PAÍS & MUNDO

Explosión en Líbano: “Encontraron cuerpos de personas en el mar”, contó un argentino en Beirut

Rodrigue Yazbec Reaidy vive en el radio afectado por la poderosa explosión registrada el martes pasado en la capital libanesa: “Tengo parientes y amigos heridos y otros tantos que han fallecido”.

05/08/2020 14:59

1.094



Más de un centenar de muertos y al menos 4.000 heridos son las primeras cifras que dejó la explosión en la zona portuaria de Beirut.

Rodrigue Yazbec Reaidy nació en Líbano y se recibió de ingeniero civil en Córdoba, Argentina, en la década del 90, donde obtuvo la nacionalidad. Hoy vive en un departamento a siete kilómetros del puerto de la capital libanesa, donde se originó el estallido.

La onda expansiva provocó destrozos en un radio de 10 kilómetros a la redonda, incluso encontraron cuerpos de personas a 500 metros, en el mar- según el relato de Yazbec Reaidy- El estallido fue un décimo de la explosión de la bomba atómica de Hiroshima. “Acá la llaman Beirut-Shima”, mencionó el profesional.

“Todavía no sabemos bien que fue lo que pasó. Hablan de un incendio que se originó por un error humano de obreros que trabajaban en un depósito lindante donde estaba alojado el explosivo. Ese recinto se quemó y afectó al otro, causando la detonación. Aunque también puede ser un hecho de terrorismo”, contó en una entrevista con Cadena Tiempo.



Yazbec Reaidy trabajó como ingeniero en el Ministerio de Obras Públicas y Transporte en Líbano: “Fui ayudante del ministro y nunca supe que había un artefacto militar de esas características en el puerto desde el año 2013”.

“La pregunta es porqué alojaron un material tan peligroso en una ciudad capital como Beirut. Es como si hubiera explotado en un barrio de Buenos Aires. Un problema es el ácido que se esparció, porque puede dañar a la gente que efectúa tareas de rescate. Además, los edificios que quedaron en pie son imposibles de habitar por la contaminación”, exclamó el ingeniero y ex profesor de la Universidad Nacional de Córdoba.

El desastre en Beirut se enmarca en una situación compleja de un país que atraviesa una crisis económica, y además sanitaria por el índice de muertos que deja el coronavirus. “Líbano no está preparado para una catástrofe de esta magnitud. Tengo parientes y amigos heridos y otros tantos que han fallecido”.

La cifra de víctimas fatales por la explosión en Beirut ya superó el centenar