Impulsan una Ley Oncológica Pediátrica que brinde cobertura del Estado y las obras sociales

Valeria Valverde es el motor de la iniciativa, que incluye la construcción de Centros Oncológicos Privados. “La adhesión de las provincias representa poder tratar a chicos enfermos, si no todo se resuelve en Buenos Aires. Para los que vivimos acá, son kilómetros que nos restan un montón de cosas”.

Motor de un deseo. Valeria Valverde exige la nueva legislación.
07 FEB 2021 - 20:49

El 15 de febrero, Día Internacional contra el Cáncer Infantil, se realizará una caravana para acompañar el proyecto de Ley de Oncopediatría que fue presentado en el Congreso de la Nación. La iniciativa pretende ser impulsada desde Chubut como ya se realizó en la provincia de Mendoza, en el afán de sumar voluntades para que la ley tenga alcance nacional.

La ley busca en primera instancia la cobertura médica integral de parte del Estado y las obras sociales para los niños con cáncer. “Se pide además que se construyan Centros Oncológicos Pediátricos porque no los hay. Recién en Comodoro Rivadavia se pudo abrir uno el año pasado a pulmón y por iniciativa de los profesionales médicos del Hospital Regional”, indicó Valeria Velarde, madre impulsora y multiplicadora de la idea.

“La adhesión de las provincias representa poder llevar a tratar a chicos que estén enfermos, sino todo se resuelve en Buenos Aires. Para los que vivimos acá son kilómetros que nos restan un montón de cosas. Hay que pagar alquiler, dejar tu casa y en caso de tener más hijos, dejarlos solos o al cuidado de alguien. El padre tiene un permiso presencial pero el mismo es muy corto, ya que se hace necesario sostener el alquiler o la economía familiar”, destacó en diálogo con Cadena Tiempo.

Velarde reconoció un aumento considerable en la cantidad de casos de cáncer infantil aunque expresó que no existe números oficiales al respecto. “En muchos lugares no se puede diagnosticar. En la ciudad tenemos una salud básica aunque son muchos los chicos que vienen acá a hacerse las terapias”. Plantea la necesidad de que visualice políticamente el proyecto de ley y agradeció a quienes se identificaron con el Lazo Dorado de la campaña. “Muchos la colocaron en su local comercial, en su vehículo o en su casa. O hizo que sus hijos la dibujaran para que vean la necesidad o simplemente la gente se pregunte de qué se trata. Muchos piensan que ya es una ley, pero no lo es”.

“El Estado tiene la obligación –agregó- de generar espacios en donde los chicos puedan hacer su tratamiento con la asistencia educativa que hiciera falta y darle cobertura al padre en el caso de que no tenga trabajo”.

“Hace catorce años la obra social me cerró las puertas y tuve que viajar por mi cuenta. Mi hijo tenía un tumor cerebral, no podía mandarlo en un avión solo y yo viajando en colectivo. No se conseguían los elementos para la quimioterapia, las drogas ni los remedios”. Y explicó que los problemas persisten a pesar del tiempo transcurrido.

“Más de veinte madres me han escrito mientras acompañan el tratamiento de sus hijos, con la esperanza de que se salven. Muchos lamentablemente volvieron sin una esperanza de vida”, lamentó la impulsora de la Ley de Oncopediatría quien a su vez reconoce que la detección temprana implica chance de recuperación en el caso de niños y menores. “Cuando se dejan estar porque no tenemos los medios en un chico que está en una etapa de crecimiento, la enfermedad se desarrolla mucho más rápido. Al estar indefenso, el cáncer lo ataca por todos lados. Si no se diagnostica a tiempo, te puede llevar a la muerte en un año”.

Para Velarde la palabra “terminal” que identifica a la enfermedad, debiera eliminarse para evitar su estigmatización. “El cáncer hoy puede ser curado con el diagnóstico y el tratamiento adecuado; con médicos y enfermeros capacitados. No es lo mismo que tratar a adultos, los tiempos son diferentes”.

La Ley propone la creación de un Centro Oncológico por Provincia para evitar el desarraigo y acompañar desde la cercanía este proceso de Salud.

“Nos manejamos con el boca a boca; todos tratamos de llegar al ojo político. Necesitamos primero la adhesión provincial para respaldar que sea una ley nacional”, indicó Valeria Velarde quien resaltó el pedido común de varias provincias.

“A las madres de niños con cáncer les diría que no se callen, que lo griten, empujen y lo hagan saber. Los hijos sufren y como padres nos encantaría ponernos en su lugar. Tenemos que ser la voz de quienes están internados lejos de sus hogares, de su familia y de lo que es su mundo. Una casa –agregó- cuando el chico vuelve tiene que tener ciertas condiciones para que esté tranquila. Hay que ir por todas las opciones de recuperación, hay que moverse, no hay que perder ni un solo minuto y no tener miedo en mandarle carta documento a las obras sociales que miran para el costado”, concluyó.

Las más leídas

Motor de un deseo. Valeria Valverde exige la nueva legislación.
07 FEB 2021 - 20:49

El 15 de febrero, Día Internacional contra el Cáncer Infantil, se realizará una caravana para acompañar el proyecto de Ley de Oncopediatría que fue presentado en el Congreso de la Nación. La iniciativa pretende ser impulsada desde Chubut como ya se realizó en la provincia de Mendoza, en el afán de sumar voluntades para que la ley tenga alcance nacional.

La ley busca en primera instancia la cobertura médica integral de parte del Estado y las obras sociales para los niños con cáncer. “Se pide además que se construyan Centros Oncológicos Pediátricos porque no los hay. Recién en Comodoro Rivadavia se pudo abrir uno el año pasado a pulmón y por iniciativa de los profesionales médicos del Hospital Regional”, indicó Valeria Velarde, madre impulsora y multiplicadora de la idea.

“La adhesión de las provincias representa poder llevar a tratar a chicos que estén enfermos, sino todo se resuelve en Buenos Aires. Para los que vivimos acá son kilómetros que nos restan un montón de cosas. Hay que pagar alquiler, dejar tu casa y en caso de tener más hijos, dejarlos solos o al cuidado de alguien. El padre tiene un permiso presencial pero el mismo es muy corto, ya que se hace necesario sostener el alquiler o la economía familiar”, destacó en diálogo con Cadena Tiempo.

Velarde reconoció un aumento considerable en la cantidad de casos de cáncer infantil aunque expresó que no existe números oficiales al respecto. “En muchos lugares no se puede diagnosticar. En la ciudad tenemos una salud básica aunque son muchos los chicos que vienen acá a hacerse las terapias”. Plantea la necesidad de que visualice políticamente el proyecto de ley y agradeció a quienes se identificaron con el Lazo Dorado de la campaña. “Muchos la colocaron en su local comercial, en su vehículo o en su casa. O hizo que sus hijos la dibujaran para que vean la necesidad o simplemente la gente se pregunte de qué se trata. Muchos piensan que ya es una ley, pero no lo es”.

“El Estado tiene la obligación –agregó- de generar espacios en donde los chicos puedan hacer su tratamiento con la asistencia educativa que hiciera falta y darle cobertura al padre en el caso de que no tenga trabajo”.

“Hace catorce años la obra social me cerró las puertas y tuve que viajar por mi cuenta. Mi hijo tenía un tumor cerebral, no podía mandarlo en un avión solo y yo viajando en colectivo. No se conseguían los elementos para la quimioterapia, las drogas ni los remedios”. Y explicó que los problemas persisten a pesar del tiempo transcurrido.

“Más de veinte madres me han escrito mientras acompañan el tratamiento de sus hijos, con la esperanza de que se salven. Muchos lamentablemente volvieron sin una esperanza de vida”, lamentó la impulsora de la Ley de Oncopediatría quien a su vez reconoce que la detección temprana implica chance de recuperación en el caso de niños y menores. “Cuando se dejan estar porque no tenemos los medios en un chico que está en una etapa de crecimiento, la enfermedad se desarrolla mucho más rápido. Al estar indefenso, el cáncer lo ataca por todos lados. Si no se diagnostica a tiempo, te puede llevar a la muerte en un año”.

Para Velarde la palabra “terminal” que identifica a la enfermedad, debiera eliminarse para evitar su estigmatización. “El cáncer hoy puede ser curado con el diagnóstico y el tratamiento adecuado; con médicos y enfermeros capacitados. No es lo mismo que tratar a adultos, los tiempos son diferentes”.

La Ley propone la creación de un Centro Oncológico por Provincia para evitar el desarraigo y acompañar desde la cercanía este proceso de Salud.

“Nos manejamos con el boca a boca; todos tratamos de llegar al ojo político. Necesitamos primero la adhesión provincial para respaldar que sea una ley nacional”, indicó Valeria Velarde quien resaltó el pedido común de varias provincias.

“A las madres de niños con cáncer les diría que no se callen, que lo griten, empujen y lo hagan saber. Los hijos sufren y como padres nos encantaría ponernos en su lugar. Tenemos que ser la voz de quienes están internados lejos de sus hogares, de su familia y de lo que es su mundo. Una casa –agregó- cuando el chico vuelve tiene que tener ciertas condiciones para que esté tranquila. Hay que ir por todas las opciones de recuperación, hay que moverse, no hay que perder ni un solo minuto y no tener miedo en mandarle carta documento a las obras sociales que miran para el costado”, concluyó.


NOTICIAS RELACIONADAS