PROVINCIA

Falso testimonio: denuncian a empleadas de Educación

El jefe de la Unidad Anticorrupción, Omar Rodríguez presentó una denuncia contra las dos testigos que aseguraron haberlo visto interrogar a uno de los imputados por defraudación en Educación, Raúl Care, aunque después en la audiencia correspondiente a la recusación, quedó desestimada esta acción.

07/05/2021 02:00

Salida. Tras su presentación en Fiscalía, el investigador explicó de qué se trató su denuncia a dos personas.

1.726

Se trata de Cinthia Evans y Luciana Di Rico.

Cuando se debía iniciar el juicio contra Graciela Cigudosa y otras personas relacionadas a empresas de construcción y funcionarios de la cartera de Educación, los defensores recusaron a los fiscales Rodríguez y Alex Williams.

Según detalló Rodríguez, “con motivo de la recusación que plantearon las defensas contra mi persona y la del fiscal Williams, se hizo la correspondiente audiencia encabezada por el Procurador General, y en ese marco las defensas ofrecieron testimonios. Dos de ellos fueron los de Cinthia Evans y Luciana Di Rico, que tienen relación cercana a los imputados, incluso Evans trabaja como asesora en la Legislatura de la diputada Graciela Cigudosa, y la restante tiene una relación de amistad con Raúl Care”.

“Concretamente lo que hicieron fue venir a reforzar los dichos del imputado Care que dice que el día del allanamiento en el Ministerio de Educación yo estuve con él en esa diligencia y lo interrogué sobre los aspectos de las contrataciones. Estas dos testigos intentaron reforzar los dichos del imputado, que yo había estado cuando yo no estuve y que lo había interrogado, cuando no se puede”.

Según Rodríguez, “surge claramente por elementos de la causa como actas confeccionadas por el personal policial y también los testimonios de los policías que declararon en la audiencia que no me vieron. Yo estuve en las cercanías del edificio y ofrezco una fotografía de donde entiendo pudieron hacer una descripción de cómo estaba vestido ese día, pero no estuve dentro de la oficina de Care ni de Cigudosa”, reconoce.

Aclara que estuvo junto al fiscal Williams “chequeando cómo estaban los allanamientos y en el transcurso de media mañana nos tuvimos que ir a una de las empresas de otros de los imputados, el señor Schmitd, que me tocó intervenir porque había destruido un documento y se ordenó su detención”.

La denuncia es por falso testimonio y la pena comprende de un mes a cuatro años de prisión. La misma se radicó en la Fiscalía de Rawson “por haber afirmado situaciones falsas como verdaderas, cuando ellas sabían que eso era falso”, informó Rodríguez.#