PROVINCIA

Imputarán a una exfuncionaria por sustraer caudales públicos

Se trata de Andrea Rowlands, que fue secretaria de Gobierno de la gestión de Sergio Ongarato y manejó la Terminal. Cobró $ 2 millones que nunca ingresó a la cuenta oficial.

03/03/2021 02:00

Investigada. Fiscalía comprometió a Rowlands con tres hechos.

2.367

El 8 de abril se realizará la audiencia de apertura de investigación por las presuntas irregularidades en la Terminal de Ómnibus de Esquel. Se investiga peculado, malversación de caudales públicos y falsedad ideológica de instrumento público, agravado por la calidad de funcionaria pública de la imputada, Andrea Rowlands, exsecretaria de Gobierno y exgerenta de la Terminal entre 2016 y 2019.

La fiscal María Bottini le imputará tres hechos. El primero habría ocurrido entre el 2 de enero de 2016 y el 31 de diciembre de 2019, cuando Rowlands fue contratada por la Municipalidad para la Gerencia de la Terminal. “Habría procedido, en tal calidad, a sustraer caudales públicos cuya administración le fue confiada en razón de su cargo”, dice el parte de prensa de Fiscalía.

Cobró $ 1.956.055 de parte de los inquilinos de 18 locales comerciales, 6 kioscos y 1 stand, que funcionan dentro de la Terminal. El dinero era en concepto de alquiler, expensas, descarga y desinfección de baños químicos, toques de plataforma y estacionamiento. Esa plata no ingresó en la cuenta habilitada por el municipio en el Banco del Chubut “ni tampoco utilizado para otros fines dentro del área que administrara la imputada.”

Según la fiscal, como secretaria de Gobierno desde diciembre de 2019, Rowlands entregó recibos de pago en concepto de expensas y alquileres por montos que no ingresó, tal su obligación, a la cuenta corriente municipal.

El segundo hecho se sitúa entre el 2 de enero de 2016 y el 31 de diciembre de 2019. Como gerenta de la Terminal, afectó $ 99.000 que había transferido una empresa a la cuenta municipal, a cancelar deuda de varias empresas “otorgándole así un destino diferente al que debiera estar afectado”.

Según el tercer hecho, el 28 de noviembre, “procedió a insertar y suscribir falsamente la condición de libre deuda, expedida bajo el certificado correspondiente, a una empresa informándose en el marco de la investigación, por parte de la Coordinación de Gestión y Finanzas de la Municipalidad de Esquel, que del análisis contable sobre el sistema de facturación y las cobranzas ingresadas, esa empresa mantenía una deuda de $ 435.600 y que se encontraban imposibilitados de emitir un libre de deudas”. “Generó de tal manera el perjuicio a la Administración Pública y a la empresa en cuestión, en tanto que dicho monto no fue ingresado a la Cuenta Municipal Bancaria correspondiente, disponiendo del mismo y manteniéndose en los Registros financieros la deuda de dicha empresa”.