SOCIEDAD

Una mujer se arrojó al mar para morir, flotó durante 8 horas y la rescataron: "Dios me dio una nueva oportunidad"

Un pescador colombiano encontró flotando en el mar a una mujer viva que había sido declarada como desaparecida hace dos años. Se trata de Angélica Gaitán, de 46 años. La mujer contó que durante años sufrió los abusos de su esposo y el rechazo de su familia y por ello decidió terminar con su vida. (Video)

30/09/2020 21:19

4.449

La mujerestaba debilitada y con hipotermia cuando el pescador la encontró en mar abierto, a tres kilómetros de la costa de Puerto Colombia, en el Océano Atlántico.

El momento del rescate quedó registrado en un video que comenzó a difundirse de manera masiva por redes sociales. En la grabación se puede ver al hombre lanzando un salvavidas y arrastrando a la mujer hasta el barco.

Una vez a bordo, Gaitán reconoció que no sabía dónde se encontraba. Según las primeras investigaciones, la mujer habría pasado unas ocho horas flotando en el mar y llegó al hospital en estado de shock.

Cuando la Policía habló con su hija, ésta dijo que llevaba sin tener contacto con ella hacía dos años.

La mujer señaló quesu ex marido la golpeaba constantemente: "Los maltratos comenzaron en el primer embarazo, me golpeaba, abusaba violentamente de mí. En el segundo embarazo seguían los maltratos y no me pude alejar de él porque las niñas eran pequeñas. Muchas veces denunciaba, pero la Policía se lo llevaba 24 horas y cuando estaba en la casa de nuevo, volvían las agresiones".

El día quedecidió irse de su casa fue por una brutal agresión que le propinó su pareja: "Estuve deambulando por las calles durante casi seis meses y despuésfui a buscar ayuda a la oficina de la mujer. Allí me mandaron a un hogar de paso, pero no fue suficiente porque no recibí nada de ayuda y me dijeron que se había acabado la medida de protección porque él ya no estaba en Barranquilla".

De nuevo en la calle, Angélica solo creyó en la muerte como solución:"Estando en la orilla del mar, me encontré con la soledad ydecidí lanzarme al mar, dejé que me llevara y esperar que pronto acabara esta pesadilla".

Estuvo a la deriva ocho horas, hasta que finalmente fue rescatada por el pescador.

"Volví a nacer, gracias a Dios. Si yo hubiese tenido una oportunidad o una ayuda no tomaría esa decisión. Ahora estoy muy agradecida porque Dios me dio una nueva oportunidad para seguir adelante", dijo la mujer rescatada.

En tanto, su familia, que vive en Bogotá, ha hecho algo que había omitido desde que se casó con el hombre que la golpeaba: ahora la apoya.