POLICIALES

Inspeccionan con perros la subcomisaría de Mayor Buratovich en busca de rastros de Facundo

Efectivos de la Policía Federal, bomberos de Punta Alta y un adiestrador canino aportado por la querella realizaban con perros entrenados una inspección, en busca de rastros de Facundo Astudillo Castro, el joven de 22 años desaparecido el 30 de abril, aunque los resultados fueron negativos.

22/07/2020 23:00

820

Fuentes policiales aseguraron que, además de esa dependencia policial, los investigadores realizaron un allanamiento en el puesto policial de Teniente Origone, en el partido de Villarino, donde secuestraron libros de guardia.

Las diligencias fueron ordenadas por la Justicia Federal de Bahía Blanca tras un pedido de los abogados de Cristina Castro, la madre de Facundo, y comenzaron pasadas las 9 en la dependencia policial ubicada en la calle Belgrano y Coute, de Mayor Buratovich.

En el lugar se hicieron presentes integrantes de la Policía Federal Argentina (PFA), junto con bomberos de la división K9 de Punta Alta y el adiestrador canino Marcos Herrero, con el perro Duke, en representación de la querella.

Un vocero policial dijo a Télam que la finalidad es ver si hay rastros de Facundo y confirmar o descartar si el joven estuvo en ese lugar.

Si bien en un principio uno de los perros adiestrados marcó un sector donde fue hallado un cierre que se pensó que podría pertenecer a la mochila de Facundo, los pesquisas luego desestimaron ese hallazgo ya que se trataba de otro color.

El procedimiento fue ordenado por la Jueza Federal 2 de Bahía Blanca, Gabriela Marrón, a pedido del fiscal Santiago Ulpiano Martínez y de los abogados de la madre del joven, que ofrecieron la intervención del instructor Herrero, master trainer canino, especialista en rastro criminal y búsqueda de personas, restos humanos y animales mediante rastrillaje con perros.

Por la noche, los investigadores realizaron un procedimiento similar en el puesto policial de Teniente Origone, en el partido de Villarino, donde secuestraron libros de guardia.

A través del sitio Fiscales.gob.ar se informó que "se registró el puesto de vigilancia de Teniente Origone y el domicilio de Alberto González, un efectivo policial de ese destacamento, con el fin de secuestrar los libros de guardia y la libreta original con las anotaciones correspondientes al 30 de abril".

"Se libró orden de presentación para que la Subestación Policía Comunal Mayor Buratovich y la Patrulla Rural con incidencia en esa localidad aportaren los registros correspondientes a la totalidad de los móviles operativos y no operativos, identificables y no identificables, asignados a esas dependencias el 30 de abril", señala el portal institucional del ministerio público fiscal.

También la Fiscalía señaló que "se requirió a Interpol que insertara una notificación amarilla respecto de Facundo Astudillo Castro".

Facundo fue detenido a las 10 del 30 de abril en un retén policial cuando abandonó Pedro Luro y fue llevado a la comisaría de Mayor Buratovich, de donde salió unas horas después.

Según la pista que sigue su madre, entre las 15.30 y 16 de ese mismo día, el joven fue nuevamente interceptado por efectivos que lo introducen en una patrulla y desde ese momento nada más se supo de él.