POLICIALES

Rosario: festejó sus 15 años y esa noche la violaron 10 hombres

Los vecinos del barrio Ludueña de Rosario no salen de la conmoción. Una adolescente fue violada por al menos 10 personas tras haber sido sedada con una mezcla de pastillas y alcohol en su propia fiesta de 15. El principal acusado es otro chico de la zona, que habría tenido una relación con la víctima hace un tiempo, y se entregó a la policía. (Video)

14/12/2020 19:35

18.366

La mamá deMilagrosadvirtió su ausencia en medio de la celebración y salió a buscarla desesperada. La encontró unas dos horas después, deambulando sola por la calle. “Estaba perdida en la calle, con el cuerpo ensangrentado”, relató un conocido de la familia al diario La Capital. Y detallo:“La tuvieron que coser, la rompieron toda por dentro, le hicieron transfusión de sangre... Es terrible lo que le hicieron”. La menor fue operada de urgencia y quedó internada en terapia intensiva del hospital Eva Perón de Baigorria.

La propia víctima, cuando la encontraron, señaló al ahora detenido, un joven identificado comoFacundo, pero también nombró a varios amigos del acusado “incluyendo hombres mayores”, por lo que se radicó una denuncia por la violación en manada que es investigada por el fiscal de la Unidad de Delitos Sexuales,Ramiro González Raggio. Sin embargo, según trascendió a los medios locales, el funcionario no encontró todavía pruebas que involucren a otras personas además del joven detenido.

El barrio estalló anoche ante el delicado estado de la víctima y unos cien vecinos se manifestaron frente a la comisaría 12ª donde se encuentra alojado el presunto abusador, a quien acusan además de haber planificado el ataque sexual. El grupo exigía hablar con el fiscal de la causa y pedirle la detención de los otros nueve acusados, pero la situación se salió de control.

“Estábamos tranquilos, bien, pero la Policía empezó a reprimir a todos, chicos y gente grande”, dijo una vecina. Varios testigos de ese momento aseguraron además que los efectivos reprimieron con balas de goma a la gente que quemaba cubiertas a modo de protesta delante de la seccional.

“Si tan solo conocieran a Mili como la conozco yo, entenderían el dolor que me causó todo esto, es un pan de dios, una nena de mamá y papá que sólo esperaba este día tan soñado para su fiesta”, escribió en Facebook una conocida de la nena, en reclamo de justicia. Y lamentó que “nada fue como ella lo soñó por que estos mal nacidos le cagaron su vida dejándola internada sin saber cómo va a quedar”.

Habló la madre: “Pensé que se moría en mis brazos”

En medio de la Fiesta de 15, la mamá de Milagros -la cumpleañera- empezó a preguntarles a todos los invitados por la chica. La adolescente había desaparecido y en plena noche casi todo el barrio salió a buscarla. Dos horas les llevó a encontrarla, deambulando como ida y ensangrentada por la calle. Como pudo, entonces, explicó que al menos 10 hombres la habían violado.

La joven identificó con nombre y apellido a uno de los agresores. Se trata de un vecino que vive a dos cuadras de su casa y que, de acuerdo a las primeras versiones, había tenido una relación sentimental con ella hace un tiempo. Su familia, sin embargo, negó cualquier vínculo entre ellos. “Estábamos festejando su cumpleaños con familiares y amigos; y él le puso algo en la bebida y la sacó de mi casa”, relató Jésica, la mamá de la menor, en diálogo con LT8. “Él no estaba invitado, ni era su novio. Nada”, agregó.

Según lo que pudo contarle su hija, cuando recuperó la consciencia estaba“en una casa, al lado de él; y que la madre entró y le dijo que ahora iría preso”, en referencia al vecino que ahora se encuentra detenido. Pero, para ella no fue el único responsable de lo que pasó: “La madre es cómplice del hijo, los dos son una basura; ella me la llevó hasta Einstein y Solís y dijo que la había encontrado; cuando ella la sacó de su casa; hicieron desaparecer el celular, no voy a parar hasta que se haga justicia”.

A Milagros la dejaron tirada en una esquina, y todavía sigue en estado de shock y con vómitos por la sustancia con la sedaron para llevársela de la fiesta.“Cuando yo la encontré estaba drogada, no sabia ni donde estaba, toda ensangrentada por la hemorragia; la destruyeron”, se lamentó entre lágrimas la madre. Y remarcó: “Si no la llevaba al hospital se moría en mis brazos mi hija, de todas las cosas que le hicieron”.

“Hubo que intervenirla y hacerle dos transfusiones de sangre”

En diálogo con los medios locales, el médico Jorge Kilstenin, del hospital Eva Perón de Granadero Baigorria indicó que fue “intervenida quirúrgicamente de urgencia por lesiones genitales considerables”. También confirmó:“Es evidente que hubo una situación de violencia sexual”.

La chica permanece internada y todo el equipo de salud está muy preocupado por contener a la paciente, tanto en su salud física como emocional. “El alta médica dependerá de la evolución no sólo física sino psíquica”, aclaró el profesional.

Jésica, la mamá de la menor.

Jésica, la mamá de la menor.

Noticias relacionadas