PROVINCIA

Hubo 15 allanamientos por el robo de vacunas en el Hospital de Comodoro

Revisaron casas de enfermeros, personal de limpieza y de seguridad presentes en la fecha del hecho. Secuestraron celulares.

17/02/2021 02:00

los allanamientos realizados ayer en el marco de la investigación.

1.733

Ayer hubo 15 allanamientos en las casas de enfermeros y empleados de limpieza y seguridad del Hospital Regional de Comodoro Rivadavia, en la causa por las 30 vacunas que fueron sustraídas en el Hospital Regional. Se habrían secuestrado celulares. Los involucrados estuvieron presentes en el nosocomio el día del robo.

En ese marco, el Ministerio Público Fiscal marcó que a el 8 de febrero fue presentada la denuncia en sede del Ministerio Público por parte de la Directora del Área Programática Sur, denunciando hechos de hurto de vacunas de la segunda dosis de Sputnik V, hechos estos que habrían ocurrido entre el 26 y 27 de enero. Inmediatamente el Ministerio Público cursó medidas de averiguación preliminar practicando la inspección ocular del lugar del hecho, relevamiento de cámaras de seguridad, identificación de testigos y análisis de información administrativa, entre otras diligencias iniciales y urgentes. Toda la información recabada se encuentra siendo analizada a los efectos de concretar nuevas diligencias que permitan esclarecer éste gravísimo hecho.

La actividad se desarrolla con la mayor celeridad posible buscando sortear los obstáculos que para la investigación representa el tiempo transcurrido entre los hechos y la denuncia. Se encuentran abocados en forma permanente a la investigación del presente ilícito la fiscal general Andrea Rubio y el procurador de Fiscalía Cristian Olazabal.

Aportan nombres del personal

Desde la Dirección del Hospital Regional de Comodoro Rivadavia, el doctor Eduardo Wasserman expresó su interés en determinar los hechos que derivaron en la sustracción de treinta dosis de vacunas en un área del edificio, cedido a tal fin al Área Programática Sur. “Yo presté mi casa” para que se haga la vacunación”, remarcó.

Y en diálogo con el programa “Fase Cero” (Cadena Tiempo Comodoro) pidió que se exonere a los responsables de este hecho si es que éstos se desempeñan dentro del ámbito hospitalario.

“Todo esto lo estaba manejando el Área Programática. Ya hablé con la parte judicial, tiene que armarse la parte sumarial, se están juntando datos de las cámaras y de seguridad”, expresó.

Wasserman indicó que conoció la situación mientras se hallaba en la ciudad de Trelew por cuestiones familiares y expresó su sorpresa por la repercusión que tuvo la noticia, inclusive en medios nacionales que dieron cuenta del robo de vacunas. “Hablé con la parte judicial y estamos esperando que avance la investigación. Internamente vamos tomando parte aunque en realidad debe ser el Área Programática quien debe dar el puntapié inicial”.

Y aclaró que el Hospital Regional solamente se limitó a ceder el espacio para que se lleve adelante la vacunación. “Toda la logística e incluso, los voluntarios estuvieron trabajando dentro del lugar que es un consultorio nuevo, que hace un mes acaba de entregar la empresa constructora. Está situado en la planta baja del Hospital, tiene cosas faltantes y no tiene cámaras internas. No se sabe qué pudo haber pasado, todo está en investigación y es lo único que puede decirse”, detalló Wasserman quien centralizó el manejo de la oficina en el Área Programática Sur.

“Robar una vacuna de fase dos quiere decir que fue alguien que se colocó la fase uno. O que haya ocurrido algo similar sin que se hayan dado cuenta. O que se trató de un daño por el daño mismo. Quizás hasta hubo desconocimiento de lo que significan las dosis. Cada uno investigará por su lado y después la Justicia determinará”.

“Si fuera gente del sistema –advirtió- cabe una exoneración más que de una sanción. La gente se ha vuelto a relajar y volvieron los problemas administrativos y de recurso humano en un sistema que hay que arreglar. Hace poco sancioné a seis personas con el máximo de autoridad que tengo porque se están cometiendo horrores administrativos y de trabajo. Es muy difícil para uno abrir las puertas porque los `cachetazos´ vienen de todos lados”, dijo Wasserman.

Limpieza y seguridad

El director del Hospital dijo haber entregado la llave de la oficina en la que se realiza la vacunación y prefirió no hacer especulaciones sobre lo que pudo haber ocurrido.

“Yo entregué la llave al Área y ellos se encargaron de detallar quien ingresaba al lugar. A pedido de la Justicia hemos dado nombres del personal de la limpieza y de seguridad que está a veinte metros del consultorio. Es raro que no se haya visto nada y no se vea a alguien salir de ahí sin tener conocimiento. Debe haber ocurrido un día no laborable o en un horario de poca circulación. Quisiera saber por qué las dosis se guardaban en el lugar cuando la cámara esta en otro edificio, a doscientos metros. Ahora el vacunatorio no estará más acá. Desconozco si será por este motivo”.

En cuanto a la seguridad del Hospital, Wasserman indicó que el sistema está tercerizado a una empresa privada. “Hay un seguridad por piso durante las veinticuatro horas. La cámara se maneja desde el subsuelo y además en la guardia hay seguridad privada y una parte, de Policía de Chubut resguardando el ingreso. Tal vez falte poner más gente pero el `choreo´ siempre ocurre”.

Aclaró que ingresará una nueva tanda de vacunas, destinadas a una campaña masiva de la población. Y lamentó que nuevamente, pese a la baja de casos, la gente haya disminuido los cuidados preventivos y siga colapsado el ingreso hospitalario por otras patologías. “Yo quiero saber lo que pasó, es difícil de analizar. Ojalá que se pueda llegar al final de esto. Hubo muchas propuestas y tentaciones, siempre hay gente que quiere sacar ventaja de las situaciones. De mi parte nunca voy a permitir nada que no corresponda”.