SOCIEDAD

Bariloche recibe turistas a partir del 16 de octubre

Finalmente, la prueba piloto para la reapertura del turismo será exclusivamente para San Carlos de Bariloche, según se comunicó en el Boletín Oficial de la Nación sobre la decisión administrativa 1819/2020, postergando las expectativas que había para incluir a El Bolsón con un “efecto derrame” de aquella ciudad para recibir a visitantes durante el día y retornar antes del anochecer.

09/10/2020 02:00

El Bolsón de los cerros posterga expectativas de apertura y continuará a la espera de los primeros turistas.

1.125

No obstante, el intendente Bruno Pogliano recibió el miércoles a su par de Bariloche, Gustavo Gennuso, con quien dialogó sobre el arribo del primer contingente de turistas: “Esta posibilidad de reapertura nos impulsa a trabajar de forma regional y articuladamente, a fin de brindar una oferta más amplia y acorde con los protocolos de prevención correspondientes”, señaló el jefe comunal local. En detalle, ambos coincidieron “en avanzar en un proyecto unificado conformando corredores turísticos con protocolos comunes de seguridad y cuidado”.

A su turno, Gennuso valoró que “el turismo moderno no es de una sola ciudad sino de regiones, y nosotros queremos contar con la mayor oferta posible al público que eventualmente nos visite, sobre todo para que esté más distribuido, que haya menos aglomeración y podamos respetar los distanciamientos necesarios”. El proyecto contempla “la inclusión de localidades cercanas del Chubut y del Alto Valle de Río Negro y Neuquén, buscando enlazar las ciudades en una temporada de verano que permita garantizar la seguridad sanitaria en la circulación de personas”.

Pogliano viene insistiendo en “la necesidad de dinamizar nuestra economía, donde el turismo es la principal actividad que genera ingresos y empleo para los vecinos. Sin una temporada estival exitosa, la realidad social de El Bolsón será aún más compleja”, advirtió.

A su turno, el secretario de Turismo, Bruno Hellriegel, vaticinó que “será muy difícil para el empresariado de la región mantener los puestos de empleo ligados directa e indirectamente al turismo. Para lograr que continúen abiertos nuestras cabañas, hoteles, restaurantes y otros servicios complementarios, vamos a necesitar de un flujo de gente proveniente de otros mercados emisores, como el Alto Valle de Río Negro y Neuquén, Comodoro Rivadavia y el resto de ciudades patagónicas. Necesitamos turistas que se alojen durante cuatro o cinco días como mínimo, que consuman la gastronomía cordillerana y que contraten excursiones”, agregó.

En tanto, el referente zonal de la Cámara Argentina de Turismo, Miguel Sosa, celebró ayer lo dicho por el ministro de Salud del Chubut, Fabián Puratich, anticipando que “habrá actividad turística en un corto plazo, con los protocolos ya aprobados, primero comarcal, después intercomarcal y finalmente nacional”. Cabe recordar que el Corredor de los Andes comprende desde El Manso y El Bolsón (al norte), hasta Trevelin y Corcovado (al sur), incluyendo también a localidades como Esquel, Lago Puelo, El Hoyo, Cholila, Epuyén y El Maitén, donde desde hace décadas el turismo es la principal actividad económica, generando alrededor de 35 mil empleos en tiempos normales y que actualmente “están seriamente comprometidos”.

Experiencia piloto

En tanto, se graficó que la prueba piloto con epicentro en Bariloche será limitada a 500 visitantes provenientes del Alto Valle de Río Negro, que se extiende desde Chichinales hasta Catriel, incluyendo las ciudades de Villa Regina, General Roca y Cipolletti, quienes podrán alojarse en un listado de hoteles autorizados y deberán contar con seguro médico obligatorio por el COVID-19.

En concreto, la norma firmada por el ministro Matías Lammens confirma en su artículo primero que Bariloche “queda exceptuada de las actividades prohibidas desde el inicio del aislamiento preventivo y social, con el único objetivo de realizar la reapertura gradual del turismo a modo de prueba piloto”; en tanto “la provincia de Río Negro debe reglamentar cómo será el proceso final para la llegada de visitantes y tener un monitoreo epidemiológico”. Esta experiencia “tendrá un cupo inicial para la primera semana de 500 turistas, con una estadía máxima de 7 días y 6 noches, y los turistas deberán alojarse en alguno de los hoteles autorizados con protocolos para esta etapa”. De igual manera, se indica que “deberán llegar a la cordillera en su vehículos particulares a través de la ruta provincial 6, la ruta 8 hasta Los Menucos y desde allí la ruta nacional 23 a través de la Línea Sur”. Asimismo, para circular por las rutas que atraviesan territorio rionegrino, los visitantes “deberán descargarse la aplicación ‘Circulación RN’, dónde se agrega un ítems dedicado al turismo y que permite el tránsito libre en la provincia por el período del viaje”. Al llegar a destino, “deberán contar con un seguro médico viajero con cobertura del coronavirus, completar una declaración jurada en la que refiere no tener síntomas y tener reserva en alguno de los alojamientos habilitados”, se anticipó. Cabe recordar que todo el empresariado y distintos sectores de Bariloche, la principal ciudad del corredor andino, vienen reclamando el regreso del turismo, ya que desde el comienzo de la pandemia ha provocado pérdidas avaluadas en unos 25.000 millones de pesos.