PROVINCIA

Anses refinancia por 45 días las deudas de Chubut y otras provincias

Son aportes del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) que fueron otorgados en 2016. A la provincia ya le devolvieron $ 445 millones de las cuotas anuales. En total son unos $ 1.800 millones. Se espera el tratamiento de una ley en el Congreso que fije nuevas reglas en el pago de esas deudas.

25/08/2020 10:33

391

Con el objetivo de esperar que el Congreso Nacional apruebe una refinanciación más amplia de las deudas de las provincias con el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de la Anses, el organismo nacionalresolvió prorrogar por 45 días el pago del capital de los préstamos otorgados a casi todas las provincias argentinas entre 2016 y 2019, según las Resoluciones N° 3 y 4 del FGS publicadas en el Boletín Oficial.

El dato es una buena noticia para Chubut, que adeuda unos $ 1.800 millones en ese concepto. De hecho, a Chubut ya le habían devuelto la primera cuota anual (unos $ 445 millones), pero los vencimientos seguirán durante 2021, 2022 y 2023.

Según publicó el diario Clarín, este año los vencimientos de todas las provincias suman $ 26.632 millones ($ 24.752 millones de capital y $ 1.880 millones de intereses, de los cuales el 24% vence entre el 24 y 31 de este mes, porque se fijó en 4 años el plazo de cancelación del capital de los préstamos).

En algunos casos, el Banco Nación empezó a detraer de la coparticipación (garantía de esos préstamos) fondos a las provincias desde el 10 de agosto,lo que provocó la crítica de varios gobernadores.

En total las provincias recibieron $ 101.088 millones entre 2016 y 2019, de los cuales una cuarta parte ($ 25.422 millones) se otorgaron a la Provincia de Buenos Airesy $ 7.348 millones a la Ciudad de Buenos Aires.

La decisión de la Anses empalma con el proyecto de ley que el Gobierno nacional envió a la Cámara de Diputadosen relación a estas deudas de las provincias con el FGS, que fija que en un plazo de 90 días el Fondo de la ANSeS debe renegociar esos contratos de préstamos a un plazo de ocho meses pero con una opción de las Provincias de conversión del capital adeudado en un bono con vencimiento a mediano plazo, según las condiciones que fije el Poder Ejecutivo.