PROVINCIA

Ahora dos jueces revisarán la decisión de liberar a Darío Fernández tras la denuncia de abuso

En la audiencia de control de detención, la jueza Mirta Moreno liberó al propietario del portal y criticó el trabajo del fiscal Heiber. Sin embargo, aseguran que el investigador acató los procedimientos del Código Procesal. La cúpula policial cuestionó la decisión de la magistrada.

29/09/2020 02:01

Mirada. Una postal de Fernández antes de ingresar a la Oficina Judicial.

2.710

Darío Fernández, el propietario del portal de informaciones Cholila On Line, detenido el domingo por la noche acusado por su expareja de abuso sexual agravado, fue liberado ayer por la juez Mirta del Valle Moreno, quien argumentó que el fiscal de la causa, Osvaldo Heiber no argumentó con solidez los peligros procesales para mantener en prisión preventiva al acusado. Ahora, sólo será investigado por un “hurto” cometido contra su exmujer.

La decisión causó sorpresa por el tenor de la denuncia y los elementos que constaban en la presentación de la víctima, que relató en la Comisaría de la Mujer la forma en que habría sido violada por su expareja al menos en dos ocasiones entre el sábado y el domingo. Y también porque al momento de ser detenido, Fernández viajaba en su camioneta con dos hijos menores por la ruta 25 entre Trelew y Gaiman.

Por estas horas la decisión de Moreno será impugnada por el fiscal ante dos jueces para que revisen si estuvo bien fundamentada.

Por ahora no se conocen demasiados detalles de la audiencia, entre otras cosas porque debido a que se trata de un caso de abuso y hay menores involucrados, el control de detención se realizó a puertas cerradas en la Oficina Judicial de Rawson.

Las primeras informaciones obtenidas por este diario indican que la jueza Moreno basó su decisión en ciertas inconsistencias de la presentación del fiscal, que no es la primera vez que es cuestionado por un juez por presentarse a una audiencia en esas condiciones.

Pero pese a este antecedente, fuentes consultadas por este medio aseguraron que la actuación de Heiber se ajustó a Derecho ya que cumplió con el protocolo para estos casos: dio inmediata intervención al Servicio de Asistencia a la Víctima del Delito y a un médico forense para que revisara a la víctima denunciante. Habría constatado lesiones.

Cabe apuntar un dato tribunalicio que pudo tener peso en la audiencia de ayer: la mala relación profesional de la jueza tanto con el fiscal, que pidió la detención, como con el ministro de Seguridad, Federico Massoni, que ejecutó la orden.

Heiber habría argumentado que tardó en pedir la detención porque, según dijo, la Brigada de Investigaciones tardó en darle el pedido de allanamiento. La jueza, en tanto, habría respondido que no entendía por qué el fiscal tuvo que esperar el escrito si esa es facultad era de él.

Trascendió que la jueza Moreno anunció en la audiencia que enviará la actuación del fiscal al procurador Jorge Miquelarena para que revise la actuación de Heiber. Además, Moreno habría marcado que fue “excesivo” el proceder de la Policía, que siguió al acusado varios kilómetros hasta detenerlo sobre la Ruta 25 cerca de Gaiman.

Heiber, además, no habría llevado los antecedentes del caso para ponerlo a disposición de la defensa.

Estaba habilitado

La jueza también cuestionó que el fiscal se haya arrogado facultades de juez para ordenar la detención y, además, le endilgó haberse metido en el fuero de Familia, al disponer el destino de los menores que viajaban con el detenido.

Pero el artículo 217 del Código Procesal Penal habilita a Heiber a ordenar la detención. Incluso pudo ejecutarla un particular si la presunta fuga de Fernández hacia Cholila lo ameritaba. Cabe advertir que no se trata sólo del imputado sino de los dos menores que llevaba y de elementos que podían ser peritados, como celulares, ropa y el propio vehículo. El fiscal evaluó que el riesgo de fuga era cierto y concreto. Y también era su competencia decidir en ese momento sobre los chicos.

Moreno entendió también que no hay elementos probatorios para determinar que hubo abuso sexual agravado, por lo cual rechazó la apertura de la investigación.

Cabe recordar que el hecho acusado por la denunciante sucedió entre la noche del sábado anterior y las primeras horas del domingo en el domicilio de la víctima.#