ECONOM√ćA

El ministro de Economía de Bolsonaro amenaza con renunciar

El ministro de Economia de Brasil, Paulo Guedes, amenazó hoy con dejar el cargo en caso de que el presidente, Jair Bolsonaro, busque otro rumbo económico y advirtió que el país "puede convertirse en seis meses en una Argentina" en caso de que siga endeudándose para sostener la crisis de la pandemia.

02/03/2021 12:39

494

"Si yo tuviera que empujar a Brasil hacia el camino equivocado, prefiero no empujarlo, prefiero salir", afirmó Guedes en el marco de las críticas del mercado financiero a Bolsonaro por haber cambiado al presidente de la estatal Petrobras por no estar de acuerdo con la política de precios no regulados y que generan protestas en una parte de la base bolsonarista, los camioneros.

Sin embargo, aclaró que recibe mensajes de Bolsonaro para ir en la dirección correcta.

En ese marco, sostuvo que su gestión puede estar marcada por el endeudamiento, siendo él un abanderado de la ortodoxia de los Chicago Boys, lo cual provocaría una situación macroeconómica como la generada en la Argentina por la toma de deuda.

"Para convertirnos en Argentina tendremos seis meses, para convertirnos en Venezuela, un año y medio . Si se hacen mal las cosas, eso se hace rápido. Ahora, si queremos ser Alemania o Estados Unidos son necesarios 10 ó 15 años en otra dirección", afirmó Guedes, quien en 2019 logró aprobar la reforma jubilatoria y ahora busca covalidar la que cambia el régimen de los empleados públicos y la tributaria.

En el podcast Primocast, Guedes defendió la apertura económica y una agenda neoliberal con privatizaciones.

"¿Prefieren ser Venezuela o un país con tasas bajas, inversión alta, empleo, renta, bolsa subiendo, todos ganando y abriendo champagne, un país próspero?", afirmó Guedes.

Guedes también dejó abierta la posiblidad de vender la petrolera estatal Petrobras, la mayor de Brasil, que tiene capital abierto en bolsa desde 1999.

"Tenemos que dar dividendos para el pueblo brasileño. O se pagan dividendos o se vende", afirmó.

El lunes, el presidente Bolsonaro anunció la eliminación de impuestos en el gas de garrafa y en los combustibles para contrarrestar nuevos aumentos determinados por Petrobras y ordenó que se reduzcan incentivos de las industrias químicas y bancos.