ECONOM√ćA

En octubre aumentó un 6,1% la venta de autos y camionetas con respecto al mes de septiembre

Tal vez uno de los sectores más golpeados por la pandemia que irrumpió este año sea el de la industria automotriz y los motivos sobran.

24/11/2020 11:23

1.205

Tal vez uno de los sectores más golpeados por la pandemia que irrumpió este año sea el de la industria automotriz y los motivos sobran: la compra de un auto supone un gasto extraordinario para la mayoría de las familias, que durante este período han visto, al menos, reducidos sus ingresos habituales. A ello se debe sumar las limitaciones a la circulación y el hecho de que durante los primeros meses tanto las fábricas como las concesionarias vieron su funcionamiento paralizadocon una lenta retomada de actividades.

Durante los primeros meses de la pandemia, periodo en que las medidas preventivas fueron verdaderamente estrictas, la venta de autos cayó a valores históricos. De acuerdo a registros de la Asociación de Concesionarios de Automotores (ACARA), en el mes de abril por ejemplo, el patentamiento de unidades 0km registró un descenso interanual del 88,3% en comparación con el mismo mes de 2019.

La suba impulsada por la brecha cambiaria

Al retomar las actividades, la industria automotriz se mantuvo con números negativos durante la mayoría de los meses. Sin embargo, el mes de octubre trajo buenos pronósticos para el sector con ventas de 37.163 autos y camionetas en Argentina. Según lo informado por Acara, esto supone un aumento del 6,1% respecto de septiembre. Al compararse las cifras con el mismo período de 2019 el crecimiento fue del 13,9%. En los diez meses transcurridos del 2020 ya se han alcanzado los 286.695 patentamientos.

Esta suba se debe a la importante, y al mismo tiempo preocupante, brecha producida entre el precio del dólar, de su cotización oficial a la paralela. Para aquellos que contaban con ahorros en esa moneda la compra de autos fue una buena oportunidad si se tiene en cuenta que su precio es relativamente más barato al alcanzado en la moneda nacional. Adquirir un vehículo siempre es una forma de capitalizarse y, con las variaciones del dólar, se estima que una devaluación abrupta sería un nuevo empujón para el sector. Frente al uso de la divisa extranjera quedó de lado el acceso a créditos que permitieran la adquisición de los productos en cuotas, principalmente por el hecho de ser en pesos y mayoritariamente variables, con la incertidumbre que este momento genera.

Qué esperar al cerrar el año

A pesar de los números positivos las concesionarias se mantienen cautelosas: el hecho de que la causa del crecimiento se encuentre en los ahorros personales explica que la suba de ventas sea limitada en el tiempo ya que los ahorros se gastan y se debe pensar en otra fuente de recursos para mantener los niveles actuales. A ello se suma la baja que históricamente sucede en los meses próximos al fin de año, donde la mayoría de los compradores esperan a la adquisición de modelos del año entrante.

Para muchas automotrices la mejoría es continua pero no inmediata estimándose que recién en 2023 se retomarán los niveles de la industria de 2019. Desde la Asociación de Concesionarias se espera cerrar el año con 320.000 patentamientos, esto es un 20% de lo originalmente planeado. De cara al año que viene el presidente de Acara, Ricardo Salomé explicó que “...es importante entender que si se consideran algunas de las medidas de estímulo presentadas por la cadena de valor, y que están siendo evaluadas por el gobierno, podemos pensar en un 2021 con mucho más optimismo”.

Algo que resulta necesario prestar atención a la hora de mantener los niveles de crecimiento es velar por el abastecimiento de autopartes importadas y el ingreso de ciertos vehículos que podría verse sentido por cuestiones burocráticas e incluso por ralentización en la logística del comercio internacional causada por la pandemia actual, con sus brotes y rebrotes ya impredecibles. Por otro lado, la devaluación monetaria, gran impulsora del mercado en este momento, podría afectar a los costos de producción, lo que necesariamente sería trasladado al valor final de venta y acabaría por frenar la velocidad de su crecimiento: no hay que preocuparse por una devaluación gradual, pero sí por un salto brusco del dólar oficial.

Para aquellos que se encuentran en la búsqueda y se preguntan cuál es el plan más conveniente para comprar un auto en Argentina la respuesta no es sencilla. En primer lugar, el interesado debe preguntarse qué tipo de vehículo está dispuesto a adquirir: usado o 0km. Tradicionalmente la compra de autos usados implicaba fuertes beneficios económicos. Sin embargo, los meses de limitación en la producción han llevado a que esta diferencia se vaya achicando y que el precio de varios autos usados se acerque al valor de vehículos 0km. Además de las variaciones del dólar, esto se debió a la baja de stock de autos, motos y camionetas usadas con motivo de la caída en los patentamientos en general. Al caer la cantidad de autos a estrenar son menos los propietarios que buscan vender su modelo para cambiarlo y, al mismo tiempo, al no haber 0kms disponibles mucha gente se vuelca a los usados jóvenes: dos caras de una misma moneda que llevan al incremento en su cotización.

Los medios de financiación también son un tema crítico para quien no puede afrontar con el costo total a la hora de la compra o, como también sucede, no desea abrir mano de sus ahorros en dólares y prefiere recurrir a mecanismos crediticios. En ese sentido se puede decir que aún queda mucho por hacer ya que las cuotas todavía resultan bastante pesadas para la mayoría del público.

A pesar de ello algunas ofertas se lanzaron ya al mercado y con cierto éxito. Es el caso por ejemplo del Banco de la Provincia de Córdoba que durante este año ya otorgó 3.000 créditos gestionables desde la concesionaria, sin prenda y pudiendo solicitar un préstamo por el 100% del valor del auto si es usado. El Banco Nación también instrumenta un programa lanzado por el gobierno en conjunto con la secretaría de Industria, cámaras de motovehículos y ensambladoras que permite adquirir motocicletas de hasta $200.000 pagaderos en hasta 48 cuotas.