PROVINCIA

Comodoro: ya suman más de 1.500 los trámites recibidos entre medidas cautelares y denuncias

Cara visible. La subcomisario Díaz, a cargo de un área muy sensible.

1.961

Soledad Díaz, subcomisario a cargo de la Comisaría de la Mujer de Zona Norte de Comodoro Rivadavia, resaltó la visibilización de los casos de violencia familiar y el aumento de las denuncias como también los medios legales y policiales que se disponen para resguardar a la víctima de violencia de género. “Transitamos momentos difíciles desde hace algún tiempo, los casos son más frecuentes y se observan con mayor frecuencia por lo que hay que seguirlos trabajando”

Díaz también presta servicios de reemplazo en la dependencia específica de Zona Sur. Indicó que se avanza con campañas de difusión de la tarea que cumple ésta área de la Policía. “Hacemos un trabajo conjunto de charlas con Uniones Vecinales para dar a conocer no solamente nuestro trabajo sino también el de Policía Comunitaria”.

“Necesitamos seguir trabajando para que la mujer víctima pueda llegar y ser asistida, con sus medidas de protección y su debida reserva en el trámite que radica. Es importante que las mujeres se acerquen y se informen, la funcionaria en Comisaría le dirá los trámites que se pueden recepcionar y ahí se decide si denunciar o dejar asentado la situación”.

La subcomisario explicó que al momento de recibir y dar curso a los casos, Policía se interioriza, escucha el relato y plantea las opciones para formular una denuncia penal, de violencia familiar o un acta de presentación. “Estos trámites dependen de la comisión o no de un delito encuadrado en el Código Penal. Después están los delitos de violencia familiar que tienen un contexto civil y en las actas deja sentado es alguna situación diferente relacionada con conflictos que involucren a niños o regímenes de visita”.

“Para esos tres trámites se pueden pedir las medidas cautelares, sea prohibición de acercamiento; exclusión del hogar; reintegro al hogar, intimación a la persona a cumplir éstas medidas. Tomamos esto y se lo solicitamos a los tres Juzgados de Familia. Como guardia de refuerzo se encuentra la Jueza de Paz”, explicó sobre los procedimientos en la Comisaría de la Mujer.

Se reconoce que las víctimas suelen denunciar desobediencias a las medidas de protección. “Hay que hacer un trabajo de fondo para el cambio de algunas leyes. Hay casos de mujeres configurados con lesiones y amenazas por el Código Penal como violencia de género pero en cambio, cuando existe un femicidio y a partir de la muerte recién se considera un factor agravante”.

La subcomisario Díaz explicó que la denuncia penal configura un delito pero aclaró que el trámite que se toma en la Comisaría sirve para las siguientes instancias del proceso. “Una vez que la mujer insiste con la recepción de la denuncia, aunque puede significar un trastorno judicial durante el proceso cuando la denuncia sale a Fiscalía, la misma se archiva porque no se considera delito. Estas cuestiones son consideradas más de fondo”.

Aclaró que no es necesario el patrocinio de un abogado para denunciar. “Es más, si el abogado va a la Comisaría no ingresa porque sólo escuchamos a la víctima; ingresa sola y eso hace que pueda encontrarse con la empleada policial, abrirse y contar lo que padeció. Con un abogado podría ir inducida o con palabras técnicas que no son propias de ella”.

En cuanto al volumen y a la cantidad de trámites, las dos Comisarías de la Mujer que funcionan en Comodoro mantienen, en términos generales, las estadísticas del año pasado. “Entre las dos comisarías tenemos más de 1.500 trámites recepcionados entre medidas cautelares y denuncias”.

Hoy Día de la Mujer “trabajaremos en Asociaciones Vecinales que nos convocaron, con folletería para que las potenciales víctimas cuando sientan la necesidad de acercarse, conozcan el acompañamiento que se les puede brindar. Lo más importante es concientizar. Quien deba denunciar, debe saber que estamos para escucharla y atenderla más allá de que sea una situación difícil y hasta privada”.