POLICIALES

Vecino de barrio INTA baleado por policías denunció otro exceso y la fuerza lo desmintió

Fue por un allanamiento realizado anteayer en la vivienda de Gabriel Fredes, un vecino del barrio INTA que además denunció persecución por parte de la Policía. Por su parte, el comisario general Paulino Gómez desmintió el maltrato y justificó el allanamiento autorizado en busca del hijastro del hombre.

10/07/2020 02:00

Gabriel Fredes. Denuncia pública. Paulino Gómez. Sin maltratos.

2.380

Gabriel Fredes, un vecino del barrio INTA de Trelew que hace pocas semanas denunció que efectivos de la Policía lo habían baleado con una posta de goma durante un operativo policial en ese conglomerado barrial, volvió a denunciar ahora otro exceso de las fuerzas policiales en su vivienda.

En una entrevista con Cadena Tiempo, Fredes indicó que durante un allanamiento practicado en su casa el miércoles a las 2 de la madrugada, otra vez hubo excesos por parte de policías: “Llegaron a la madrugada mientras estábamos durmiendo. Me allanaron toda la casa en busca de armas que no tengo, fue horrible, me rompieron la puerta y entraron como 60 policías”, aseguró el hombre en la entrevista radial.

Fredes cree que es una “persecución” por parte de la Policía: “Se llevaron dinero que tenía guardado. Nunca me mostraron la orden de allanamiento. Agredieron a toda mi familia. Nunca me dijeron que en realidad estaban buscando al hijo de mi señora”, agregó.

Hijastro

En relación a los dichos de Fredes, el director de Seguridad de la Policía provincial, comisario general Paulino Gómez, contestó que “no es como este señor dice. Quiero transmitirle tranquilidad a Fredes y los vecinos del barrio, porque no hay persecución. El allanamiento fue porque ahí vive su hijastro, una persona de 20 años, muy violenta, que tiene una denuncia por uso de arma de fuego y violencia contra su expareja”, explicó en el aire de Cadena Tiempo.

Allanamiento

El comisario general aclaró que el procedimiento fue solicitado por la Fiscalía de Trelew, que pidió allanar el domicilio con la intervención de un Grupo Especial debido a la gravedad del hecho: “Fue un allanamiento de rápida definición, que tiene como premisa la sorpresa, entonces los efectivos irrumpen de esa manera. Todos los integrantes de un inmueble en estos allanamiento deben ser puestos a zona segura, que puede ser al ras del piso por si hay fuego cruzado o bien pueden ser precintados”.

Sin embargo el denunciante asegura que la Policía no tenía una orden judicial para requisar su casa.