POLICIALES

Un pantalón y un par de zapatillas, claves para atrapar al presunto asesino de Fabián Acuña

Lo detuvieron durante el registro de una vivienda que, por sorpresa, realizó la Policía. Era buscado por el crimen del entrenador.

28/02/2021 02:00

El detenido es Marcos Álvarez, un profesor de MMA.

5.791

Con relación a la muerte de Fabián Acuña, este sábado se llevaron a cabo dos diligencias en la calle San Juan al 1200 y en una vivienda de Alberdi y Alem y en donde fue detenido un individuo, presunto autor del crimen.

El procedimiento se realizó durante las primeras horas de la mañana. Según indicaron fuentes policiales, tras una ardua labor de inteligencia, personal del grupo especial GEOP capturó al principal sospechoso por la muerte del ex integrante de la banda de los “poliladron”.

En ese sentido, la Fiscalía de Puerto Madryn informó que el detenido es Marcos Antonio Álvarez, un profesor de MMA de 34 años. El hombre, que queda captado por las cámaras de seguridad externas del gimnasio, ingresó pasadas las 21 al local con el casco de la moto puesto, lentes, guantes y vistiendo una campera y pantalón largo. Estuvo menos de dos minutos, ya que efectuó los disparos y se retiró. La hipótesis de los investigadores es que se trató de un “ajuste de cuentas”, aunque se desconocen los motivos.

El ilícito investigado aconteció el pasado 18 de enero, en Puerto Madryn. Acuña murió en el Hospital Ísola producto de cinco impactos de bala luego de un ataque a quemarropa en la puerta del gimnasio Tupac Gym.

Acuña había sido condenado en 2012 como uno de los integrantes de la banda que intentó asaltar el cajero automático de Puerto Pirámides junto a un grupo de policías. En el último tiempo manejaba el gimnasio Tupac Gym y se dedicaba a la compra venta de automóviles.

Pericias claves

La investigación que llevó adelante la División de Investigaciones fue minuciosa. Entre los elementos indiciarios que poseen los investigadores se encuentra la ropa que poseía el autor del homicidio y la ropa que utiliza Álvarez. Los datos que los investigadores consideran clave son las zapatillas, un pantalón con la inscripción Jiu Jitsu en japonés y una mochila de características particulares.

Los peritos informáticos lograron recuperar fotos borradas del celular dónde se lo ve a Álvarez con la misma ropa que utilizó el autor del homicidio; es decir, las zapatillas, el pantalón que dice Jiujitsu y usando la mochila. Y también una fotografía de un arma sobre la mesa de su casa.

Días pasados se realizó un allanamiento en el domicilio de Álvarez y se secuestraron elementos, como ropa y aparatos electrónicos. La medida fue autorizada por el juez Horacio Yangüela a pedido de la Fiscalía. Los elementos, una notebook y un celular, fueron peritados y el informe preliminar fue clave para pedir la detención.

Otro dato que consta en la causa es el recorrido de las cámaras de seguridad que captan el recorrido del autor del crimen, a bordo de su motocicleta, momentos previos del homicidio desde cercanías del domicilio de Álvarez hacia el gimnasio. Y luego de cometido realiza el mismo recorrido.

A esto se suma el recorrido de las antenas que captan al celular de Álvarez en la zona del gimnasio. La pericia con la que cuentan los investigadores indica que hace el mismo recorrido, desde su domicilio hasta el gimnasio el día del crimen, el cual va marcando las antenas de telefonía.

Marcos Antonio Álvarez, en el momento de ser detenido por la Policía.

Marcos Antonio Álvarez, en el momento de ser detenido por la Policía.