PROVINCIA

Comenzó la vacunación del personal sanitario de la primera línea en el hospital Isola de Madryn

Con una logística diferente a las habituales se inició el proceso de vacunación en Puerto Madryn.

3.333

En el hall del servicio de prevalentes del hospital Isola es el espacio utilizado para llevar adelante la vacunación contra el COVID-19 del personal de la primera línea del sistema sanitario. Para la primera jornada fueron citadas 60 personas que cumplen tareas en lugares donde atienden a pacientes con coronavirus y que desempeñan funciones en las áreas de clínica médica, terapia intensiva y pediátrica, así como el personal auxiliar, médicos y enfermeros que trabajan en cada una de esas áreas.

María Isabel Fuenzalida, jefa de Enfermería del área Programática Norte, explicó que “es una vacunación atípica porque la vacuna se conversa a -18 grados y donde no utilizamos una heladera sino un freezer y eso nos cambia toda la logística”.

Asimismo, la profesional destacó el compromiso que ha demostrado el personal de la salud para con la vacuna porque “hubo mucho ruido previo porque decían que no se iban a vacunar y una vez que arrancamos con la citación telefónica nos dicen que van a esperar. No hay una negativa total. Es muy poco el número que dice que no se quiere vacunar”.

De allí que las personas deben ser citadas y se determinó que sean 10 las que lleguen al sector de vacunación cada media hora. Estos tiempos obedecen al hecho que de “cada frasco ampolla obtenemos 5 dosis de vacunas. Una vez que la sacamos del freezer son 10 minutos hasta que descongela el biológico y, después, tenemos media hora para aplicarla” comentó la jefa de Enfermería del Área Programática Norte.

Previo al ingreso a la zona de la vacunación, en la puerta del hospital se hace un triage con el fin, en primera instancia, de descartar casos de COVID-19 y, además, para hacer una serie de preguntas que son los requisitos que debe cumplir toda la persona que se vaya a vacunar. Entre las indicaciones están “las mujeres que estén lactando, embarazadas, personas mayores de 60” dijo Fuenzalida, quien explicó que una vez ingresada la persona se realiza el registro en papel y el completado del carnet de vacunación y el cargado automático a nación.

Allí pasan al sillón donde el personal de enfermería aplica la vacuna y luego pasan a otro sector donde permanecen 15 minutos sentados con el fin de hacer una observación inmediata a la colocación de la vacuna. Otro dato aleatorio es que toda persona que tuvo coronavirus puede vacunarse cuando haya tenido el alta médica y sentirse que está recuperada o casi recuperada. “No tenemos un tiempo establecido porque es con el alta médica y la persona en condiciones” comentó la Jefa de Enfermería del Área Programática Norte.