PROVINCIA

Los discursos y planteos de los senadores de Chubut en la sesión histórica por el aborto

Los senadores Nancy González, Alfredo Luenzo y Juan Mario País votaron positivamente la iniciativa, que fue aprobada por 39 votos a 28, con una abstención. Hubo encendidas palabras de la legisladora madrynense, que tuvo una fuerte difusión a través de las redes sociales.

31/12/2020 02:00

Nancy González y un discurso que fue reconocido entre sus pares.

937

En la madrugada del miércoles el Senado de la Nación convirtió en ley la legalización del aborto, en una histórica sesión que fue seguida por miles de manifestantes y colectivos de mujeres de todo el país y en la cual también se sancionó el Plan de los 1000 días de Cuidado Integral de la Salud durante el Embarazo y la Primera Infancia.

De este modo, la Cámara que frenó hace dos años la misma iniciativa por 38 votos contra 31, logró esta vez darle luz verde a una ley que prioriza el derecho de la mujer a decidir sobre su cuerpo por sobre las objeciones basadas en los preceptos constitucionales de defensa de la vida desde la concepción. Prácticamente invirtiendo los votos, con 38 afirmativos contra 29 negativos y una abstención.

Entre los votos positivos, se sumaron los de los tres senadores por Chubut: Nancy González, Alfredo Luenzo y Mario País.

Nancy González (Frente de Todos) dio uno de los discursos más encendidos y más destacados por la mayoría de los colectivos feministas, al sostener una fuerte defensa del proyecto de aborto legal.

González de mostró a favor de los derechos de las mujeres y cuestionó los argumentos de su colega Dalmacio Mera, defensor de “las dosvidas”:”Después de dos años que tratamos esta ley en el 2018, tener que estar escuchando que se hable del año 1315… La verdad es que estoy anonadada. ¿Qué nos quiere decir? ¿Que los que estamos a favor del proyecto somos asesinos o vamos a salir a asesinar?”, expresó.

Una vez sancionada la ley, también se expresó el senador Alfredo Luenzo. “Obligar a parir a aquella persona que no lo desea es someterla a la tortura”. Y preguntó a los presentes: “¿Con qué cara pueden obligar a parir a una mujer cuando esa mujer no lo desea? ¿Cómo pueden sentir el derecho a decidir sobre el proyecto de vida de otra persona?”.

También recordó a las 80 mujeres que murieron desde agosto de 2018, cuando la Cámara de Senadores rechazó el proyecto IVE, y a los niños que quedaron huérfanos por abortos clandestinos. “Antes, en 2018, era tarde. Hoy es más tarde, porque las vidas de esas mujeres no las recuperamos más”, señaló. Y concluyó: “¿Sabe por qué voy a votar a favor, señora presidenta? Para que no volvamos nunca más al perejil, a las perchas, a los garajes clandestinos, para que no volvamos nunca más a las muertes por abortos clandestinos”.

“La sociedad lo venía debatiendo hace muchísimo tiempo atrás. En democracia, hace 36 años que se venía peleando por esta ley. Es un hecho histórico. La sensación es que tenemos una Argentina un poco más igual, de derechos compartidos. Hemos dado un paso importante y dimos un paso hacia la calidad que debe tener una sociedad de iguales, cosa que hasta ahora no era porque había derechos vulnerados, como los derechos a la autonomía de la mujer de decidir cuándo, cómo y de qué manera ser madre, y ser responsable de sus propios actos. El hombre estaba muy alejado de esa responsabilidad”.

Marcó que “la mujer asume sacar del ámbito de la criminalización el tema de la política punitiva que no dio ningún tipo de resultados, solo dio mujeres que han muerto, 3.000 en Argentina, o con daños en su capacidad reproductiva de por vida. Yo siento que hemos dado un paso acompañando a la mujer. Es una pelea que ha sido históricamente de ellas. Afortunadamente nosotros hemos podido cambiar. No cambia la cultura patriarcal en Argentina porque el 70% de los hombres en el Senado votaron en contra. Esto es simbólico, pero hemos avanzado”.

Destacó que “hay argumentos que siguen atrasando. Hay interpretaciones de la Constitución nacional, del código civil y comercial, de tratados internacionales, que enmascaran creencias. No estamos legislando para matar inocentes, como se quiere hacer ver de los celestes. Con el poder simbólico que tiene la palabra, se apropiaron del concepto vida y el niño por nacer. Nunca estuvo en debate matar niños, lo digo con crudeza. Lo que hicimos es no criminalizar a la mujer. Discutían cuándo hay vida, cuándo no hay vida, y eso no estaba en discusión”.

“En el código penal, vos podías estar al amparo de la ley si era producto de una violación o si ponía en riesgo la salud de la mujer gestante; pero sí era condenada cuando era resultado de una relación consentida. Eso significa que el hombre ni siquiera a través del código penal le permite a la mujer el goce sexual”.

Puntualizó asimismo que “la cultura patriarcal es la que hay que desterrar. No puede ser que en cien años no se haya podido modificar esta ley, en un Congreso integrado por hombres donde la mujer no podía ni siquiera entrar. “La mujer ha ido ganando batalla tras batalla con mucho esfuerzo y sacrificio en un concepto de ampliación de derechos”.

Juan Mario Pais se manifestó a favor de sancionar la ley enviada por el Poder Ejecutivo nacional que promueve la interrupción voluntaria del embarazo, en el marco de la sesión especial realizada durante este martes y la madrugada del miércoles en la Cámara alta.

El legislador chubutense aseguró que “se trata de un día importante para la Nación, ya que esta ley va a conllevar una sociedad más justa, más igualitaria y pondrá fin a un conflicto determinante como el actual, donde se condena a las mujeres y se las priva de su autonomía de voluntad”.

Expresó que “esta norma hace a la salud pública, a la autonomía de la mujer gestante y fundamentalmente a la libertad, y la Constitución Nacional protege a la persona gestante, protege el embarazo, y también protege a la mujer al pretender que no sea discriminada, por eso esta ley no vulnera en modo alguno la Constitución y tampoco al derecho positivo nacional”.

Pais recordó el discurso que brindó en 2018 el ex senador recientemente fallecido, Pino Solanas, y sostuvo que “es necesario reivindicar el derecho al disfrute y al goce de las mujeres, o sea a su libertad, como bien dijo Pino, ya que no es posible que a algunas mujeres les apliquemos la ley para que busquen la clandestinidad del aborto”.

Por estos motivos, el senador nacional consideró que “acá estamos hablando de un tema de derechos humanos de la mujer, que actualmente es discriminada en cuanto a su autonomía y su libertad cuando en sus proyectos de vida no quieren continuar con la gestación, es allí donde la sociedad las penaliza”.

Pais reiteró la necesidad de que “se respete la autonomía de voluntad de las mujeres, dejando de discriminarlas y rompiendo una de las últimas vallas que consolida tal discriminación, ya que estamos avasallando la voluntad de las personas gestantes y condenando a las mujeres que fallecen o sufren daños irreparables en abortos clandestinos”.

Luenzo recordó a las 80 mujeres que murieron desde agosto de 2018.

Luenzo recordó a las 80 mujeres que murieron desde agosto de 2018.