PROVINCIA

Sin ser de riesgo, ladrones, asesinos y un femicida fueron vacunados en las cárceles de Chubut

Se había pedido la dosis sólo para los internos “de riesgo”. Pero llegaron a más presos, que son jóvenes y sin comorbilidades.

15/05/2021 02:00

Jornada accedió al listado completo de vacunados el 28 y 29 de abril en la Alcaidía Policial y el IPP de Trelew.

5.653

Un centenar de detenidos en distintas unidades penales de la Provincia del Chubut recibieron en las últimas semanas la primera dosis de la vacuna contra el Covid. La vacunación fue organizada por cada una de las unidades carcelarias (desde comisarías y alcaidías policiales, hasta el Instituto Penitenciario Provincial –IPP- de Trelew, entre otros), en línea con el Ministerio de Salud y la Dirección General de Políticas Penitenciarias, que depende del Ministerio de Gobierno.

El pedido original había partido desde la Oficina de Asistencia a Personas Privadas de la Libertad, que depende del Ministerio de la Defensa Pública de Chubut, el organismo judicial que fue el que realizó el relevamiento que arrojó el dato de que unas 60 personas privadas de la libertad, que están alojadas en centros de detención de toda la provincia, integraban el grupo de riesgo sanitario y etario (por edad), por lo cual se sugirió que debían recibir la vacunación contra el Covid.

Sin embargo, según pudo confirmar Jornada de varias fuentes, e inclusive de un listado oficial, la vacunación contra el Covid en distintas cárceles excedió a la petición original de la Defensa Pública y se terminó aplicando hasta ahora la primera dosis de la vacuna de Astra Zéneca a muchos jóvenes sin comorbilidades, y a otros de más edad pero que tampoco están dentro de los grupos etarios de riesgo, que son los que vienen siendo vacunados en general.

Además, según estos listados, entre los vacunados figuran nombres de delincuentes, asesinos y hasta un conocido femicida que no están por edad ni por cuestiones de salud en riesgo sanitario y que sin embargo recibieron su dosis de Astra Zéneca. Por ejemplo, 40 de los 53 vacunados en la Alcaidía y el IPP de Trelew tienen menos de 30 años.

También, de acuerdo a lo relevado por Jornada, muchos detenidos se negaron a recibir sus dosis, algo que está contemplado ya que la vacunación contra el Covid no es obligatoria y el estar detenido no invalida muchos de los derechos que asisten a las personas en esa condición.

Según el relevamiento oficial realizado hace algunas semanas, en el área del Valle Inferior, que incluye al IPP, la Alcaidía Policial de Trelew, el Centro de Detención de la Comisaría Tercera, la Comisaría Cuarta y la Comisaría de Playa Unión, había 39 personas en condiciones de vacunarse contra el Covid por edad o por pertenecer a grupos de riesgo. Otras 11 personas estaban en la misma situación en el área de la Unidad Regional de Comodoro Rivadavia y una decena en la ciudad de Esquel.

Sin embargo, según un listado oficial al que accedió este diario, se vacunó a muchos más detenidos de los que estaban en condiciones de recibir una vacuna. Sólo en la Alcaidía Policial y en el IPP de Trelew –ubicado sobre la Ruta 3 camino a Puerto Madryn-, se vacunaron 53 presos, en tanto otros 18 se negaron por escrito a recibir las dosis.

En la Alcaidía Policial, por ejemplo, de los 41 detenidos que figuran en el listado, 16 dejaron expresa constancia en la planilla que no querían vacunarse. Mientras que en el IPP, de 30 presos que figuran, 3 no accedieron a colocarse la vacuna.

En el oficio policial al que accedió Jornada se aclara expresamente que las vacunaciones se realizaron gracias a “gestiones realizadas por Políticas Penitenciarias”, y que en ese sentido personal del área de Enfermería de la Alcaidía Policial había procedido a la vacunación dentro del propio lugar de detención.

Para más datos, el 28 de abril pasado se utilizó un lote de la primera dosis de Astra Zéneca en internos de la Alcaidía Policial y del IPP de Trelew. El oficio aclara que sólo se vacunó que a quienes “han aceptado de forma voluntaria la aplicación de dicha dosis, haciendo constar ello en una planilla que se adjunta como así también quienes se han negado a recibir la aplicación de la vacuna”, aclara el oficio.

Hasta ahora, ninguna fuente oficial confirmó si este sistema de vacunación se realizó en otras dependencias policiales de la provincia. Aunque ayer corrió el rumor dentro de fuerzas de seguridad de que algunos jefes de centros de detención ubicados fuera de la zona del Valle se habrían negado a implementar la vacunación sugerida.

Apellidos conocidos, con y sin vacunas

El listado oficial de vacunados al que accedió este diario incluye a 71 detenidos alojados en la Alcaidía Policial y el Instituto Penitenciario Provincial (IPP), ambos de Trelew.

Entre los que aceptaron y fueron vacunados en estos dos centros de detención están dos conocidos delincuentes de la zona del Valle, condenados por múltiples hechos de robo y asesinatos: Jonathan Alberto “Monito” Williams, de 35 años, y Néstor Fabián “Mota” Curiqueo, de 47 años. Salvo que tengan alguna comorbilidad, no tienen la edad para recibir la vacuna.

Lo mismo que Diego Correa, de 49 años, exsecretario de Mario Das Neves, condenado en causas de corrupción, que también recibió su dosis.

Otro caso llamativo es el de Nalib Zajur, un joven de 20 años detenido por un doble crimen narco ocurrido en 2018 en Puerto Madryn, que también recibió la vacuna a pesar de su edad. También aparece otro conocido de Puerto Madryn: Dante Donnini, de 51 años, condenado por el femicidio de la estudiante Diana Rojas, ocurrido en 2018 en la ciudad portuaria.

También el joven médico Nicolás Suganuma, de 26 años, acusado por atropellar y matar en estado de ebriedad a Ronald Guerra en Playa Unión, recibió su dosis de Astra Zéneca.

En cambio, el abogado Oscar Romero, de 58 años, detenido por un intento de asesinato, no recibió su dosis, según las planillas del IPP, en donde el 29 de abril se realizaron las aplicaciones,

El Instituto Penitenciario Provincial, sede de un vacunatorio carcelario.

El Instituto Penitenciario Provincial, sede de un vacunatorio carcelario.