PROVINCIA

Preocupa en Esquel la baja de reservas del turismo y piden por medidas para evitar despidos

Las cosas están bastante demoradas para lo que necesita el turismo”, afirmó la prestadora de servicios de Esquel Lilia Kinsella, en relación a las posturas encontradas del sector con el Area Programática de Salud.

29/11/2020 02:00

1.805

Entre varios conceptos dijo que si hay negativa a la apertura, las autoridades tendrán que lanzar medidas, para no tener que empezar a negociar con los empleados los despidos.

Quejas

Lamentó que hay consultas de potenciales visitantes, y también se han caído decisiones de viajar en el verano a la Cordillera. Incluso dijo que algunas empresas se inscribieron para ser parte del programa PreViaje que impusó el Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación, y se encuentran en la incertidumbre.

Después la empresaria del Turismo refirió a las dos reuniones mantenidas por los Municipios de Esquel y Trevelin, Entes Mixtos y Cámaras de ambas ciudades y autoridades del Area Programática, sin acuerdos para la apertura.

Precisó Kinsella que desde Salud plantearon que pedir hisopado a los turistas, no tiene efecto sino se requiere un aislamiento de 7 días, y “eso para el turismo es inviable; si yo les digo que deben aislarse ese periodo y que no les cobro esa estadía, cambian de destino”.

Asimismo aclaró que “el sector no planteó un turismo abierto totalmente, sino con control, y si llega un momento que se debe cortar, se corta. Pero lo peor es esto de que a nivel mundial se manifestaba trabajemos juntos, y acá tenemos una división que no nos beneficia, y a los prestadores hasta nos hacen ver como los malos de la película”.

La dueña de uno de los complejos de cabañas más conocidos de Esquel, señaló que algunos reciben la ayuda del Gobierno para sostener las empresas y los puestos de trabajo. Pero, “si no hay ingresos, no tenemos cómo pagar, y con todo el derecho algunos colegas decidieron alquilar sus lugares de alojamiento de manera mensual, mientras otros dieron de baja a sus emprendimientos”.

Hasta dónde

Agregó Lilia Kinsella que “veré hasta donde sostengo lo mío si esto no se reactiva”, e insistió en que nunca propusieron una apertura indiscriminada. Contó que en su complejo tiene un quincho cerrado desde marzo, cuando empezó la pandemia del Covid-19, y “seguirá cerrado para evitar que entre cabañas se junten en el lugar, y la casita de juegos para los chicos, también está cerrada”.

En su reclamo la empresaria sostuvo que en buenas temporadas turísticas, hay entusiasmo para hacer mejoras en los establecimientos y comprar cosas para incorporar o cambiar, y son recursos que quedan en el comercio local.

Trabajo conjunto

Reafirmó el trabajo conjunto con Trevelin, y el apoyo que hay a los intendentes en lo que gestionan y deciden por la apertura, en el marco de acuerdos con posturas flexibles. En la misma dirección disparo que si se mantiene la negativa a abrir la actividad, “tendría que implementarse un paquete de medidas para seguir sosteniendo a las empresas, y no tener que empezar a negociar con nuestros empleados los despidos, que es lo que más preocupa”.

Kinsella, prestadora turística.

Kinsella, prestadora turística.