PROVINCIA

Repudian violencia contra trabajadores de Servicios Públicos en sede Cholila

el segundo jefe de la delegación de Servicios Públicos del Noroeste del Chubut, Mauro Palma.

2.158

En diálogo con Cadena Tiempo, el segundo jefe de la delegación de Servicios Públicos del Noroeste del Chubut, Mauro Palma repudió un hecho de violencia que sufrieron los trabajadores de la sede ubicada en Cholila. En reclamo por los servicios, un hombre se acercó con actitud violenta, rompió vidrios y amenazó al personal, pero la policía nunca llegó. Sucede que los trabajadores mantienen una retención de servicios por tiempo indeterminado, en virtud de un hecho en el que se electrocutó un operario a causa de la negligencia de un vecino y de la falta de elementos de trabajo.

“Repudiamos esta situación. Este hombre pateo la puerta, quiso romper los vidrios y amenazó a varios compañeros de trabajo. Desde hace años que venimos hablando de la delicada situación de los servicios públicos en la provincia. Estamos en retención de servicios por la situación en la que un compañero quedó electrocutado por la negligencia de un vecino y casi se muere”, resumió Palma.

Y agregó: “Todos los vecinos tienen empatía con nuestro reclamo, pero solo cuando tienen agua y luz, cuando se cortan los servicios es otra la cuestión. El único responsable de todo este y de la decadencia de los servicios públicos es el gobernador de Chubut. La solución del problema recae sobre el poder ejecutivo, no sobre nosotros. Parecemos pordioseros como estamos trabajando. Es un desastre”.

En la misma línea, el representante sindical fue más allá y se preguntó: “No sé qué más están esperando, quieren personas muertas, mártires, yo no sé realmente. No les importa nada y no sabemos que quieren. Ahora, iniciamos una medida de fuerza y nos llaman para la conciliación obligatoria, pero no sé qué quieren conciliar”.

Sin energía no hay progreso

Palma graficó la delicada situación en la Comarca en torno a los servicios públicos y arrojó: “Necesitamos que esto se resuelva cuanto antes, porque son servicios esenciales. Sin energía no hay desarrollo, crecimiento, ni seguridad”.

“Sin ir más lejos – continuó el sindicalista - hace unos días vino un empresario a Cholila para poner una fábrica y nos vino a solicitar que le garanticemos la energía eléctrica. Dijo que iba a tener más de 50 puestos de trabajo. Bueno, no pudimos garantizarle el servicio, vergüenza ajena da. Hay que reactivar los servicios públicos para que se ponga en marcha la industria y haya más puestos de trabajo”.