SOCIEDAD

Eclipse solar: un evento imperdible en la Patagonia

El lunes 14 de diciembre, en horas del mediodía, se producirá un eclipse solar que será visible en toda la Argentina.

03/12/2020 02:00

En Chubut, durante el mediodía, veremos a la luna interponerse frente al sol hasta cubrirlo en un 94%.

3.914

Por Martín Tacón

Este maravilloso fenómeno astronómico ocurre dos veces al año en distintos rincones del planeta, y en esta ocasión tendremos la fortuna de observarlo desde la Patagonia.

El sol comenzará a taparse levemente por la luna a partir de las 11:57. Gradualmente se cubrirá hasta lograr el ocultamiento total a las 13:17. La luna continuará su traslación hasta descubrir el sol a las 14:40. La máxima ocultación tendrá una duración aproximada de dos minutos.

En Chubut observaremos un eclipse parcial donde el sol se ocultará en un 94%. Daniel Fanti, de la Fundación Amigos de la Astronomía de Trelew, explica que a pesar de parecer un porcentaje alto, el 6% restante puede ser lo suficientemente brillante para impedir una observación directa.

¿Qué veremos exactamente en Chubut? Fanti explica: “El 94% es bastante, pero la luz del sol es importante. Ese 6%, por más que parezca poco, es mucho brillo. Puede ser que no nos deje ver demasiado, que mantenga la atmósfera iluminada y veamos como un día nublado con poca luz”.

Mercurio y Venus son dos planetas que se encuentran diariamente en el cielo diurno pero que nos es imposible observar por el brillo mismo del sol. Sin embargo, en el momento del eclipse, estos dos planetas se harán visibles a la izquierda del sol. Fanti lo explica: “Tal vez alcancemos a ver los planetas más cercanos al sol. Mercurio es el primer planeta en orden de órbita al sol, siempre está cerca. Si la oscuridad es la suficiente, puede ser que lo veamos. Un poco más lejos vamos a tener a Venus; el lucero de la tarde o de la mañana lo vamos a tener al oeste. Probablemente, del otro lado (al este) podamos ver a Júpiter. Para ver a Saturno hay que ver cuál es el grado de oscuridad”.

Si bien la tecnología le permite a los astrónomos predecir acontecimientos y dar precisiones, éstas no siempre son absolutas. “En los números sabemos que es 94%, pero en la práctica no sabemos cuánta luz habrá”, dice Fanti. “No estuvimos en 200 eclipses para saber cómo se ve con cada porcentaje. No hay tanta experiencia”.

Eclipse total

La franja de totalidad atraviesa a la Argentina justo por el medio. El ocultamiento total (100%) será visible en algunas localidades de Buenos Aires, Río Negro y Neuquén. Exactamente los lugares donde se verá el eclipse en su máximo esplendor son Bahía Creek, Las Grutas, San Antonio Oeste, Valcheta, Ministro Ramos Mexia, Sierra Colorada y Piedra del Águila.

Cuanto más cerca se encuentre un observador de esta franja, mayor será la proporción de ocultamiento que verá. Dado el movimiento de la luna alrededor de la Tierra, su sombra se desplaza de oeste a este, por lo cual los horarios de comienzo, totalidad y finalización dependerán de la ubicación del observador.

Algunos quizás recuerden el eclipse anular de 2017 que formó el “anillo de fuego” y que fue visible desde Camarones. En aquella oportunidad, la luna produjo el eclipse en su apogeo (punto más alejado de la Tierra en su órbita elíptica) y no alcanzó a cubrir el disco solar por completo, dejando al descubierto la corona con un aro de luz. El eclipse que tendremos este 14 de diciembre de 2020 es diferente, porque la luna cruzará al sol casi en su perigeo (punto más cercano de la Tierra), ocultándolo por completo.

El fenómeno de eclipse total de sol es exclusivo de nuestro planeta. Fanti lo explica: “Solo en la Tierra se da que el espacio visual que ocupa la luna es el mismo que ocupa el sol. Cuando se juntan los dos, lo tapa por completo. No hay otra luna en el sistema solar que produzca ese mismo efecto”.

¡No mirar al sol!

Los eclipses son fenómenos tan hermosos y especiales, que resulta inevitable mirarlos directamente. Por eso hay precauciones que deben ser tenidas en cuenta. Daniel Fanti detalla todas ellas: “Partiendo del sentido común, nadie debe mirar al sol de forma directa. No hay que mirar al eclipse con ningún instrumento óptico (cámaras fotográficas, binoculares, telescopios, monoculares), esas cosas concentran la luz, y el sol concentrado puede dañar de forma permanente e irreversible. Los daños en la retina a veces no se acusan en el momento, pero queda el destello permanente. Si alguien tiene un telescopio y quiere mirar, que venga con nosotros y se asesore sobre qué tipo de protectores y filtros tiene que usar. No mirar con lentes de sol. Mucha gente utiliza radiografías veladas, eso es un error, porque no es un objeto quieto y la radiografía curva puede concentrar la luz. Algunos hablan de los vidrios de soldador, nosotros preferimos que no, porque no sabes si están certificados. No se arriesguen con cosas que no están probadas u homologadas por organismos competentes”.

La Fundación Amigos de la Astronomía montará un evento público virtual por streaming. “Vamos a transmitir en vivo por nuestras redes sociales, tanto lo que vamos a filmar nosotros con nuestros equipos aquí, como con un colega desde la franja de totalidad. Van a tener las dos imágenes en nuestro Facebook y nuestro canal de YouTube de la Fundación Amigos de la Astronomía”.

Los eclipses en la Tierra, por la mecánica que los produce, ocurren dos veces al año y verlos es una suerte. “Son puntuales y se ven en una sola franja”, dice Fanti. “Este 14 de diciembre nos toca en Patagonia. Se va a ver hasta Paraguay y mitad de Brasil. El resto del mundo ni se enterará que hubo un eclipse, como nosotros no nos enteramos que hubo un eclipse en julio que arrancó en África, cruzó Arabia, pasó por Afganistán, el sudeste del Cercano Oriente, entró por Nepal, el norte de la India y terminó en China. Hay eclipses que ocurren en zonas de agua y no hay población que los vea. Esta vez tenemos la fortuna de tenerlo cerca”.