PROVINCIA

Nación le bajó el tono a la disputa con Arcioni pero maneja línea directa con intendentes

Leé La Columna del Domingo, la tradicional editorial de la edición dominical de Jornada, con la mejor información política de Chubut.

04/04/2021 02:00

Un encuentro, una foto. “Wado” de Pedro se encontró con Arcioni esta semana.

2.127

Bajar un cambio. El encuentro que sostuvieron este miércoles en Buenos Aires el ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro y el gobernador chubutense, Mariano Arcioni, más que palabras arrojó una imagen necesaria: fue la primera foto tras los episodios de Alberto Fernández en Cordillera que generaron durísimas críticas del ministro (entre otros) hacia el gobernador. La crispación entre dirigentes no es buena porque, más allá de lo que se propale desde las formalidades, siempre genera cortocircuitos en los hechos y eso, al final de todo, lo paga la sociedad.

El encuentro sirve, también, para morigerar las aspiraciones de aquellos que vieron en esas fisuras la posibilidad de filtrar sus propios intereses en la generación de grietas. La provincia, y tampoco el país, están para peleas estériles.

El gobierno nacional tiene demasiados problemas con los índices históricos de pobreza y una segunda ola de coronavirus que ya empezó, con variante más agresiva, contagiosas y letales y de la que se supone que superará largamente los números de 2020. En ese marco tener que salir al auxilio de una provincia no está en la cabeza de nadie, y menos de Alberto; y la administración Arcioni, que sigue con los números en rojo, no puede ni imaginar un distanciamiento cuando necesita auxilios financieros todo el tiempo.

No obstante, está claro que Nación marca la cancha y pasa factura por lo que ocurrió en Lago Puelo aquella vez: esta misma semana los intendentes de la Comarca Andina afectados por los incendios estuvieron de gira por los despachos nacionales, fueron recibidos por el Presidente primero y por ministros después, recibiendo directamente ellos las ayudas. Arcioni sabe que, en otro contexto, él hubiese sido la cabeza de la delegación. Tendrá que remar un poco más antes de recomponer totalmente la relación.

Sin definiciones

Mientras tanto, con la pelea por las bancas en el Congreso a la vuelta de la esquina, el peronismo sigue barajando nombres, pero sin definiciones claras, acaso porque no son pocos quienes piensan que intentarán instalar los candidatos desde el mismísimo gobierno nacional que necesita, y mucho, de todos las manos posibles para afrontar los últimos dos años de gobierno de Alberto.

El problema, de todo todas formas, no se agota en esa falta de definiciones sino en el trabajo que implica construir una candidatura con chances reales y la estructura que para eso debe ponerse en marcha, algo de lo que hoy carece un peronismo que está claramente atomizado. La falta de una figura potente, con ascendencia propia y liderazgo por sobre los regionalismos tampoco ayuda demasiado para esperanzarse. No son pocos los que, en ese marco, plantean la necesidad urgente de una renovación profunda, un rearmado que no dependa de los nombres sino del trabajo en terreno para lo que hoy, reconocen, sencillamente no hay gente.

Los regionalismos con sus peleas sin una mirada provincial conspiran, además, para una reagrupación seria y necesaria.

“En el peronismo chubutense estamos a mitad de camino ahora mismo: lo viejo tarda en morir y lo nuevo tarda en nacer”, graficó un veterano conocer de los vericuetos del partido del General.

Sorpresa y media

Esta semana el INDEC dio a conocer los datos de la pobreza para el segundo semestre de 2020. No sorprendió, en rigor, el 42% a nivel nacional toda vez que se trata del año que estuvo atravesado por la pandemia, pero sí llamó la atención, en Chubut, el repunte en el aglomerado Trelew-Rawson, en donde según el organismo once mil personas salieron de la pobreza. Pasó de 39,7% a 32%, un dato que resulta por lo menos complejo de comprobar en el día a día cuando se camina por las calles.

Revalorizar la política

Este martes en Puerto Madryn se puso en marcha la Diplomatura en Ciencias Políticas para el Desarrollo Local y Regional de la Universidad de Chubut a través de un trabajo en conjunto entre el municipio, la Fundación Patagonia Tercer Milenio, la Fundación Konrad Adenauer, y Acep.

En el acto estuvieron presentes el líder del sindicato de Luz y Fuerza, Héctor González, el intendente de la ciudad, Gustavo Sastre y el senador Alfredo Luenzo.

“Tenemos que preparar a los hombres del mañana, darle cobertura a la juventud para que lleguen más preparados que nosotros”, dijo después González, que habló de trabajar en comunión y apostar a la capacitación.