POLICIALES

La querella pide que Vargas confiese cómo fue el asesinato de Rosa Acuña

Federico Ruffa junto a la fiscal Griselda Encinas. Pide 25 años a Vargas.

2.713

A pedido de los jueces, se postergó por unos días su resolución sobre la culpabilidad o no de Laura Vargas y otras personas sindicadas como encubridores,del crimen de Rosa Acuña. Si la sentencia es culpable, luego habrá que definir de cuánto es la pena a cumplir. Igualmente en la acusación se hizo un pedido preliminar de la pena máxima: 25 años de cárcel y 6 años para los encubridores.

Federico Ruffa, abogado querellante por la familia Acuña, se refirió al testimonio que brindó la principal acusada, Laura Vargas, quien reconoció haber cometido el crimen.

Para el abogado, “es importante, siempre que una persona manifieste su arrepentimiento pero, en definitiva, la que tiene que expresarse o entender eso como una expresión sincera es la madre de la víctima. Y sé que Claudia no lo entiende como una situación sincera, y todo le parece poco porque ha perdido a una hija de una manera muy tremenda”.

“Como abogado me parece que hubiera sido más útil, más sincero y hubiera aportado más elementos para la causa, si hubiera hecho un relato completo de lo que sucedió, porque seguimos teniendo un lapso de horas donde no sabemos exactamente lo que pasó, que es cuando estaban dos de las coimputadas y Vargas”, explicó Ruffa. Considerando además que si Vargas “iba a admitir el hecho como lo admitió, hubiera sido interesante que esté dispuesta a responder preguntas de la Fiscalía y nuestras, porque hubiera sido una forma real de tratar de establecer algunos detalles que hoy, por las deficiencias que implica la reconstrucción de un hecho, han quedado sin poder establecerse como me gustaría. Creo que no es suficiente pero queda claro que todas las declaraciones de todos los acusados terminan corroborando la hipótesis fiscal”.

Reconoció el abogado que cuando se abrió la investigación se hizo por homicidio agravado por participación de dos o más personas y por alevosía. Pero, “esa acusación disminuyó a homicidio simple porque no se puede acreditar exactamente qué es lo que sucedió, si hubo participación de las otras personas en el homicidio en sí. Esas son las cosas que son insuficientes o que tienen sabor a poco para las víctimas”.

Sobre la continuidad del proceso, adelantó que, si hay sentencia de culpabilidad, el pedido de pena “lo vamos a determinar en conjunto con la Fiscalía. En el momento de presentar la acusación se hizo una solicitud preliminar de pena de 25 años que es la máxima. La mínima es 8 años y 6 para los encubridores”.