PROVINCIA

El Bolsón: proponen 76 millones en obras barriales, financiadas con la venta de un edificio céntrico

Debate sostenido. Oficialismo y oposición plantearon con firmeza sus argumentos.

854

Con el argumento de un amplio plan de obras barriales por 76 millones de pesos -a financiar con la venta del actual edificio del banco Patagonia-, la gestión de Bruno Pogliano aprobó ayer por mayoría la venta de pliegos de la licitación, que tendrá una base de un millón de dólares.

El proyecto del oficialismo indica taxativamente que los fondos de dicha venta “deberán ser destinados a la implementación, ejecución y efectivización de proyectos de obra pública municipal que pongan en mayor relevancia y valor el patrimonio local y se incorporen al dominio público en beneficio de la comunidad en su conjunto”.

La propuesta contó con los votos favorables de los cinco ediles de Juntos Somos Río Negro: Silvana Garach, Eugenia Carrizo, José Caliva, Lucas Castillo y Fabián Rudolph; mientras que por la negativa los hicieron Rosa Monsalve y Robertino Rinaldi, del Frente de Todos.

En la previa, el presidente del cuerpo deliberativo, Fabián Rudolph, sostuvo que dicho inmueble “no reditúa prácticamente ningún beneficio a la municipalidad, ya que está alquilado a una entidad bancaria y el producto de la renta mensual, que vence a fin de año, se termina diluyendo en una cuenta general”. Recordó que “hasta ahora, la única ganancia fue un camión compactador y la ampliación del frente de la propiedad”.

En coincidencia, durante la sesión, hizo uso de la Banca del Vecino el ex concejal Miguel Gotta, quien ante el argumento del oficialismo de llevar luz, agua potable y gas natural a los barrios con dichos recursos, preguntó a los ediles “el posicionamiento que tendrá el estado frente a las empresas privadas que brindan los servicios. Vamos a seguir regalando las redes o como pueblo tendremos la valentía de exigirles que las paguen, por son ellas las que van a explotarlas” sostuvo, al tiempo que pidió “el pase a comisión del proyecto, para debatir todas las aristas que se pueden mejorar y que la población pueda opinar”.

En respuesta, la edil Eugenia Carrizo (JSRN), explicó que “en el marco de la actual pandemia, apenas se pueden garantizar los salarios de los trabajadores municipales, pero nos quedamos sin posibilidades de hacer obras”.

“Cada uno de los concejales, representantes de distintos sectores, pudimos presentar propuestas para los barrios, donde los vecinos vienen postergados desde hace décadas en la intención de mejorar su calidad de vida, principalmente a partir de la provisión de servicios tan esenciales como la luz, el agua y el gas. Nuestras oficinas siempre estuvieron abiertas para escuchar todas las sugerencias e intercambiar ideas, pero nadie se presentó”, graficó.

Acerca del manejo de los fondos, adelantó que “la partida se creará por ordenanza, con un detalle pormenorizado de obras y con el control del presidente del Foro de Juntas Vecinales”, además de recordar que “esta gestión ha llevado adelante la administración de más de 200 obras terminadas, junto a más de mil mensuras que certifican que los vecinos puedan acceder a los servicios básicos”.

En coincidencia, recordó “el desarrollo del Plan Castello y los nuevos proyectos presentados ante los programas ‘Argentina Hace’, ‘Argentina Construye’ y Enhosa. No está bueno poner en duda nuestra capacidad cuando no se sentaron a hablar con nosotros”, recalcó en una sesión también presenciada por el intendente Bruno Pogliano y parte de su gabinete.

Inconsistencias

A su turno, el concejal peronista Tino Rinaldi fundamentó su voto negativo por la licitación del lote y edificación ubicada en pleno centro de El Bolsón, subrayando su intención de “cuidar los intereses del pueblo, más aún cuando se está ante un proyecto que compromete los bienes patrimoniales del estado municipal, arriesga su futuro económico y planta falsas esperanzas en quienes hoy más necesitan”.

Resaltó enseguida que “desde un primer momento marqué el desacierto que significa desprendernos de un bien municipal (una esquina emblemática que representa una fuente fija de ingresos mensuales); más aún en las condiciones en que dicha propuesta fue presentada y el apresuramiento con que se buscó su tratamiento”.

A su criterio, los fundamentos del oficialismo “muestran inconsistencias y evidencian la ansiedad con que tratan de manejar asuntos tan delicados para los intereses de los vecinos”.