POLICIALES

Abusaba de su hija dentro del regimiento y le decía: “No soy tu papá, soy tu amante”

El caso conmueve a la capital de Santa Cruz. También le pegaba y la amenazaba: “Si decís algo te mato y después me suicido”. Está preso y afronta graves cargos por los que puede recibir perpetua. El imputado del abuso durante 12 años es un suboficial de la Fuerza Aérea. La víctima tiene fobias

11/01/2021 02:00

El suboficial acusado de abusar de su hija en un encuentro social.

10.112

Un suboficial de la Fuerza Aérea Argentina con asiento en Río Gallegos quedó detenido y procesado por haber abusado de su hija durante más de 12 años. Asi lo dispuso la jueza penal de la capital de Santa Cruz Marcela Quintana. El hombre abusaba y violaba a la chica desde los 9 años. En realidad, no era su hija biológica sino que la había reconocido tras formar pareja con su madre con quien después tuvo otros tres hijos. Ahora pueden condenarlo a 20 años de acuerdo a la carátula del caso. Pero según la abogada de la víctima se va a ampliar la calificación por lo que podría pagar el aberrante delito con cadena perpetua. Algunas de las violaciones fueron cometidas en el mismo predio de la fuerzamientras el suboficial estaba de guardia.

“Yo no soy tu papá, soy tu amante” era una de las tantas frases que el suboficial de la Fuerza Aérea utilizaba para abusar y violar a su hijastra lo que ocurrió durante 12 años desde que la joven tenía 9 años hasta los 21. Dos años después, la chica se enteró que el militar no era su padre biológico como ella pensaba. El sujeto, que está preso con una extensa acusación, abusaba de la chica aún dentro del predio de la Fuerza Aérea cuando cumplía guardia. Alli tenía un dormitorio. Pero además también lo hacía en su auto y en su casa cuando todos estaban ausentes.

El hecho, que conmocionó a la capital de Santa Cruz, fue denunciado en 2017 cuando la joven tenía 26 años. Tres años antes se había enterado por otra hermana que en realidad el suboficial no era su padre biológico. Eso la llevó a comprender en parte, su conducta. “Ella actualmente sufre de fobias, está bloqueada y hasta tiene problemas para expresarse. En 28 años de carrera he visto cosas horribles pero ninguna como esta”, le dijo a Jornada la abogada de la víctima Jovita Vivar. El suboficial quedó detenido, procesado y embargado acusado de “abuso sexual gravemente ultrajante, en concurso real con acceso carnal reiterado y agravado por el vínculo y convivencia preexistente”.

Esta calificación prevé una pena máxima de 20 años. “Pero hay otros agravantes como su condición de militar y las secuelas que dejó en la víctima lo que lo puede llevar a una máxima de perpetua”, agregó la abogada.

Además, no hubo sólo violación. También “la chica era golpeada constantemente y recibía amenazas tales como “si contás algo primero te mato a vos y después me mato yo. Esto creó en la chica una situación de tremenda angustia e impotencia. Además estaba totalmente indefensa ya que tanto la mamá como sus hermanos no sabían lo que estaba pasando. Él la maltrataba constantemente. Vivió un verdadero calvario durante varios años. No solo perdió la infancia sino también sus ganas de vivir”, expresó Vivar a Jornada.

La abogada expresó que la joven “no puede hablar bien porque está con tratamiento médico y padece secuelas graves de los abusos, violaciones, golpes y amenazas que ese sujeto le propinó durante casi toda su vida”.

“La joven, que ahora tiene 29 años, se animó a darme detalles de sus padecimientos; aunque estimo que pasarán años para que pueda recuperarse de las consecuencias que los hechos perpetrados por ese psicópata le ocasionaron”.

Vivar dijo que “estas acciones comenzaron en la casa de la Fuerza Aérea que la familia ocupaba en cercanías del hospital y luego continuaron en un barrio de la ciudad al que se mudaron; pero lo más llamativo es que está acreditado que muchos de los ataques que padeció fueron en el predio de la fuerza donde el sujeto se desempeñaba en el área de recursos humanos cuando llevaba a la niña a sus guardias”.

La resolución en cuanto a la prisión preventiva, el procesamiento y el embargo fue dictada por la jueza Marcela Quintana. El hombre, de 52 años estaba a punto de retirarse después de casi 30 años de servicio, período en el cual cometió los abusos denunciados. “Por el momento la Fuerza Aérea se mantiene en silencio. No sabemos si, a pesar ser detenido le dieron de baja porque no hay nada oficial”, manifestó la abogada quien dijo que “afortunadamente y tras las pericias realizadas a la chica la justicia actuó rápidamente”. Y expresó que “no sólo la chica también los hermanos y la madre tendrán que iniciar un período de recuperación. Fue muy duro lo que salió a la luz. Tenían un elefante adentro de un bazar pero no lo veían”, graficó. Y finalizó: “Además de todo esto, el hombre era muy celoso de la chica. Y la amenaza diciéndole que si contaba algo “nos vamos a separar todos y va a ser peor para vos”. El suboficial de la Fuerza Aérea fue embargado en 800 mil pesos. Ahora, la abogada espera que, pese a la pandemia y por la gravedad de los cargos el juicio se realice cuanto antes. “Es un alivio para la víctima que el hombre se encuentre preso. Pero estará ,ejor cuando le dicten una condena”.