ECONOMÍA

Reconversión del Parque Industrial: los sectores en el ocaso y las actividades con más potencial

Las textiles sintéticas como históricas empleadoras han perdido eso lugar luego del cierre definitivo de Sedamil y tan sólo quedan 204 operarios. Hacia a futuro otros sectores se posicionan y existen algunas anuncios de inversión que buscan reconfigurar la matriz productiva para la ciudad.

11/10/2020 02:00

669

La reciente encuesta de la Cámara del Parque Industrial de Trelew describe crudamente cómo ha sido el proceso de deterioro del polo productivo en la última década, con la pérdida de 788 empleos en todas las actividades (fundamentalmente en las textiles), lo que redujo un 30% la cantidad de fuentes laborales que había allá por 2011.

Hoy quedan 74 empresas y 1.885 operarios. En la actualidad se ha iniciado un proceso de reconversión, con sectores que han perdido terreno en los últimos años como el textil sintético, con otros que se han posicionado como la construcción (hoy pasó a ser el mayor empleador) y actividades que buscan darle otro perfil productivo al Parque, como la pesca, que en el último tiempo ha generado la radicación de nuevas empresas e inversiones, en un desarrollo estratégico en conjunto con la zona, principalmente el Puerto de Rawson.

Al analizar cómo ha traccionado cada uno de los sectores, se puede observar en el documento de la Cámara del Parque que las textiles sintéticas, históricamente las que han generado la mayor cantidad de fuentes de empleo, este año han cedido ese lugar, que fue tomado por el sector de la construcción, si se suman las constructoras, ladrilleras y aquellas actividades anexas.

“El dato destacado es la pérdida del sector textil sintético como principal actividad generadora de empleo en el Parque Industrial. Su participación cayó del 27% en 2018 al 11% en 2020. En cuanto al sector textil lanero, su participación se mantiene en un 15%, igual que en 2018, considerando barracas y peinadurías”.

Las empresas constructoras dieron el salto este año, pasando de representar el 10% en 2018 al 15% en 2020. Si a ello se le suman las ladrilleras y las que elaboran pre moldeados y hormigón, el porcentaje es mucho mayor, pasando al 22% del total del empleo; esto es, en conjunto, 7% por encima de 2018. De esta manera la construcción se convierte en uno de los sectores con mayor crecimiento en el período y, al tomar los tres rubros, el sector que más mano de obra emplea dentro del Parque Industrial.

Pesqueras

“El otro dato significativo es el incremento en la participación del empleo de las empresas pesqueras, pasando del 7% en 2018 al 12% en 2020. Este sector se perfila como uno de los más importantes dentro del Parque Industrial, habiéndose registrado 4 nuevas empresas, a lo cual se le suma el aumento de empleo por parte de la empresa CONSERMAR SRL”.

De esta manera, la actividad pesquera representa una de las más importantes en esta nueva etapa de reestructuración del Parque Industrial, liderando este proceso de recuperación del empleo.

Se registraron 4 nuevas plantas: PATAGONIAN SEA SECRETS (hidrolizado de langostinos), INSUMOS INDUSTRIALES (fábrica de cajones de plástico), COOPERATIVA 16 DE MAYO (procesamiento a fasón para pesqueras) y DESEADO FISH SA (procesamiento de anchoítas, próxima a iniciar su actividad). Por su parte la empresa CONSERMAR también incrementó su planta de personal.

Textiles

Una de las conclusiones a las que se arriba es la reconfinguración que ha habido en las textiles, como consecuencia del cierre de Sedamil: “Sin dudas modificó el perfil productivo del Parque Industrial. La empresa despidió los últimos 307 trabajadores. A ello se agregan los 39 puestos de trabajo menos para la fábrica ALTER SA. Todas las demás empresas textiles también redujeron su planta de personal, en total, el sector registró una pérdida de 385 empleos. Todas las actividades registraron variaciones, en mayor o menor medida. Como resultado, en total, entre 2018 y 2020 se perdieron 270 puestos de trabajo, representando una caída del 12,5%”.

Las textiles sintéticas en 2011, empleaban 947 operarios, mientras que en 2020 tan sólo quedan 204. En el caso de las laneras, el la variación también ha sido negativo en la última década, aunque no tan marcada: se pasó de 329 trabajadores en 2011, a 248 en 2020. En tanto que las barracas, donde funcionan los lavaderos, pasaron de emplear de 81 empleados a 43.

Para las laneras, los empresarios mencionaron como problemas del sector que “tenemos un costo de $450.000 mensuales en seguridad privada. Hemos intentado reducirla pero los actos de vandalismo se incrementaron considerablemente”. Por su parte, considerna que “el costo de los fletes desde Puerto Madryn a Europa o China son un 40 % más caros que desde Buenos Aires”. Por último señala que “los sueldos son un 20% más por la zona desfavorable”, situación que complica aún más la competitividad de las firmas.

Construcción

La construcción constituye un sector dinámico con grandes fluctuaciones del empleo año a año, debido a que su actividad está sujeta a la realización de obras, públicas y privadas. Es el sector que más creció, después de la Pesca, registrando 58 nuevos puestos de trabajo. Esto se debe a la contratación de una de las empresas para la realización de una obra civil de grandes dimensiones, como es la construcción de las bases de nuevos aerogeneradores para un Parque Eólico.

En el caso de las “ladrilleras”, se perdieron 10 empleos. Las empresas CERÁMICAS DE LA PATAGONIA e HIPERTEHUELCHE sólo mantienen personal para el cuidado y mantenimiento de las instalaciones.

Transporte

El rubro de Transporte, “es uno de los sectores más estables en cuanto a empleo; no obstante, los encargados de algunas transportistas manifestaron su preocupación por la escasa actividad, puesto que la situación de pandemia provoca una contracción del comercio y como dijera un encargado “si no hay qué vender, no hay qué transportar”.

Bebidas

Dentro de Bebidas, se registraron 15 empleos menos dentro de esta actividad. La segunda empresa más grande del Parque Industrial, EMBOTELLADORA DEL ATLÁNTICO SA (COCA-COLA ANDINA ARGENTINA), se encuentra operando en el 40% de su capacidad instalada.”.

Situación general

En términos generales, comparando los 1.885 trabajadores del último sondeo con el anterior de 2018, donde se registraron 2.155 empleos, se observa la pérdida de 270 puestos de trabajo. Es decir, que la creación de empleo producida por los 2 nuevos sectores que se perfilan liderando la reconversión del Parque Industrial, esto es, la Pesca y la Construcción, no alcanzó para cubrir los puestos de empleo que se perdieron con el cierre de SEDAMIL (307 empleados), de ALTER (39 trabajadores), en menor medida, y de las demás textiles (otros 39 puestos).

Durante el presente sondeo se relevaron también proyectos de instalación de nuevas empresas (una planta pesquera) y la ampliación de empresas existentes (Industrias Químicas del Sur que comenzaría a producir los envases de sus productos en una nueva planta, dejando la actual para depósito; una Metalúrgica que fabrica galpones y tinglados y duplicó la cantidad de empleados y piensa construir su propio galpón.

Noticias relacionadas