PROVINCIA

Causa Revelación: pidieron dos juicios abreviados

Fundamentación. El fiscal Nápoli explicó la conveniencia del abreviado.

588

En la Oficina Judicial de Rawson se realizó una audiencia por la Causa Revelación. El fiscal Marcos Nápoli pidió el juicio abreviado para el exministro de Economía, Pablo Oca, y el exsecretario privado del gobernador Mario Das Neves, Gonzalo Carpintero. Les imputan asociación ilícita, cohecho activo y enriquecimiento ilícito. Ambos admitieron su responsabilidad durante la audiencia.

Según el parte de la Agencia de Comunicación Judicial, en 5 días hábiles, el juez Sergio Piñeda comunicará si homologa el acuerdo. El fiscal adjunto de la Oficina Anticorrupción, Mario Romeo, se opuso. Fiscalía de Estado, en tanto, lo avaló.

Nápoli alegó que el Estado chubutense logra que ambos se declaren culpables y además, con una multa, se recuperaría parte del botín.

A Oca el fiscal lo consideró miembro de una asociación ilícita -no organizador-, en concurso real con cohecho activo, toda vez que privilegiaba a algunas empresas constructoras en desmedro de otras. La pena solicitada fue de tres años de prisión efectiva. De acuerdo al tiempo que estuvo detenido, ya era de ejecución condicional.

También propuso inhabilitación perpetua para cargos públicos, excepto actividad académica. Oca podrá seguir dando clases en la Universidad pero deberá donar el sueldo a una entidad de bien público, que podría ser la propia casa de altos estudios.

En cuanto a Carpintero, Nápoli dijo que no cuenta con antecedentes ni condenas. Y subrayó que no hubo nadie que dijera que fuera el propio Carpintero quien solicitaba retornos para acelerar certificaciones de obra.

Su imputación final es enriquecimiento ilícito. Según el fiscal, queda evidenciado por la cantidad de bienes que adquirió sin otro ingreso que su salario como funcionario. La pena es de tres años de prisión condicional por el tiempo que estuvo en prisión preventiva, más inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos.

También una multa que consiste en el decomiso de una vivienda de 362 mts2 en el Barrio Bonorino valuada en 420.000 dólares, otro terreno de 338 mts2 valuado en 50.000 dólares y una camioneta Toyota SW4 2017, valuada en $ 2.600.0000. Si el acuerdo se acepta, Carpintero tiene un plazo de 6 meses para las transferencias.