PROVINCIA

Parque Industrial: la construcción pasó a ser la mayor empleadora

Surge del informe anual de la Cámara, donde la pesca también se posiciona. Hay 74 empresas y quedan 1.885 empleados.

04/10/2020 02:00

A partir de la caída del sector textil, se busca una reconversión apuntando a otros sectores productivos.

999

Desde la Cámara del Parque Industrial dieron a conocer el informe de coyuntura y empleo del polo de Trelew para 2020. Donde, más allá de la caída en las fuentes de empleo en los últimos años, se observa un cambio en el perfil productivo, con las textiles sintéticas en senda caída y otros rubros como la construcción y la pesca ganando terreno.

En 2020 se registraron un total de 74 empresas, 8 más que en el relevamiento de 2018. Esto se debe a la apertura de 10 nuevas empresas: 4 empresas pertenecen al rubro de la pesca, 1 fábrica de ladrillos cerámicos, 1 empresa de venta de arenados y 4 talleres mecánicos (mecánica pesada y reparaciones de maquinarias laneras, pesqueras, etc.). En total, la cantidad de empleados entre todas las ramas de actividad llega a 1.885.

“De esta manera, la pesca parece ser la actividad que se perfila para traccionar la reactivación del Parque Industrial y con ella la recuperación de puestos de trabajo. De las 4 empresas, PATAGONIAN SEA SECRET se dedica a la elaboración de aceites y concentrados proteicos de cabezas de langostinos mediante un proceso de hidrolizado. Por su parte, la COOPERATIVA 16 DE MAYO, compuesta por 35 personas, realiza trabajos a fasón para empresas pesqueras, con grandes perspectivas de crecimiento en el corto plazo a través de la posibilidad de procesar centolla para una pesquera de Comodoro Rivadavia. La Cooperativa solicitó el terreno lindero para la ampliación, donde se instalará una cámara frigorífica (flipper) para el congelado de la materia prima”, refiere el documento.

De acuerdo a los datos globales, el nivel de empleo se redujo un 12,5% entre 2018 y 2020, con la destrucción de 270 fuentes laborales, además del cierre de firmas históricas, como Sedamil recientemente. Se pasó de 2.155 empleados dos años atrás a 1.885 en la actualidad.

Cambios estructurales

Al analizar cómo ha traccionado cada uno de los sectores, se puede observar en el documento de la Cámara del Parque que ha habido de hecho una reconversión, donde las textiles sintéticas, históricamente las que han generado la mayor cantidad de fuentes de empleo, este año han cedido ese lugar, que fue tomado por el sector de la construcción, si se suman las constructoras, ladrilleras y aquellas actividades anexas.

“El dato destacado es la pérdida del sector textil sintético como principal actividad generadora de empleo en el Parque Industrial. Su participación cayó del 27% en 2018 al 11% en 2020. En cuanto al sector textil lanero, su participación se mantiene en un 15%, igual que en 2018, considerando barracas y peinadurías”.

Las empresas constructoras dieron el salto este año, pasando de representar el 10% en 2018 al 15% en 2020. Si a ello se le suman las ladrilleras y las que elaboran pre moldeados y hormigón, el porcentaje es mucho mayor, pasando al 22% del total del empleo; esto es, en conjunto, 7% por encima de 2018. De esta manera la construcción se convierte en uno de los sectores con mayor crecimiento en el período y, al tomar los tres rubros, el sector que más mano de obra emplea dentro del Parque Industrial.

Pesqueras

“El otro dato significativo es el incremento en la participación del empleo de las empresas pesqueras, pasando del 7% en 2018 al 12% en 2020. Este sector se perfila como uno de los más importantes dentro del Parque Industrial, habiéndose registrado 4 nuevas empresas, a lo cual se le suma el aumento de empleo por parte de la empresa CONSERMAR SRL”.

Luego se ubican las actividades de elaboración de bebidas y mecano metalúrgicas, con un 10% y 9% respectivamente, prácticamente igual que en 2018. Por último, se ubican los rubros “Otros”, el más heterogéneo de todos y que será desarrollado más adelante, “Servicios” e “Instituciones”, los cuales no han registrado cambios significativos.

Una de las conclusiones a las que se arriba es la reconfinguración que ha habido en las textiles, como consecuencia del cierre de Sedamil: “Sin dudas modificó el perfil productivo del Parque Industrial. La empresa despidió los últimos 307 trabajadores. A ello se agregan los 39 puestos de trabajo menos para la fábrica ALTER SA. Todas las demás empresas textiles también redujeron su planta de personal, en total, el sector registró una pérdida de 385 empleos. Todas las actividades registraron variaciones, en mayor o menor medida. Como resultado, en total, entre 2018 y 2020 se perdieron 270 puestos de trabajo, representando una caída del 12,5%”.