PROVINCIA

Reconocen el “amesetamiento” de la situación epidemiológica y una mayor conciencia ciudadana

“Hubo mucha conciencia de la ciudadanía, cuidándonos y cuidando a los demás”, dijo Monasterolo.

6.335

Miryám Monasterolo, directora del Área Programática Sur reconoció altas tasas de positividad y la existencia de casos que aún con sintomatología continúan con sus actividades habituales.

“El Plan Detectar sirvió mucho. Fue un aporte muy importante desde el punto de vista sanitario. Por un lado logramos identificar rápidamente a las personas sintomáticas y que éstas se acercaran cuando antes no asistían a las guardias. Eso permitió descomprimir las guardias y los laboratorios, pasando de tener 200 muestras a 95 diarias y hay respuestas rápidas en los testeos”. Indicó que aún se requiere de un seguimiento más detallado de éstos pacientes por la alta demanda y la falta de colaboración de muchos laboratorios privados.

“Nos piden altas de gente que estuvo en aislamiento por ser positivos y en muchos casos no habíamos sido siquiera notificados. Enviamos carta documento a los laboratorios para que nos notifiquen en un plazo de 48 horas porque esto es obligatorio”.

“Estamos contentos porque estamos amesetando la situación epidemiológica. Hubo mucha conciencia de la ciudadanía, cuidándonos y cuidando a los demás. Si seguimos así con las medidas que se adoptaron y que Nación prorrogó; sumado a la vigilancia epidemiológica más firme que hemos hecho, nos da buenos resultados. Esperemos que en dos semanas más la curva empiece a descender”. Monasterolo vinculó ésta situación con la llegada de los primeros vuelos comerciales como también a la inminente liberación del transporte terrestre a nivel nacional en el mes de noviembre.

“Venimos manteniendo –dijo la funcionaria- los números y el mismo nivel de casos identificados. Estamos entre 140 y 170 casos positivos por día. La curva de aumento se viene sosteniendo en valores similares. Sostenemos la misma cantidad de casos de manera permanente. El objetivo es disminuir el total de casos ya que esto hará que se descompriman las guardias y tenga oxígeno el sistema sanitario”:

Y destacó la incorporación de más camas, mejorando el sistema de Salud y la llegada de profesionales enviados por el Ministerio de Salud que serán recambiados ésta semana con un nuevo grupo que llegará desde Buenos Aires.

Respecto a la situación sanitaria de la población y puntualmente, sobre la existencia de comorbilidades anteriores indicó: “Tenemos una población complicada desde el punto de vista sanitario. Hay mucho tabaquismo, casos de obesidad y sobrepeso; diabéticos que no cumplen su tratamiento. La gente llega en malas condiciones al sistema de salud; eso hace que los pacientes tengan complicaciones durante su internación”.

En cuanto a objetivos inmediatos, la directora del Área Programática Sur expresó que se insistirá en la baja de los casos. “En estos catorce días tenemos que seguir bajando los números, hay que lograr cambios y ver el comportamiento de la ciudad con la gente que llegue en los vuelos. Desde noviembre recibiremos micros de larga distancia según nos informaron de Nación. La idea es tener la mayor normalidad posible”. “La idea –dijo Monasterolo- es no relajarse, ya hubo casos de personas que se han reinfectado. Lo más importante hasta que llegue la vacuna es mantener las medidas de prevención”, concluyó en diálogo con el programa “Fase Cero” de Cadena Tiempo Comodoro.