SOCIEDAD

“Luz de Puelo”, un proyecto familiar en cuarentena

Carla Guerra y su marido viven en Lago Puelo y la cuarentena los motivó a desarrollar un proyecto familiar para sobrellevar el aislamiento. JornadaPlay charló con Carla sobre “Luz de Puelo” los diseños y las ganas de continuar con esta iniciativa.

11/12/2020 11:49

1.617

Al mismo tiempo que el Covid-19 tuvo un impacto económico severo en muchos rubros, la cuarentena capturó historias inspiradoras de emprendedores que innovaron para salir adelante. Tal es el caso de Carla Guerra, una mujer de Lago Puelo que, guiada por una capacidad empresaria que ella misma desconocida, encontró en su tiempo libre una oportunidad para crear un negocio, una pequeña empresa de artesanías que compartió junto a Jornada Play.

“Con mi marido estábamos acostumbrados a un ritmo de trabajo que se fue desvaneciendo por el aislamiento, por eso decidimos armar un nuevo emprendimiento para tratar de salir adelante”, contó Carla. Ella, arquitecta y su pareja, maestro mayor de obras, trabajan para el Instituto Provincial de la Vivienda (IPV).

“La cuarentena nos terminó dejando en casa todo el día así que decidimos encarar este emprendimiento que se llamó 'Luz de Puelo '. Yo, además, soy dibujante y tenía muchas ideas y dibujos guardados que estando en casa me dieron ganas de compartirlos y de poder salir a mostrar lo que sabía hacer”, señaló Carla que en un comienzo empezó confeccionando lámparas con diseño propios. Después, cuenta, los mismos diseños se fueron convirtiendo en indumentaria y cuadernos. “De repente teníamos un montón de objetos de arte y decidimos comercializarlos”.



Para tal fin abrieron un usuario en Instagram (Luzdepuelo) y con la ayuda de comercios locales empezaron a comercializar sus productos que impactaron con éxito en las localidades de la Cordillera.

“Todavía estoy asombrada de la cantidad de cosas que se pueden hacer”. Admite que encontró en las redes sociales un mundo que era desconocido y se convirtió en una herramienta necesaria que antes de la pandemia solo usaba, como ella dice, “para pasar el rato”.

“Mi idea es continuar, me encantaría que sea el primer trabajo que hacemos todos los días porque me da mucha satisfacción”, concluyó la emprendedora.