PROVINCIA

Legislatura: no hubo sesión virtual

El primer intento de llevarla a cabo fracasó porque diputados de la oposición no dieron los votos para cambiar el Reglamento Interno y poder sesionar en forma on line.

01/07/2020 02:00

Pese a los preparativos, no alcanzaron los diputados para poder aprobar por los 2/3 de la Cámara el funcionamiento de modo virtual.

309

Este martes se iba a concretar la primera sesión on-line de la Legislatura con los diputados reunidos en distintos sitios de su ciudad de origen. Como el primer punto era modificar el Reglamento Interno para poder continuar con las sesiones virtuales, se requerían los 2/3 de los legisladores. Pero no estaban todos. Sólo había 16 diputados: no se conectaron Juntos por el Cambio ni el Frente Patriótico. Decidieron no participar porque la sesión tenía un tiempo acotado a dos horas, el plazo de colaboración que dio la Asociación de Empleados Legislativos para aportar taquígrafos y demás personal, en el marco de su retención de servicios por falta de cobro de sus haberes.

Los diputados habían organizado sesionar desde distintos organismos como los Concejos Deliberantes en Puerto Madryn, Comodoro Rivadavia y Esquel. En Trelew se preparó el auditorio del Sindicato de Empleados de Comercio y otros se contactaron desde sus viviendas particulares.

El vicegobernador Ricardo Sastre explicó que “la realidad es que mientras el gremio había prestado colaboración de los taquígrafos dos horas, la oposición nos manifestaron que no iban a sesionar en esas condiciones”. Presidencia de Legislatura garantizó que tras esas dos horas, “la sesión continuaba con la supervisión de un escribano, así tenga que durar tres, cuatro o cinco horas. Tampoco accedieron a esta opción”.

“Desde nuestro lugar más no se puede hacer. Hicimos todo lo que estaba a nuestro alcance. Cuando no podíamos tener sesiones presenciales, pidieron desde la oposición avanzar con las virtuales. Garantizamos la forma virtual, y pidieron por taquígrafos. Estos últimos se ofrecieron a trabajar dos horas, y la oposición dijo otra vez que no. Por ello garantizamos la sesión, lo que tenga que durar, con escribano. Y ni siquiera se conectaron” indicó Sastre, que analiza convocar a sesión presencial ante la salida del aislamiento.

La diputada Gabriela De Lucía, de Chubut al Frente, lamentó el fracaso de la sesión porque destaca “es la falta de presencia de los diputados, y la verdad es que hoy se hace muy difícil por el tema de la conectividad, armar y diagramar todo”. La sesión iba a durar más de dos horas porque la semana pasada en la prueba “nos llevó más de dos horas conectar todas las computadoras. Es una experiencia nueva y muchos diputados no están acostumbrados a usar computadoras”. Por eso “creo que tendría que darse un tiempo más de tolerancia”.

Igual aclaró que si la sesión se extendían por más tiempo del acordado con el gremio, contaban con “la presencia de una escribana, para que pueda continuar la sesión; no habría inconvenientes pero los bloques tomaron esa decisión y es respetable”.

Reconoció la legisladora que como ella proviene de un gremio, “nunca” va a estar “en contra de los trabajadores”, y si hay una medida de fuerza, “hay que respetarla”. Pero también afirma que es necesario sesionar porque hay muchos proyectos pendientes, como la reestructuración de la deuda, algo “que nos urge a los chubutenses”.

El diputado de Juntos por el Cambio, Manuel Pagliaroni, aclaró que cuando se enteraron que existía una limitación de tiempo para realizar la sesión, notificaron a Sastre, su decisión de no participar. “Es ilógico que se condicione en un tiempo determinado a los diputados a expresarse, presentar y justificar sus proyectos. No sucede en ninguna parte del país. Se lo manifestamos nosotros como también el bloque justicialista”.

Además cuestionan la validez de la labor de una escribana en reemplazo al taquígrafo. Explicó Pagliaroni que hubo un intento de hacer la sesión en parte con taquígrafo y en parte con escribano, pero “no estaba muy clara la legalidad que iba a tener la parte que se hiciera con escribano”.

“Frente a ese panorama decidimos no ceder frente a esta condición que nos imponía el gremio y las autoridades de la Legislatura. Avalamos que se sesione cuando no pueda hacerse con empleados, porque hay una mediad de fuerza porque les deben sueldos de mayo y ya en los próximos días junio y aguinaldo. El reclamo de los trabajadores no lo ponemos en tela de juicio, lo que decimos es que no puede condicionarse al Poder Legislativo a que funcione o no por un reclamo gremial”, afirmó.

Pagliaroni explicó que ellos van a asistir a la sesión “en la medida que el presidente dé garantías de que se va a tratar todo lo que corresponda tratarse”. Por eso en estos días hasta el jueves se conversará con todos las partes para buscar una solución.

“Una sesión no puede ser coartada por voluntad de los trabajadores. Es muy grave, llevamos seis meses paralizado el Poder. Debe comprenderse que el Poder Legislativo debe funcionar”, concluyó el diputado.

La frustrada sesión virtual generó desazón en el Interbloque que aguardaba en el Concejo de Madryn. Xenia Gabella dijo que “entiendo y comparto que un diputado no puede estar medido en el tiempo porque alguien que debe garantizar la sesión se levanten y se vayan” pero “esta no iba a ser la situación porque el escribano iba a estar presente. No es tan entendible porque si teníamos el escribano podríamos haber sesionado durante todo el día y no hubiese habido problema”.

La diputada manifestó que no hubo comunicación oficial hasta el martes a la mañana por parte de los demás bloques sobre la postura que iban a adoptar.

Ante la imposibilidad de darle tratamiento legislativo a muchos de los temas que hacen a la realidad de la provincia, Gabella dijo que “es lamentable” porque “la Legislatura tiene que funcionar. Nosotros entendemos la situación de los empleados y los acompañamos”. Aunque aclaró que “en esta situación la alternativa del escribano era posible”. La sesión era trascendennte porque daba estado parlamentario a expedientes y notas que ingresaron a Legislatura.