tenga la responsabilidad no solo de cuidar al ciudadano sino al policía que hace bien el trabajo. Estas situaciones deben terminar”.