Dos hermanos atacaron la Comisaría de Cerro Centinela y un Policía fue acuchillado

Un encuentro de primera mano tuvo lugar anoche entre la Policía y vecinos de la comuna rural. Hubo detonaciones de arma de fuego y daños en los vidrios de la dependencia policial. Efectivos fueron atacados con un cuchillo por el padre de los autores. Tuvieron que dispararle tres veces en las piernas para lograr detenerlo.

15 FEB 2021 - 11:40

Un grupo de personas causaron destrozos en la dependencia policial de Cerro Centinela. Un policía fue herido en el brazo con un cuchillo. Los agresores fueron identificados y uno de ellos quedó detenido.

El hecho se produjo el lunes, minutos después de las 12 de la noche, cuando el atacante, identificado por la Policía, y su hermano, que también participó de la agresión, se encontraban en inmediaciones a la SubComisaría de la comuna rural de Cerro Centinela y por motivos que aún se investigan comenzaron a lanzar piedras hacia los vidrios de la dependencia.

Los agentes que realizaban la guardia policial informaron que los agresores estaban acompañados por una gran cantidad de personas. Incluso escucharon detonaciones de armas de fuego, aunque por el momento no pudieron determinar si hubo impactos contra la unidad operativa.

Los dos hermanos y un tercer sospechoso fueron sorprendidos horas después en la calle. Los acorralaron en una esquina. Ya estaban “jugados”. Pero antes de que los pudiera agarrar la Policía, se ocultaron dentro de su vivienda, ubicada a unos 30 metros de aquel lugar.

En ese momento salió a la calle el padre de los hermanos portando en su mano un cuchillo de grandes dimensiones. Enfrentó a la policía en un acto desafiante y frío. Arrojó varios puntazos hacia los efectivos. Para disuadirlo, uno de ellos cargó la escopeta y disparó dos municiones de goma a las piernas del hombre luego de que este hiciera caso omiso a la voz de alto.

Pese a los impactos, el atacante continuó de pie, totalmente furioso. Lejos de retroceder, lanzó una serie de estocadas que alcanzaron el cuerpo de uno de los efectivos. Le causó una profunda herida en el antebrazo derecho, con dos orificios de entrada y salida, también un corte superficial en el dedo de la mano izquierda, señalaron los médicos en el Hospital. Antes de ser detenido, el padre de los jóvenes proyectó una última puntada con intenciones mortíferas hacia la espalda del efectivo, pero el cuchillo se estrelló con el chaleco antibalas que salvó la vida del agente herido.

Tras este episodio, uno de los oficiales le disparó con el arma reglamentaria en la pierna izquierda. El impacto lo hizo caer al suelo donde finalmente fue reducido.

Se trata de un varón de 56 años, soltero, pensionado y nacido en Cerro Centinela, a quien se le formularán cargos por el delito de “tentativa de homicidio”. Por el momento permanecerá internando en el Hospital de Esquel con custodia policial.

Enterate de las noticias de POLICIALES a través de nuestro newsletter

Anotate para recibir las noticias más importantes de esta sección.

Te podés dar de baja en cualquier momento con un solo clic.
15 FEB 2021 - 11:40

Un grupo de personas causaron destrozos en la dependencia policial de Cerro Centinela. Un policía fue herido en el brazo con un cuchillo. Los agresores fueron identificados y uno de ellos quedó detenido.

El hecho se produjo el lunes, minutos después de las 12 de la noche, cuando el atacante, identificado por la Policía, y su hermano, que también participó de la agresión, se encontraban en inmediaciones a la SubComisaría de la comuna rural de Cerro Centinela y por motivos que aún se investigan comenzaron a lanzar piedras hacia los vidrios de la dependencia.

Los agentes que realizaban la guardia policial informaron que los agresores estaban acompañados por una gran cantidad de personas. Incluso escucharon detonaciones de armas de fuego, aunque por el momento no pudieron determinar si hubo impactos contra la unidad operativa.

Los dos hermanos y un tercer sospechoso fueron sorprendidos horas después en la calle. Los acorralaron en una esquina. Ya estaban “jugados”. Pero antes de que los pudiera agarrar la Policía, se ocultaron dentro de su vivienda, ubicada a unos 30 metros de aquel lugar.

En ese momento salió a la calle el padre de los hermanos portando en su mano un cuchillo de grandes dimensiones. Enfrentó a la policía en un acto desafiante y frío. Arrojó varios puntazos hacia los efectivos. Para disuadirlo, uno de ellos cargó la escopeta y disparó dos municiones de goma a las piernas del hombre luego de que este hiciera caso omiso a la voz de alto.

Pese a los impactos, el atacante continuó de pie, totalmente furioso. Lejos de retroceder, lanzó una serie de estocadas que alcanzaron el cuerpo de uno de los efectivos. Le causó una profunda herida en el antebrazo derecho, con dos orificios de entrada y salida, también un corte superficial en el dedo de la mano izquierda, señalaron los médicos en el Hospital. Antes de ser detenido, el padre de los jóvenes proyectó una última puntada con intenciones mortíferas hacia la espalda del efectivo, pero el cuchillo se estrelló con el chaleco antibalas que salvó la vida del agente herido.

Tras este episodio, uno de los oficiales le disparó con el arma reglamentaria en la pierna izquierda. El impacto lo hizo caer al suelo donde finalmente fue reducido.

Se trata de un varón de 56 años, soltero, pensionado y nacido en Cerro Centinela, a quien se le formularán cargos por el delito de “tentativa de homicidio”. Por el momento permanecerá internando en el Hospital de Esquel con custodia policial.


NOTICIAS RELACIONADAS